EL FILÓSOFO DE GÜÉMEZ

Compartir

SEMANA SANTA
Por Ramón Durón Ruiz
La Semana Santa es un excelente espacio para reflexionar, en palabras del sabio Papa Francisco: “Jesús, trabajó con manos de hombre, pensó con inteligencia de hombre, obró con voluntad dehombre, amó con corazón de hombre.
Este tiempo de Cuaresma a imitación de nuestro Maestro, experimente la alegría de dar, amar, consolar corazones afligidos y dar esperanza a tantos hermanos sumidos en el vacío.
El amor nos hace semejantes, crea igualdad, derriba los muros y las distancias. Amor que es gracia, generosidad, deseo de proximidad, y que no duda en darse y sacrificarse por un hermano.”1
La Semana Santa es la celebración anual cristiana, en la que conmemoramos la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret, comienza con el Domingo de Ramos y termina con el Domingo de Pascua. Nos recuerda que por una parte somos más materia que llegó para crecer-desarrollarse a plenitud y decrecer, por otra somos un alma que llegó a evolucionar.
Si eres sabio entenderás que la Semana Mayor tiene un profundo simbolismo, te deja la reflexión que te invita a morir no físicamente, sino para el odio, el rencor, el resentimiento, la envidia, el miedo; te invita a alejar tu alma de la soberbia.
Es decir darte el permiso de morir para recibir una nueva vida de gracia Divina, en la que estés amorosamente reconciliado con tu maestro interior y con DIOS, dispuesto a recibir e irradiar la luz de Jesús, a ir más allá del egoísmo, a servir, amar incondicionalmente, no ser indiferente al sufrimiento, a la pobreza, al hambre o al dolor ajeno.
“La Semana Santa es una celebración cristiana llena de profundos simbolismos:
El Domingo de Ramos: Representa la llegada de Jesús montado en un asno a Jerusalén, que fue recibido multitudinariamente con exaltación, ese día los creyentes llevamos a la iglesia palma y ramas de olivo para que sean bendecidas, simbolizando nuestra renovada fe
Jueves Santo: Es el primer día del Triduo Pascual, conmemoramos la Eucaristía, ese día se celebra el lavatorio de pies, que representa el momento en que Jesús llega al Cenáculo y lava los pies de sus discípulos uno a uno.
Viernes Santo: ese día no se celebra la Santa Misa. En las iglesias las imágenes se cubren con una tela morada al igual que el crucifijo, el sagrario está abierto en señal de que Jesús no está. El color morado en la liturgia de la Iglesia significa luto. Se viste de negro la imagen de la Virgen en señal de luto por la muerte de su Hijo.
Sábado Santo: se conmemora a Cristo en el sepulcro. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. Vigilia quiere decir ‘la tarde y noche anteriores a una fiesta’. En esta celebración se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo, la gran fiesta de los católicos.
Domingo de Resurrección: se conmemora que Cristo ha resucitado. Es el día más importante y más alegre para el cristianismo. La Pascua es el paso de la muerte a la vida. El Domingo de Pascua es el día en el cual Jesús salió de su sepulcro.”2
Resulta que un joven bien parecido llega al confesionario con el Padre Chuyo y todo pesaroso le dice:
–– Padre he pecado, ¡ayúdeme!
–– Po’s que pasó mijito –responde amorosamente el querido sacerdote.
–– Es que en esta Semana Santa fui a la playa con mi novia y le toqué las tetas.
–– Haber –pregunta el Padre– ¿y se las tocaste por encima del traje de baño o por debajo?
–– ¡Por encimita Padre!
–– Como serás re‘endejo… ¡SÍ EL PECADO ES EL MISMO!

1http://www.revistaecclesia.com/40-frases-del-papa-francisco-para-la-cuaresma-2014/ 2www.asiprensa.com.mx
21http://www.slideshare.net/cgmarian/el-significado-de-la-semana-santa
filosofoguemez@prodigy.net.mx

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *