Crónicas de Abel San Román Ortiz

Compartir

Crónica: Amor eterno

ABEL SAN ROMÁN ORTIZ

El adjetivo eterno, “no tiene principio, ni fin”.  Principio, origen, inicio y causa de todo, lo bueno y lo malo; el fin, de todo lo que termina. El verbo transitivo y pronominal eternizar, lo que dura mucho tiempo, males pandémicos o epidémicos, la cruenta guerra de Rusia contra Ucrania con destrucción y muerte en regiones, y/o los violentos conflictos entre grupos o personas. El odio se eterniza.

Locución latina: “ab aeterno, desde la eternidad, Dios todo poderoso tiene todo dispuesto”. Y Satán o Satanás, demonio o diablo, dispone de la maldad para dominar a seres que violentan regiones. La crisis política, social y económica se eterniza en regiones terrestres. Lo eterno, existente en todos los tiempos, buenos y malos para la humanidad, Diremos del amor, y el odio, eternos de tiempo remoto al presente, son ambivalentes, de ambivalencia, en sicología, de los sentimientos contradictorios, principalmente, amor y odio.

¡AH…!, el amor, el bien verdadero o imaginado, que se busca hasta en sueños. De la persona amada, se expresa: “Ella fue el amor de su vida”. Amor, cariño y afecto. Por el carácter abstracto de la palabra amor, el pueblo prefiere denominarle el querer, con letra musical: “Te quiero de quererte, desde la noche aquella, que me hicieron tus labios, conocer el amor”. Se pierde a la mujer amada, por diversas causas, por una enfermedad letal, y sólo queda un sentimiento de dolor, con un recuerdo de obsesión como poesía del mexicano ( Cocula, Jalisco ), Elías Nandino: “Si hubieras sido tú”, “recuerdo que contigo solamente, muchas veces hablé de la zozobra  en que el constante asedio de la muerte nos tiene sepultados…”

Y a la mujer amada que se pierde por una grave enfermedad, se dedica “Amor eterno” ( Juan Gabriel ).- “Tu eres la tristeza de mis ojos/ que lloran en silencio por tu amor/ me miro en el espejo y veo en mi rostro/ el tiempo que he sufrido que he sufrido por tu adiós…” “Amor eterno e inolvidable/ tarde o temprano yo voy a estar contigo para seguir amándonos…”, con la sentida expresión de letra musical: “Oscura soledad estoy viviendo/ la misma soledad de tu sepulcro..” Con gratitud, agradecimiento y afecto para familias y amistades que patentizaron solidaridad para mi esposa Margarita Abarca Palma.

Comentarios

comentarios