La Concepción, ¿Protocolo de Minessota? ¿Protocolo de Estambul?

Compartir

En los hechos registrados recientemente en el poblado de La Concepción, perteneciente a los Bienes Comunales de Cacahuatepec, se registraron dos acciones violentas en dos distintos tiempos y circunstancias.

En el primero, murieron 8 personas identificadas como ciudadanos de la comunidad y de los autonombrados «policías comunitarios» adheridos a la CRAC.

En el segundo, tres «policías comunitarios» fueron abatidos en un enfrentamiento con las corporaciones de seguridad al momento de su intervención. Sin duda, hechos muy lamentables que enlutaron a 11 familias guerrerenses, que pusieron al Municipio de Acapulco, una vez más en la óptica negativa a nivel nacional.

A saber, se detuvieron a 38 personas por diversos delitos, puestos a disposición de las autoridades del fuero común y federal, de las cuales, 7 fueron liberados por no estar relacionados con los hechos.

Al respecto, el representante de la ONU-DH, Jan Jarab, explicó que de acuerdo con la información recabada durante la madrugada del domingo 7 de enero, “se produjeron enfrentamientos en la comunidad de La Concepción en los que fallecieron ocho personas en circunstancias todavía inciertas». Posteriormente, durante un operativo policial, tres personas más fallecieron y 38 fueron detenidas, recomendando la aplicación del Protocolo de Minnesota, mismo, que, para normar su criterio, expongo para su conocimiento y consideración.

*Protocolo de Minnesota:

El Protocolo de Minnesota o Protocolo modelo para la investigación legal de ejecuciones extralegales, arbitrarias y sumarias, es un procedimiento modelo recomendado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, para investigar crímenes de lesa humanidad, en los que se hubieran cometido ejecuciones extralegales; así como la posibilidad de recurrir a la ayuda de expertos internacionales en ciencias jurídicas, médicas y forenses e incluye también un modelo de autopsia y otro modelo de exhumación y análisis de restos óseos, para que sea seguido no solo por los profesionales que las realicen, sino también por las partes involucradas, los periodistas, la ciudadanía y en general todos los observadores, con el fin de aumentar la transparencia del proceso.

Junto con el Protocolo de Estambul (1999) sirven de guía para detectar en las autopsias evidencias que indiquen la aplicación de golpes, colgamiento, descargas eléctricas entre otros métodos de tortura así como también si la víctima fue objeto de una ejecución extralegal, arbitraria y sumaria.

A su vez, la Secretario General del Gobierno de Guerrero, confirmó, «su absoluta disponibilidad para atender las preocupaciones expresadas» por el funcionario de Naciones Unidas en Mexico, continuando con las medidas cautelares obsequiadas por la CNDH en apego a la ley y respeto a los derechos humanos, pero que, «no es admisible aplicar el protocolo de Minnesota, en razón de que no se trata de delitos de lesa humanidad ni de ejecuciones extra legales».

Por su parte, contundente y sobrio, el titular del ejecutivo estatal, Héctor Astudillo, expresó que, » el gobernador no está para agarrar bando, está para que las instituciones funcionen correctamente y la palabra justicia se aplique en su exacta dimensión para cada quien en lo que corresponde».

Concluyó señalando que, lo más importante es que hay detenidos puestos a disposición de un juez de control, con la garantía en la aplicación de justicia con imparcialidad y respeto a los derechos humanos de los presuntos imputados.

Como siempre, usted tiens la mejor opinión.

Por: Esteban Valdeolívar S.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *