Continúa IMSS aplicando la vacuna contra influenza estacional

Compartir

La Delegación Guerrero del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reiteró a la población derechohabiente a que acudan a su unidad médica y soliciten la aplicación de la vacuna contra la influenza estacional, como una acción de prevención para su salud y la de su familia.

Hasta marzo próximo que culmina el periodo invernal es necesario cuidarse contra esta enfermedad, que aunque actualmente no es epidémica, es recomendable prevenirla, resaltó el Seguro Social.

El coordinador auxiliar de Prevención a la Salud, Humberto Reyna Echaniz, indicó que el biológico está dirigido para todos los grupos de edad, pero se privilegia a mujeres embarazadas, menores de cinco años de edad, adultos mayores y personas con padecimientos crónicos degenerativos y con obesidad.

La meta de inmunización del IMSS Guerrero es de 136 mil 368 dosis; actualmente han sido aplicadas 121 mil 582 que representa un avance de 89 por ciento, indicó el médico del Instituto.

Recordó que la vacuna se debe aplicar en todos los niños de 6 meses hasta los 59 meses de edad. Los factores de riesgo que se consideran en el grupo de cinco a nueve años para la aplicación de la vacuna son los siguientes: asma, enfermedades pulmonares crónicas, cardiopatías, VIH/SIDA, problemas renales crónicos, diabetes mellitus y artritis; mujeres embarazadas en cualquier semana de gestación; personal de salud; adultos de 20 a 49 años de edad con factores de riesgo; población de 50 a 59 años con factores de riesgo; y adultos mayores de 60 años y más.

Es importante mencionar que la obesidad se considera también un factor importante en la presencia de las complicaciones de la influenza, por lo que es necesario que las personas con esta condición sean protegidas con esta vacuna.

Explicó que el virus de la influenza puede viajar a través de las gotitas de saliva que se expulsan al hablar, toser o estornudar hasta un metro de distancia. El virus sobrevive entre 48 y 72 horas en superficies lisas como manos, manijas, barandales, así como en áreas porosas como pañuelos desechables y telas. También se propaga por hablar cerca, saludar de mano o beso a una persona enferma, mencionó el especialista.

Las recomendaciones para la prevención de la influenza son el reforzar sus hábitos de higiene, como lavarse las manos con agua y jabón, cubrirse la boca con un pañuelo desechable o con el antebrazo al momento de toser o estornudar, y tirar inmediatamente el pañuelo a la basura, posteriormente lavarse las manos.

El médico agregó que es necesario que la población tome conciencia de las acciones de prevención que deben realizar de forma permanente y no acudir al médico cuando ya padezcamos una enfermedad.

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados