Contexto Político: Senado: ¿quiénes pelean y por qué?

Compartir

Por Efraín Flores Iglesias

Ser senador de la República en México, es un privilegio. No cualquiera llega a la Cámara Alta cada seis años.

Desde la reforma constitucional de 1996, el Senado se integra por 128 senadores, de los cuales, en cada estado y en el Distrito Federal (hoy Ciudad de México), dos son elegidos según el principio de votación mayoritaria relativa y uno es asignado a la primera minoría.

El resto (32 senadores) son elegidos según el principio de representación proporcional, mediante el sistema de listas votadas en una sola circunscripción plurinominal nacional.

Hasta el año 2014, México era uno de los países en los que no se permitía la reelección consecutiva de los legisladores. Pero la madrugada del 4 de diciembre de 2013, se aprobó en la Cámara Alta reformar los artículos 59, 115 y 116 de la Constitución General de la República para que la figura de la reelección tuviera cabida.

Desde entonces se contempló que tanto senadores como diputados puedan reelegirse hasta por 12 años; es decir, que los senadores podrán hacerlo hasta por un periodo consecutivo, mientras que los diputados federales lo podrán hacer hasta por tres periodos consecutivos. ¡Zas!

¿Por qué la gran mayoría de los políticos e “independientes” quieren ser diputados o senadores? Muy sencillo, para disfrutar de un jugoso salario, prestaciones y otros beneficios.

Muy pocos son los que realmente quieren servir al país y defender al pueblo de los tiranos.

En 2012 Armando Ríos Piter y Sofío Ramírez Hernández (candidatos de la alianza PRD-MC-PT) se alzaron con el triunfo en las urnas.

El ex gobernador René Juárez Cisneros, abanderado del PRI, perdió ganando. Llegó al Senado bajo el esquema de primera minoría. No así, Claudia Ruiz Massieu.

Los suplentes de Ríos Piter, Ramírez Hernández y Juárez Cisneros son Celestino Cesáreo Guzmán (PRD), Misael Medrano Baza (pro AMLO) y Esteban Albarrán Mendoza (PRI).

En un reportaje publicado el 11 de marzo de 2013 en La Silla Rota, el reportero Francisco Nieto da a conocer los 117 mil 500 pesos que cobran mensualmente cada uno de los senadores, así como los 100 mil pesos que perciben por concepto de asesoría y 52 mil pesos para gestión ciudadana.

Y eso no es todo. La senadora campechana Layda Sansores reveló que hay senadores “privilegiados” que gozan de más prestaciones, sumando en total 400 mil pesos mensuales por cada uno de los 128 miembros de la Cámara Alta. Sin contar, claro, los boletos aéreos, dos pasajes más para un ayudante, 5 mil pesos para comidas y 20 mil para gastos adicionales.

Además, los senadores que presiden comisiones perciben más recursos.

Por eso cada seis años se libra una guerra sin cuartel en cada entidad federativa, ya que todos quieren ser senadores o diputados federales.

Ah, los legisladores locales no se quedan cortos. También gozan de importantes beneficios.

GUERRERO: LOS SUSPIRANTES

Aparte de otorgar jugosos beneficios, el Senado de la República también es semillero de gobernadores. O sea, es la antesala para llegar al gobierno de una entidad.

Hasta donde se tiene registro, Rubén Figueroa Alcocer ha sido el último senador que brincó de la vieja casona de Xicoténcatl a Casa Guerrero. De 1996 a la fecha ningún otro ha corrido con la misma suerte.

En el año 2005, los entonces senadores Héctor Astudillo Flores (PRI) Héctor Vicario Castrejón (PRI) y Armando Chavarría Barrera (PRD) buscaron llegar al poder para suceder en el poder a René Juárez Cisneros. Fallaron.

Diez años después, Ríos Piter y Ramírez Hernández intentaron ser candidatos del PRD al gobierno de la entidad. El primero desistió en su lucha y el segundo fue desplazado por Beatriz Mojica Morga, aunque al final ésta fue derrotada por el priista Héctor Astudillo.

Y en este momento alrededor de 10 personajes de diferentes institutos políticos aspiran llegar al Senado.

Desde luego que ya piensan en el 2021, año en que Astudillo concluirá su mandato.

Por parte del PRI suenan fuertemente Héctor Apreza Patrón, secretario de Finanzas y Administración estatal, y miembro del grupo político del ex gobernador René Juárez Cisneros; Mario Moreno Arcos, ex alcalde de Chilpancingo, ex diputado federal y cercano al ex gobernador Ángel Aguirre Rivero; Manuel Añorve Baños, ex alcalde de Acapulco, ex diputado federal y cercano a Manlio Fabio Beltrones.

También se menciona el nombre de Beatriz Vélez Núñez, diputada federal, secretaria general de la Sección 36 del SNTSA. Aunque también aspira a la presidencia municipal de Chilpancingo.

Por el PRD, la fémina más posicionada es Beatriz Mojica Morga, quien funge actualmente como secretaria general de Comité Ejecutivo Nacional de su partido y es cercana a Jesús Ortega Martínez y Jesús Zambrano Grijalva, mejor conocidos como Los Chuchos.

El diputado federal por la Costa Grande y actual dirigente estatal del Sol Azteca, Ricardo Barrientos Ríos, y el diputado local con licencia, Sebastián de la Rosa Peláez, aspiraban a tal posición, pero debido a la alianza que estableció el PRD con el PAN y Movimiento Ciudadano, han sido avasallados por la pupila de Los Chuchos.

De hecho, el pasado domingo, De la Rosa Peláez quien ya había “amarrado” el apoyo de 9 de 11 corrientes de su partido, decidió salir de la contienda y amagó con no respaldar al famoso Frente que llevará a Ricardo Anaya Cortés como su gallo para Los Pinos.

Y por Morena va el controvertido ex alcalde de Acapulco, Félix Salgado Macedonio.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias

Comentarios

comentarios

About the author

Artículos relacionados