Autodefensa entrega a presuntos agentes de PGR cobra cuotas, al 50 Batallón 

Compartir
*** Niegan la entrega al 27 Batallón de Iguala, por sus nexos con Guerreros Unidos 
 
API
 
Chilpancingo, Gro. 31 de Mayo del 2017. (Síntesis de Guerrero).- Los dos presuntos agentes de la PGR que fueron detenidos por miembros de la Policía Comunitaria de Mezcala, por cobrar cuota, fueron entregados al Ejército Mexicano.
Los dos supuestos oficiales de la Procuraduría General de la República (PGR) fueron sorprendidos por integrantes de la autodefensa cobrando «cuota» a varios negocios cercanos a esa zona.
Con sus credenciales, fueron identificados como Onofre «N» y José Gustavo «N», originarios de Chalco, Estado de México; ambos pertenecen al Centro de Operaciones Estratégicas (COE) con sede en la ciudad de Iguala, pero adscritos a Chilpancingo.
Los dos estuvieron esposados y retenidos en la comisaría del pueblo, rodeados de decenas de pobladores y integrantes de la Policía Comunitaria, recién creada hace aproximadamente cuatro días, durante un lapso de cinco horas.
La detención fue realizada por los miembros de la autodefensas cuando los dos supuestos elementos tenían de rodillas y encañonada a una mujer en un restaurante de la comunidad de Plan de Liebres, municipio de Eduardo Neri, ubicado sobre la carretera federal México-Acapulco.
Los dos agentes traían en su poder, un arma larga, una corta, billetes de diferentes cantidades con una cantidad de 8 mil 500 pesos y dólares, seis celulares e identificaciones, mochilas, cargadores y municiones, así documentación y una camioneta oficial de esa corporación.
Agentes de la PGR y de la Policía Federal acudieron al lugar para detener oficialmente a los dos sujetos; sin embargo, los pobladores se negaron a entregarlos argumentando que no confían en ellos y pedían la presencia del Ejército Mexicano.
Horas más tarde llegaron efectivos del Ejército Mexicano del 27 Batallón de Infantería de la ciudad de Iguala, pero de la misma manera se negaron a entregárselos, debido a que están señalados de tener nexos con el grupo delictivo de «Guerreros Unidos».
Finalmente arribaron a la comisaría, militares del 50 Batallón de Infantería de Chilpancingo, y fue a quienes les entregaron a los dos detenidos con la condición de que ellos se llevaran la camioneta y a los dos sujetos.
Los dos presuntos agentes fueron subidos a las unidades de la Policía Federal sin esposas, lo que causó molestia a los pobladores y negaron la salida de las patrullas hasta que los militares cambiaron a los detenidos a sus unidades.  (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *