Se intensifica la guerra sucia en proceso electoral de Guerrero

Compartir

 

 

Bombardeo de fotos en redes sociales involucra a personajes del PRI con el ex alcalde de Iguala, José Luis Abarca; “nos atacan porque vamos arriba, nadie le pega al que va atrás”, argumenta la candidata Beatriz Mojica

 

Francisco Javier Flores V.

Astudillo y Abarca.

A menos de un mes de que se lleven a cabo las elecciones para la gubernatura del estado, diputaciones federales y locales, y para la renovación de las 81 presidencias municipales de Guerrero, la denominada guerra sucia entre los partidos y coaliciones que se disputan dichos cargos ha subido de intensidad, y el caso Iguala, que en un principio fue utilizado par

a denostar a la candidata de la coalición PRD-PT, Beatriz Mojica Morga, se ha convertido en una especie de boomerang o su propia cábala para quienes daban un uso electorero al tema.

En el bando de su principal adversario, la coalición PRI-PVEM que postula al candidato Héctor Astudillo Flores, que venía enarbolando la tragedia en la que se vieron envueltos estudiantes de la Escuela Normal Rural “Raúl Isidro Burgos” de Ayotzinapa, ciudadanos comunes y deportistas, de buenas a primeras han dejado la bandera de relacionar a Mojica Morga con el depuesto presidente municipal de Iguala, José Luis Abarca Velázquez y da la impresión de que comienzan a rehuirle al tema, ante la aparición en los últimos días de nuevas fotografías que vinculan a reconocidos personajes priístas con el ahora ex alcalde, así como evidencias de que en su momento ellos mismos buscaron promover a Abarca a la silla edilicia por las siglas del partido tricolor.

De hecho, la campaña de uso electorero del caso Iguala se vino abajo luego de que la abanderada perredista exhibiera, durante el primer debate entre los candidatos a la gubernatura celebrado el pasado 29 de

abril, una fotografía donde aparece Héctor Astudillo compartiendo presídium con el ex alcalde igualteco, José Luis Abarca, golpe del cual el aspirante priista tal parece aún no logra reponerse.

Historia de un montaje

El pasado jueves 7 de mayo, algunos medios de comunicación, incluidos El Sur de Acapulco, así como Reforma y La Razón del DF, publicaron un supuesto incidente que habría sufrido el convoy de la candidata perredista, a manos del Movimiento Popular Guerrerense (MPG) en su gira proselitista por diversos municipios de La Montaña.

“(…) el MPG intentó abordarla en los actos públicos programados, lo cual no ocurrió, al retrasar los horarios de presentación, por lo que el MPG se abocó a retirar propagada, decomisar artículos promocionales, como playeras, chalecos, despensas y le quitaron dos armas largas y cartuchos a la avanzada de la candidata, en el puente El Zopilote. La propaganda la quemaron en el zócalo de Tlapa”, publicó El Sur, y agregó: “El MPG, la tarde del 7 de mayo, retiró la propaganda en Alpoyeca, recogió artículos propagandísticos y al llegar a Tlapa, una comisión se trasladó a la casa de campaña de la candidata a la presidencia, Fredislinda Vázquez Paz, donde quitó propaganda que se sumó a la de Alpoyeca y fue quemada por la noche en el Zócalo”.

Reforma y La Razón, a su vez, reprodujeron que “Militantes del Movimiento Popular Guerrerense (MPG) interceptaron una camioneta en la que viajaban integrantes del equipo de seguridad de la candidata del PRD-PT, Beatriz Mojica, despojándolos de dos armas en la carretera Cualac-Huamuxtitlán”, y que “Los militantes del MPG entregaron las dos armas, una pistola 9 milímetros y un rifle AR-15, al representante de la Comisión de Derechos Humanos de Guerrero (Coddehum) en la región de La Montaña”.

De manera categórica, Beatriz Mojica negó que hubieran ocurrido esos hechos y por el contrario, dijo que su recorrido por La Montaña fue todo un éxito y que había transcurrido con normalidad. Afirmó que se tata de especulaciones e incluso calificó algunas fotografías publicadas como un montaje, parte de la guerra sucia que, a su juicio, se ha intensificado en su contra.

Este reportero le preguntó, en conferencia de prensa ofrecida la tarde del sábado 9 de mayo, si tratándose de un montaje que pudiera afectar su campaña, procedería penalmente, a lo que respondió: “Mire, seguramente que la guerra sucia todos los días se intensifica, yo no me voy a entretener en esos detalles, el partido hará lo correspondiente, yo lo único que puedo decir es lo que viví en la Montaña, que fue el entusiasmo de la gente”. Y añadió que “no nos vamos a detener en otro tipo de cuestiones ni de guerra sucia, la estamos sufriendo todos los días en las redes sociales, en todos los ámbitos, porque vamos arriba, porque esta campaña está creciendo, nadie le pega al que va atrás, todo mundo le pega al que va adelante y esto a mí me da mucha satisfacción de que estamos en un crecimiento constante”.

