Gendarmes y federales pudieron matar a policías estatales en Iguala

0
Compartir

Gendarmes matarian a estatales
Elementos de Fuerza Estatal dieron a conocer la forma en que fueron golpeados, desarmados, humillados y amenazados de muerte por personal de la Gendarmería Nacional, supuestamente, por órdenes del agente del Ministerio Público Federal Francisco Cuauhtémoc Murillo Cobos, quien si hubiera ordenado la muerte de los policías estatales, los gendarmes los matan, según les gritaron durante los hechos ocurridos el pasado sábado en el basurero municipal de Cocula.

(Texto y fotos tomados del Diario de la Tarde de Iguala)
* “Si lo ordena el MPF, en este momento los matamos”, les dijeron…
* Además de golpearlos y desarmarlos, destruyeron su campamento en Cocula, llevándose un celular y dinero efectivo

Actuando bajo las supuestas órdenes del agente del ministerio público federal Francisco Cuauhtémoc Murillo Cobos, elementos de la Policía Federal división Gendarmería humillaron a personal de Fuerza Estatal que resguardan desde el pasado mes de noviembre por órdenes superiores el basurero municipal de Cocula, donde según la PGR fueron incinerados y desaparecidos los restos de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa.
De acuerdo con un parte informativo que se hizo llegar a la Redacción de El Diario de la Tarde, el personal de la Policía Estatal relata la forma en la que fueron desarmados, golpeados, humillados, robados y amenazados de muerte por la Gendarmería Nacional.
El documento refiere que los hechos se suscitaron poco antes de las cinco de la tarde del pasado sábado 11 de los corrientes en las inmediaciones del citado basurero municipal de Cocula, cuya vigilancia, se reitera, está a cargo de la Fuerza Estatal por indicaciones del subsecretario de prevención y operación policial Juan José Gatica Martínez.
En dicho lugar se encontraban los elementos Marcelino Reyes Celis y Andrés Nery Sánchez, quienes abordaron a los elementos de la Gendarmería que llegaron al lugar acompañando al citado agente del MPF y tres personas civiles, indicándoles que se trataba de un área restringida.
En respuesta, los gendarmes los desarmaron y golpearon a Marcelino, al tiempo de decirles que si el Ministerio Público Federal lo ordenaba, en ese momento los mataban.
Cabe mencionar que en el lugar sólo se encontraban 2 elementos en virtud de que el Comandante y otros elementos habían ido a comprar alimentos a la colonia “Vicente Guerrero” de Cocula, y al regresar a su campamento encontraron a sus compañeros golpeados y desarmados, además de sus cosas tiradas y un gran desorden en sus casas de campaña.
Al revisar sus pertenencias el Comandante encargado del lugar descubrió que le hacía falta un teléfono celular marca LG, así como mil 800 pesos en efectivo que tenía designados para gastos de gasolina de la unidad No. 133.
El parte señala también que al preguntar a un suboficial de la Gendarmería porqué había ocurrido todo esto, éste respondió que fue por orden del Lic. Francisco Cuauhtémoc Murillo Cobos, agente del Ministerio Público Federal.
Por lo que consideran que los elementos de la Gendarmería actuaron en forma prepotente y abusando de su autoridad, al mantener por más de dos horas privados de su libertad a los elementos de la Policía Estatal.
Aunque dicho documento oficial no lo señala, existen también versiones entre los elementos de la Fuerza Estatal, que en el lugar fueron obligados a hincarse y a recoger casquillos que había en el piso, siendo humillados y amenazados hasta de muerte por los citados gendarmes que llegaron en las unidades marcadas con los números 15732, 16057, 17330, 17321, 17316 y 172890, dando un total aproximado a unos 50 elementos.

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *