Echan gasolina al fuego, responde sindicato de Cobach

Compartir

Marcial Campuzano
CHILPANCINGO, Gro., junio 16.- La secretaria general de la Sección 31 del SUSPEG Guillermina Rodríguez Parra, calificó como arbitraria y con abuso de poder la cancelación de 87 plazas de base que fueron asignadas a trabajadores del Colegio de Bachilleres, bajo el argumento de que fueron entregadas de manera indebida, y advirtió que con esa acción los directivos del Cobach le echaron más leña al fuego, con lo que se fortalecerá la lucha que emprendieron hace 8 días.
La dirigente sindical aclaró que la asignación de las 87 plazas de base controvertidas, no formaban parte de las demandas que originaron las protestas y el paro de labores con suspensión de clases en el Colegio de Bachilleres, pero que retomarán el tema porque 87 familias se quedaron sin recibir ingresos económicos al ser canceladas las plazas del mismo número de trabajadores.
Ante la incapacidad que han mostrado los directivos del Colegio de Bachilleres para resolver el conflicto laboral, la Dirección General del Cobach está utilizando a la Contraloría del estado para golpear a los trabajadores, desvirtuar el movimiento y para dividirlos, sostuvo la líder de la Sección 31 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG).
Denunció que los trabajadores afectados por la cancelación de las plazas no tuvieron la oportunidad de defenderse, porque de manera arbitraria y de mala fe el director general del Colegio de Bachilleres Jesús Villanueva Vega citó a los integrantes de la Junta de Gobierno a una reunión extraordinaria para que aprobaran la cancelación.
Informó que con la cancelación de las plazas de base, en los próximos días crecerá el plantón que tienen instalado en el acceso principal del edificio que alberga las oficinas centrales del Colegio de Bachilleres, y que se reforzará el cierre de planteles educativos.
Calificó como arbitraria y revanchista la actitud tomada por los directivos del Cobach con la cancelación de las plazas de base. Aseguró que no habrá marcha atrás en la lucha que emprendieron, y que en su momento el Comité Central Ejecutivo del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero hará lo conducente.
Guillermina Rodríguez informó que a 8 días del paro de labores por tiempo indefinido, y de suspensión de clases en la inmensa mayoría de los planteles del Colegio de Bachilleres, no hay propuestas de solución al conflicto laboral, esto en el entendido de que tanto la Secretaría General de Gobierno como la Secretaría de Educación Guerrero tienen el pliego de demandas basadas en violaciones a los derechos laborales.
Reiteró que la Sección 31 del SUSPEG le dio 2 meses al director general del Cobach para que resolviera las violaciones a los derechos laborales y otras demandas, y que más allá de atender los conflictos los dejó crecer hasta llegar al paro de labores.

Comentarios

comentarios