Índice Político. AMLO ni es chicha ni es limoná *La peligrosa es Claudia *Con todo Vs. “Alito”

Compartir

FRANCISCO RODRÍGUEZ 

AMLO ni es chicha ni es limoná * La peligrosa es Claudia * Con todo Vs. “Alito” 

Contrario a lo que algunos piensan, Andrés Manuel López Obrador no es de izquierdas. Tampoco abiertamente de derechas, aunque sigue oponiéndose al aborto, a los matrimonios gay y, entre otras prácticas, a las adopciones homoparentales que son causas que reivindican quienes se dicen “de avanzada”.

Hace poco AMLO hasta elogio al neoliberalismo contra el que despotrica casi a diario. Dijo que de no ser por la corrupción que en México lo caracterizó en años recientes…

La corrupción, empero, no es patrimonio exclusivo de los neoliberales. Ahora mismo, en la llamada 4T, la corrupción brota por todos lados. Desde el Palacio Nacional hasta la más alejada ranchería donde los brigadistas piden dinero a cambio de inscribir a la gente en los padrones de “ayuda” social.

López Obrador, ideológicamente, navega en la indefinición.

Y hasta en la contradicción.

Dice no mentir, pero siempre él tiene otros datos.

Dice no robar, pero hasta entre su familia y sus más allegados hay quienes aprovechan el cargo para pedir, para recomendar, para recibir algo a cambio de su privilegiada posición de cercanía al detentador del máximo poder político.

Y dice no traicionar, pero apenas llegó al poder presidencial hizo todo lo contrario a lo que se había comprometido –y por lo que muchos votamos– durante largos 18 años de campaña.

Eso fue lo peor. Porque se traicionó a si mismo.

Y en la indefinición y en la contradicción AMLO dice odiar a los ricos, pero más bien los envidia.

No quiere a las clases medias, más bien les teme.

Tampoco ama a los pobres, pero eso sí: los utiliza.

Y su gobierno, por tal, es como él: Contradictorio. Indefinido.

Sheinbaum y el Movimiento al Socialismo 

Quien en cambio está ideológicamente bien definida es la “corcholata” Claudia Sheinbaum.

Sus orígenes radicales en la UNAM, su pertenencia al que llaman “el movimiento estudiantil más importante después de aquel de 1968”, el del CEU, y su militancia en el MAS, siglas del Movimiento al Socialismo, la convierten –a ella sí– en un peligro para el futuro de nuestro país, en el ya nada remoto, pero eso sí cada vez más improbable caso de que ella sea la “destapada” por López Obrador para sucederlo en la primera magistratura de la nación.

Rodeada ahora mismo de radicales como lo es ella, broncos, violentos como Martí Batres o más reposados como José Merino, mimetizada con los decires y quehaceres de AMLO, disfrazada con faldas que llevan la imagen de la virgen guadalupana, se prepara para dar el salto hacia el vecino Palacio Nacional y desde ahí poner en práctica todo aquello en lo que cree y que no necesariamente es lo mismo en lo que López Obrador ha venido trabajando en los últimos tres años y pico.

Peligrosa para el país, sí, pero también para el mismísimo AMLO pues mucho de lo que él ha llevado a cabo choca con las creencias de Sheinbaum quien tiene concepciones distintas sobre lo que debe ser la Cuarta Transformación.

Ella sí es chicha.

Y es limoná.

¿No cree usted?

Indicios 

Aunque el propio Adán Augusto López lo niegue, la reunión multitudinaria de los cuatroteros, en Toluca, el domingo pasado, si fue violatoria de las leyes, como bien apuntó el excluido Ricardo Monreal Ávila. Fue un acto anticipado de las campañas por la gubernatura del EdoMex y, claro, por la Presidencia de la República. Pero a ellos, a los seguidores de López Obrador, ya sabemos que nadie debe salirles con eso de que la ley es la ley. Les vale. * * * Se preparaba para su “encerrona” con algunos de sus antecesores en la presidencia del CEN del PRI cuando Alejandro Alito Moreno recibió las malas nuevas. La gobernadora campechana Layda Sansores y su “autónomo” fiscal general Renato Sales Heredia pasaron de los dichos, aderezados con grabaciones ilegales, a los hechos: el cateo de su residencia en la capital de aquel estado del sureste bajo las acusaciones de enriquecimiento ilícito, defraudación fiscal y lavado de dinero (las mismas que desde el sexenio anterior le aplican los gobernantes a sus opositores políticos). Según la carpeta de investigación CI-2-2022-31-42 también se le investiga por peculado, abuso de autoridad y uso indebido de atribuciones y facultades. * * * Por cierto que ahora que está de moda eso del “nado sincronizado”, bien se vieron los senadores Claudia Ruiz Salinas y Miguel Ángel Osorio con sus brazadas de crawl, ella, y de mariposa, él, en contra de la disposición de la alianza de una “moratoria constitucional”. ¿Dejaron de nadar “de a muertito” por alguna presión ejercida desde Bucareli o desde el mismísimo Zócalo? * * * Nueva reunión del Presidente de la República, ayer, con el enviado especial de Joseph Biden, míster John Kerry, ahora dizque para preparar la intervención, vía remota, del tabasqueño en el Foro de las Principales Economías sobre Energía y Cambio Climático, que se realizará el 17 de junio. ¿Distinción a México o más presiones a AMLO? * * * Y por hoy es todo. Le agradezco su compañía en la lectura de este texto y, como siempre, le deseo ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

https://www.indicepolitico.com
indicepolitico@gmail.com
@IndicePolitico
@pacorodriguez

Comentarios

comentarios