EL FILÓSOFO DE GÜÉMEZ

Compartir

ENTRE EL MIEDO Y EL AMOR
Por Ramón Durón Ruíz
L
a sabia frase dicta: “No es grande el que siempre triunfa… sino aquel que jamás se desalienta”No te desalientes, ni te des espacio pa’ claudicar, que la vida es un ejercicio sano de acierto-error; como los borregos cuando dan tope, vamos “pa’lante, pa’ atrás ni pa’ agarrar vuelo”, recuerda que “la vida es lo que viene… no lo que fue”, y no hay amigos, ni enemigos, sólo maestros que te dejan enseñanzas pa’l camino.
HOY descubre los mensajes, la verdad que se oculta tras el milagro de la vida, encuéntrate contigo mismo, expresa tu grandeza.
Hay una relación íntimamente ligada a las dos emociones pilares del animal, –entre ellas el ser humano– se vive entreel miedo y el amor, las dos emociones, manejadas adecuadamente son sagradas, manejadas estúpidamente son una pesada carga en la vida.
Elmiedo, demuestra que nuestra biología esta íntimamente vinculada a las emociones negativas, por increíble que le parezca, el miedo siempre va de la mano con el odio, el resentimiento, la soledad, la tristeza, la amargura y con los pensamientos negativos que empañan nuestro profundo sentido de vida.
Quien no sabe recibir amor, tienemiedo permanente, entonces esta destinado a perder, porque el miedodebilita el sistema inmunológico, altera la presión arterial, paraliza tus sentidos, a la vez que genera en tu organismo: cortisol, glutamato, triglicéridos, que afectan tu sistemas de vida, el que camina conmiedo, entra en alerta, está en pánico, no goza la vida, no la vive… sobrevive.
El antídoto para todos los males y el elíxir para todos los bienes es el amor incondicional, que al fortalecer tus vínculos, guía por el camino correcto a tu intuición, enraíza firmemente tus valores espirituales, te lleva a disfrutar tu proceso vital plenamente en el aquí y el ahora, despertándote a una realidad espectacular, que te lleva a creer en ti sabiendo que sólo es imposible si no lo intentas.
Quienama lo que es, lo que hace, lo que tiene y lo que da,enciende su luz, ve la vida con los ojos del alma, rompe círculos viciosos transformándolos en círculos virtuosos, vive para siempre,genera felicidad, armonía, paz interior y alegría, le conecta con su maestro Divino, que es creativo e inagotablemente alegre, al encontrar al hombre consigo mismo, crea seres espectaculares que plenos de fe, no tienen tiempo para claudicar.
Así como la luz, genera una sombra, el ser iluminado por elamor, genera disciplina, autocontrol, visión positiva de futuro, sana alegría, inacabable felicidad, disminuye el ego, que siempre tiene la necesidad de ganar.
Elamor tiene la magia de hacerte fluir con el universo, atrayendo salud y bienestar; a través de la dopamina, la inmunoglobulina “A”, los linfocitos “T”, la serotonina, te ayudan a trasformar el dolor, en un escalón para tu equilibrio, a reinventarte apasionadamente, a vivir en plenitud y dormir en calma.
Elamor,te lleva de la palabra, al silencio, a entender que a la vez que sabemos algo, ignoramos mucho, por eso es importantejamás dejar de aprender, pasando de las respuestas a las preguntas, del ¿Porqué? al ¿Para qué?, te activa para enviar bendiciones y te prepara para ser bendecido, porque es infalible lo que sale del fondo de tu alma, regresa a ti… pero multiplicado.
El amor incondicional, al encontrarte contigo mismo,te conecta con tu brújula interior, llevándotea respetar el templo Divino de tu cuerpo, a escuchar sin interrumpir, te conduce a preguntarte, en esta vida: ¿Qué llegue a aprender y qué a enseñar?, sienta tus pies en la realidad, te invita a ir adelante en pos de tus sueños, te recuerda lo poderoso y grande que eres, que en lo más íntimo de tu ser, eres más que materia, eres un majestuoso ser holístico, en el que es trascendente un equilibrio entre lo biopsico-social-espiritual de tu ser.
Unpela’o llega con el campesino de Güémez y le dice:
–– Filósofo, amo a la vida, tanto como al café, pero… ¿Porqué será que cada vez que me tomo una taza de café, me duele un ‘ingoel ojo derecho?
–– ¡Ah chinga, chinga, chinga! –exclama el Filósofo–que cuidadosamente ausculta su ojo, después le pide a su esposa:–– ¡Vieja!, por favor sírvele una taza de café.
El pela’o le dice a la señora:–– Con tres cucharaditas de azúcar, es que me encanta bien dulce.
El pela’ole sopla y después le da un enorme trago, al exquisito café de olla de la casa del campesino de allá mesmoy exclama: –– ¡Ay‘abrón!, ¡ahí ta’ de nuevo!
El Filósofoque lo observa detenidamente le dice:–– Mira ‘abrón, lo único que necesitas, es quitar la cucharilla del azúcar… ¡ANTES DE DARLE UN TRAGO AL CAFÉ!
filosofo2006@prodigy.net.mx

Comentarios

comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *