Este aparato da independencia a los ciegos

Compartir

La firma israelí OrCam llegó a México con sus dispositivos de visión artificial que permiten lectura y reconocimiento de rostros y objetos.

El dispositivo MyEye permite que personas con debilidad visual o invidentes puedan reconocer colores y leer.Fuente: Cortesía OrCam
Gabriela perdió la vista a los 14 años, y una de las cosas que más extrañaba era poder leer. Pero desde hace dos meses, devora libros ella sola.

“A mí me encantaba leer, era algo que antes de que terminara de perder mi vista disfrutaba mucho; ahora puedo leer nuevamente, sin depender de intercambiar horas de terapia por lectura o esperar a que alguien tenga tiempo para leerme. Ahora tengo esa independencia”, señala en entrevista Gabriela Jaimes Magallanes, psicóloga residente de Veracruz.

Lee con apoyo de un aparato llamado MyEye, de la empresa israelí OrCam, que ya se puede adquirir en México.

El dispositivo cuenta con una computadora con software inteligente, control táctil, una cámara, altavoces, micrófono y batería. Se coloca en el armazón de cualquier anteojo y permite la lectura de textos impresos o digitales; el reconocimiento de rostros, productos y colores, y la identificación de billetes de diferentes denominaciones y países, entre otras funciones.

“Ya llevo cinco libros, estoy leyendo el sexto actualmente. Me ayuda muchísimo: para ir a los restaurantes para conocer el menú sin que nadie me lea; poder seleccionar bien la ropa que me voy a poner, según mis gustos, y combinar y verme bien, también me ayuda en las compras”, cuenta Gabriela.

OrCam fue fundada en 2010 por el profesor Amnon Shashua (CTO) y Ziv Aviram (CEO), que son también cofundadores de Mobileye, un sistema de visión artificial para prevención de accidentes de autos que en 2017 fue adquirida por Intel por 15 mil 300 millones de dólares.

Algunas funciones de MyEye

Responde intuitivamente a gestos sencillos de las manos

Lee cualquier superficie, incluyendo periódicos, libros, menús, señales, etiquetas de productos y pantallas

El reconocimiento instantáneo de caras funciona sin interrupciones

Identifica productos, colores, billetes y artículos para hacer más fácil su rutina diaria
El dispositivo está pensado para personas con ceguera total, adquirida o de nacimiento, todos los tipos de baja visión y dislexia, explica a El Financiero Nikol Wolpert, responsable de desarrollo de negocio para América Latina de OrCam Technologies.

A la región entraron a finales de 2017, no de forma planeada, sino por la demanda de usuarios en países como Brasil o Argentina, y se instalaron formalmente en México en mayo de este año.

El modelo más reciente, llamado MyEye 2.0, permite actualizaciones vía WiFi. “El software va a ir cambiando pero el hardware se queda igual”, dice Wolpert. “Por ejemplo, tuvimos una actualización a finales de mayo de los pesos mexicanos, antes el dispositivo no los leía, entonces todos los dispositivos que están en México se pueden actualizar”.

Para lograr avances como la lectura de pesos mexicanos, OrCam cuenta con un equipo que se dedica a entrenar a la inteligencia artificial. “Nosotros mandamos todos los tipos de billetes y el equipo toma fotos de diferentes lados, de diferentes formas, y diciendo, estos son 100 dólares, estos son 100 pesos mexicanos, estos son 200 pesos argentinos, van indicando al dispositivo cómo se ve cada uno”.

MyEye 2.0 tiene un costo de 4 mil 500 dólares; el modelo anterior (que es más grande y con cable) cuesta 3 mil 500; y existe una versión más sencilla sólo para lectura llamada MyReader, cuyo precio varía entre 3 mil 500 y 2 mil 500 dólares. Hay opciones de pago a 12 meses y la firma está en contacto con bancos para buscar mayores facilidades de pago.

En sus dos meses en el país ya suman más de 30 usuarios y en el mundo cuentan con 10 mil. Por default, la versión que se vende en México lee inglés y español pero OrCam trabaja con más de 20 idiomas y puede adaptarse a las necesidades de cada usuario.

Fuente: El Financiero

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados