De Frente. La OCAS

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

¿Alguien sabe lo que es la OCAS?

¿Lo que es el hipotálamo?

¿Lo que es la hipófisis?

2.

Son mil 300 campesinos de los bienes comunales de Cacahuatepec. Dicen votaron por MORENA en las pasadas elecciones, pero son acérrimos enemigos de un señor de apellido Suástegui “porque él se ha erigido en mal cacique, amafiado con violentos personajes de la región”, dicen.

Ellos participaron en las convocatorias emitidas por los gobiernos de Guerrero, y Acapulco, para ser considerados en los programas federales como Sembrando Vida, la entrega de fertilizante o semillas mejoradas. Pero les mintieron y no les entregaron ni una semilla.

La semana pasada fueron recibidos por el secretario de planeación del ayuntamiento de Acapulco, Erick Romero Morales, a quien le recordaron de sus solicitudes de ayuda.

Él quiso rasurar el padrón de campesinos solicitantes para meter a sus recomendados. Ellos no aceptaron la corrupta propuesta y ante la cerrazón municipal, decidieron tomar las instalaciones de la Comisión de Agua Potable y detener el bombeo de agua potable a la ciudad.

Al final del cuento les enviaron unos cuantos bultos de semillas y la promesa de que los beneficios para el resto de los campesinos llegarían en los últimos días de junio, según ha informado el asesor de los campesinos, Alberto Cortés Laureano. Han vuelto a creer, aunque…

— ¿Qué necesidad de complicar un asunto sencillo?

3.

“La Pareja Ideal”, los llamábamos al menos hace cuatro lustros. Él, delgado y muy alto. Ella, llenita y chaparrita. Alguna vez llegaron por ella los del DIF y se la llevaron al siquiátrico. Él lloraba todas las noches hasta que ella volvió. Luego sucedió al revés: ella quiso morir cuando él no aparecía. Eran nuestros loquitos. Eran amorosos. Con su amor e imagen rompían la monotonía de la Plaza Álvarez, mal llamada Zócalo de Acapulco.

Eso fue hace ya casi veinte años. Hoy, esa plaza ha sido tomada por malas copias de aquella llamada pareja ideal, nuestros amorosos loquitos. Dos decenas de ellos sobreviven, duermen y defecan ahí. El dantesco cuadro lo enriquecen otras dos docenas de miembros distinguidos del alcohólico “Escuadrón de la Muerte”, y sus fabulosas botellas de Chinicuil.

La imagen de aquella plaza con un kiosco donde tocaba la banda municipal de música, todas las tardes, se ha tornado con altos decibeles; la invasión de locales, propiedad del municipio, que fueron expendios de venta de periódicos y luego casetas policiacas y los pocos andadores, han sido invadidos, con la complicidad del director de vía pública municipal, Raúl Ceballos Carbajal

¿Qué hace el DIF por quienes padecen de sus facultades mentales y ya viven ahí?

¿Qué hace vía pública por reordenar la plaza?

— Se trata de un asunto sencillo que se complica ¿Pero qué necesidad?, como preguntó el filósofo Juan Gabriel.

4.

Alguien llevó a la presidente municipal de Acapulco a la playa. La filmaron saltar entre las olas y difundieron su imagen

¿Para qué? ¿Por qué?

La imagen recuerda una escena de Bo Derek, en Diez, la Mujer Perfecta. ¿Es ella una mujer perfecta? Habría que preguntar a quien la llevó a bailar ahí. Es decir, a quien la llevó al baile.

Cuando ella habla se le van palabras que, tal vez, no quiso decir, pero las dijo y da vigor a la crueldad de las redes sociales que la han hecho trizas. Ella culpa de ello a los medios de comunicación. Dice que no la quieren porque no les paga convenios, pero…

Luego de la primera agresión a periodistas de parte de ella, que puso en riesgo la vida del gremio en conjunto, pues los expuso ante las bandas del crimen organizado, hubo dos quejas ante las comisiones de los derechos humanos, promovida por agrupaciones de periodistas y comunicadores independientes.

Hubo una mediación, en las oficinas de la comisión estatal de los derechos humanos, donde se aceptaron las disculpas de Doña Abelina, aunque las quejas siguen vivas.

Ahí se le ofreció ayudar a rescatar la mala imagen de Acapulco, ella incluida. Ellos mostraron buena fe. Ella ofreció reunirse con los comunicadores una semana después. Esa semana no llega. Tal vez se refería a la próxima semana, pero Santa, del año que viene.

Los periodistas no la odian. Ella no cumple con su palabra. Miente ¿Es Dislexia o mitomanía lo de ella?

— ¿Por qué complicar un asunto sencillo y llevarse entre las patas la imagen del puerto de Acapulco?

5.

Una regidora del partido Movimiento Ciudadano, Brenda Hernández, reveló que el secretario de turismo municipal de Acapulco ha contratado, con la anuencia del resto del cabildo, incluida la presidente municipal, a un asesor externo para que haga el trabajo de… el secretario de turismo.

Según esto, el asesor externo ha sido contratado por la cantidad de seis mil dólares mensuales y garantiza que:

Rescatará, de las garras de la ignominia, la mala fama, la plaza central invadida por alcohólicos e indigentes, del comercio ambulante y de los perversos periodistas que odian a Doña Abelina, al puerto de Acapulco.

Visto así es una ganga, pero… sería mejor idea poner a trabajar al secretario de turismo ¿No?

— ¿Qué necesidad de complicar un asunto sencillo?

6.

La OCAS es una oficinita escondida entre el hipotálamo y la hipófisis.

Es parte del encéfalo y está situada en la zona central de la base del cerebro que controla el funcionamiento del sistema nervioso y la actividad de la hipófisis, que regula la actividad sexual.

Entre otras cosas, como la libido, el sueño y la sed, ésta glándula controla los estados de ánimo de todo ser humano.

Es desde ahí que se dirige a la OCAS, que no es otra cosa que la Oficina para la Complicación de Asuntos Sencillos, cuyo lema es: “Tráiganos su asunto, por sencillo que sea, aquí se lo complicamos”.

Así la administración pública municipal de Acapulco, es la sede universal de la OCAS.

— No lo olviden.

Comentarios

comentarios