Las fotos de la ignominia

Abarca, su esposa  y E Peje Andrés Manuel.

La “abarcamanía” y bombardeo de fotos inició teniendo como blanco a personajes de la izquierda. Tras los hechos de Iguala, comenzaron a circular en redes sociales y medios de comunicación impresos y electrónicos, fotografías del entonces alcalde igualteco con infinidad de personajes, entre ellos Andrés Manuel López Obrador, Lázaro Mazón Alonso –le costó la candidatura de Morena a gobernador- los dirigentes del PRD y de la corriente Nueva Izquierda, conocidos como Los Chuchos (Jesús Ortega Martíenez, Jesús Zambrano Grijalva, Carlos Navarrete Ruiz, entre otros); Armando Ríos Piter –cuya aspiración a la gubernatura se dice que fue truncada tras la aparición de un video donde promueve a Abarca, aunque en su defensa el Jaguar argumentó que en campaña se dice cualquier cosa-; el gobernador Angel Aguirre Rivero; la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga; el senador Sofío Ramírez Hernández, en las famosas fotos de los 15 años de una de sus hijas; sin faltar, por supuesto, la hoy candidata a

gobernadora Beatriz Mojica. Incluso el propio presidente Enrique Peña Nieto fue exhibido.

A raíz de la exhibición de la foto de Astudillo con Abarca, en el primer debate –de la cual el candidato del PRI solamente dijo que efectivamente se encontró con él, pero que jamás sospechó de su perfil criminal-,  en redes sociales, sobre todo en Facebook, comenzaron a circular otras más de priistas; en especial, una donde se observa al dirigente estatal del PRI, Cuauhtémoc Salgado Romero, y al alcalde de Cocula, César Miguel Peñaloza Santana, entre otros, posando al lado del ex edil igualteco; en otra imagen, aparece el presidente municipal con licencia de Zihuatanejo y candidato del PRI a diputado federal por la Costa Grande, Erik Fernández Ballesteros, festejando un reconocimiento recibidos de manos del propio Abarca; también circula una edición de un periódico igualteco del mes de enero del 2012, en donde el priísta Héctor Vicario Castrejón, en ese entonces diputado local, invita a Abarca a que sea el abanderado del tricolor a la alcaldía, al considerar que sería “un buen candidato ciudadano”.

Astudillo en el atril; Abarca en el presidium.

La edición es del 4 de octubre del

2013, de El Diario de la Tarde, de Iguala. El título: “Concluye en Iguala la conmemoración del Bicentenario del 1er Congreso de Anáhuac”. Ahí se reseña que el diputado Héctor Astudillo Flores, acompañado por el presidente municipal José Luis Abarca Velázquez, y los también legisladores Emiliano Díaz Román y Oscar Díaz Bello, encabezaron el acto al cual siguieron la presentación del libro del Bicentenario y una exposición conmemorativa en el Museo a la Bandera y Santuario a la Patria.

Los elogios fueron mutuos; Abarca agradeció a los legisladores encabezados por Astudillo el haber incluido a la histórica ciudad de Iguala en la conmemoración, y Héctor Astudillo, a su vez, agradeció a las autoridades locales e ig

ualtecos el compartir la emoción cívica del bicentenario del Primer Congreso de Anáhuac”.

Abarca con el Temo y varios más.

La foto donde se observa al líder estatal priísta, corresponde un convivio –viandas y bebidas incluidas-  ofrecido al término del Primer Informe de Gobierno del alcalde Peñaloza, al que también asistieron el senador suplente y hoy candidato a alcalde de Iguala, por el PRI, Esteban Albarrán Mendoza; el alcalde de Teloloapan, Ignacio de Jesús Valladares; de Huitzuco, Norberto Figueroa Almazo; y de Tepecoacuilco, Antonio Galarza Zavaleta; de Atenango del Río, Andrés Cantorán González; de Pilcaya, Sandra Velázquez Lara, entre muchos otros invitados.

Cabe mencionar que el pasado viernes en conferencia de prensa, reporteros le preguntaron a Astudillo su opinión del por qué el alcalde perredista de Iguala involucrado en la tragedia de los estudiantes normalistas sí se encuentra preso, mientras que el priísta edil de Cocula, también involucrado, andaba libre. El deslinde vino ipso facto: “En el caso de Cocula los policías que participaron están en la cárcel, y nosotros pugnamos porque sigan en la cárcel y sean castigados, en el caso del presidente municipal fue amparado por la ley, derecho que tienen todos los mexicanos; los propios órganos de justicia habrán de determinar cuál es el destino del presidente municipal de Cocula y nosotros seremos muy respetuosos de lo que suceda respecto a su persona”, expresó.

Información indagada por este reportero establece que César Peñaloza solicitó un amparo ante el Juzgado Primero de Distrito Materia Penal del Distrito Federal, a cargo de Sandra Leticia Robledo Magaña, para evitar su arresto. El documento, referido con el número 157/2015, indica que el alcalde pidió que le fuera suspendida cualquier orden de aprehensión, arresto o arraigo; requerimientos que fueron enmarcados con una suspensión provisional y el pago de tres mil pesos. Sin embargo, dicho amparo queda sin validez si se presentara una orden de aprehensión por un delito grave.

Cabe recordar que Peñaloza fue detenido el 19 de diciembre de 2015 por la SEIDO por presuntos vínculos con el crimen organizado y la desaparición de normalistas y liberado el 27 del mismo mes. En esa ocasión se dijo que la PGR lo interrogó por una segunda averiguación previa que existe en su contra, pero no se ofrecieron mayores detalles.

Abarca hablado, Erick festejando.

El 4 de marzo del 2013, la Voz de Zihuatanejo daba detalles sobre el éxito de la delegación de ese municipio tras su participación en la Feria de la Bandera, en Iguala. Se lleva los aplausos, tituló.

En su reseña, destaca que el entonces alcalde en funciones Erick Fernández recibió de Abarca amplio reconocimiento por el programa artístico y la muestra artesanal que llevó.

“El edil igualteco afirmó que la visita de Fernández Ballesteros le estaba dando realce a la celebración, lo que consideró como un hecho muy importante para los organizadores del evento”, publicó el diario y agregó: “Por su parte el alcalde Erick Fernández Ballesteros, al tiempo de agradecer el respaldo que la delegación tuvo por parte del presidente municipal de Iguala, manifestó que «Zihuatanejo los espera con los brazos abiertos”. La nota se ilustra con la foto de Erick al lado de Abarca, alzando en alto su reconocimiento.

Vicario en el coqueteo.

En enero del 2012, el coqueteo del entonces diputado local y aspirante a la candidatura a diputado federal, Héctor Vicario Castrejón, fue directo. Así lo publicó el Diario 21:“Él -José Luis Abarca- es un candidato ciudadano y el PRI tiene las puertas abiertas y será receptivo y tendrá los oídos muy abiertos para escuchar las propuestas. No sería un candidato emergente sino que podría tomarse en cuenta porque es un hombre que tiene inquietudes políticas. El PRI estaría cobijando a José Luis Abarca, si así lo desea éste, aunque aún no hemos platicado con él”.

La invitación de Héctor Vicario Castrejón, se reforzaría con una encuesta dada a conocer el 14 de mayo del 2012 por el líder priísta Cuauhtémoc Salgado, en donde según resultados de la empresa Mitofsky, el precandidato del PRI David Gama Pérez (27.1 por ciento), superaba a su contendientes internos Erick Catalán Rendón (15.5) y Eduardo Román Jaimes (4.4). Sin embargo, comparado con José Luis Abarca (32 por ciento), éste se llevaba al mejor posicionado de los priistas por seis puntos. Finalmente, el candidato priista fue Erick Catalán, derrotado en las urnas por Abarca, que contendió por el PRD.

Apenas en enero pasado, cuando aún no se definía la candidatura a gobernador de Guerrero por el PRI, el coordinador de los diputados federales de ese partido, Manlio Fabio Beltrones Rivera, consideró que no era recomendable postular candidatos que se hayan fotografiado con José Luis Abarca. La declaración fue con dedicatoria al rector de la UAGro, Javier Saldaña Almazán, que por esos días sonaba como opción ciudadana del PRI para la gubernatura, y quien también apareció en fotografías con el defenestrado ex alcalde igualteco. Manlio Fabio dijo que Saldaña debería dar una explicación sobre lo que platicó con Abarca. En esa lógica, entonces, no era recomendable postular a Astudillo.

Abarca, su esposa y… Walton.

En otras fotos, también se exhibe al alcalde con licencia de Acapulco y hoy candidato a gobernador por el partido Movimiento Ciudadano, Luis Walton Aburto, junto a José Luis Abarca, así como también mandos militares compartiendo escenario o caminando al lado del ahora vilipendiado ex edil de Iguala.

Dichas fotos han generado cientos de comentarios de los cibernautas, en su gran mayoría cuestionando a los priístas con expresiones tales como “qué guardadito se lo tenían”, aunque no faltan también quienes salen en defensa de la causa tricolor, convirtiendo a las redes sociales en un auténtico ring entre rivales que en la mayoría de los casos ni siquiera se conocen, y muchos otros más se escudan en la clandestinidad de seudónimos o nombres falsos en sus perfiles para destilar veneno. Laguerra sucia, pues, en todo su apogeo. Lo peor, sin embargo, está por venir…

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *