Paran 117 planteles de Cobach en Guerrero

Compartir

Marcial Campuzano

CHILPANCINGO, Gro., junio 13.- El conflicto laboral en el Colegio de Bachilleres se complicó este lunes, con la suspensión de clases en la mayoría de los 117 planteles que tiene esa institución del nivel medio superior en el estado, al no haber acuerdos satisfactorios en las negociaciones que los comités de las secciones sindicales 31 y 18 del SUSPEG sostuvieron con funcionarios estatales la tarde-noche del pasado viernes.

La secretaria general de la Sección 31 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG) Guillermina Rodríguez Parra, denunció que el paro laboral que iniciaron el jueves pasado se complicó al recibir amenazas los miembros del comité sindical, por lo que responsabilizaron al gobierno del estado de lo que les pueda ocurrir.

Aseguró que se mantiene firme el paro de labores por tiempo indefinido de 2,600 trabajadores administrativos del Colegio de Bachilleres, de los cuales 1,800 corresponden a la Sección 18, y 800 a la Sección 31 que es la que ostenta el Contrato Colectivo de Trabajo.

Ante la falta de ofrecimientos que permitan frenar las actividades de protesta, este lunes fueron suspendidas las clases en la mayoría de los planteles del Colegio de Bachilleres, con lo que más de 20,000 estudiantes se quedaron sin clases.

Señaló asimismo que con todos los medios a su alcance, defenderán las 87 plazas de base que el año pasado fueron asignadas al mismo de trabajadores de base que cumplieron los requisitos, y que van por otras 20 basificaciones que están pendientes en beneficio de trabajadores administrativos.

Guillermina Rodríguez informó que mantienen firme las demandas ya hechas del conocimiento a las autoridades del gobierno del estado, “por los múltiples atropellos y violaciones laborales colectivas e individuales que hemos sido objeto por parte del director general Jesús Villanueva Vega”.

Informó que de no haber solución a sus demandas, radicalizarán más el movimiento de protesta con la concentración en Chilpancingo de los trabajadores que están adscritos en los 117 planteles que tiene el Colegio de Bachilleres. Aseguró que ya están en la ciudad empleados de las regiones Centro, Acapulco, Costa Chica y Norte.

Los 2 comités sindicales lamentaron que los estudiantes sean los más afectados por la suspensión de clases, “pero nosotros dimos pauta para no llegar a estos extremos, pero vemos que no tenemos respuestas”.

Denunció que los trabajadores administrativos fueron amenazados con descuentos salariales, y con la retención de las quincenas si participan en el paro de labores, a lo que respondieron que asumen las consecuencias del movimiento laboral.

Por órdenes de las oficinas centrales del Colegio de Bachilleres, los directores de los planteles hostigan e intimidan con despidos a los trabajadores administrativos para que no se sumen al paro de labores, pero a pesar de eso todos pararon actividades en las escuelas a partir de este lunes, dijo la dirigente sindical.

“No tenemos miedo, sabemos a lo que nos exponemos, pero no se vale que utilicen este tipo de artimañas para desvirtuar un movimiento y para tratar de dividirlo, al contrario, esto nos está dando más fuerza para luchar para que cesen los atropellos que ha sufrido la Sección 31 con violaciones a los derechos laborales de los trabajadores administrativos”, indicó.

Denunció que persiste la negativa de maestros de 10 planteles del Colegio de Bachilleres, de no permitir el ingreso a sus centros de trabajo a empleados administrativos. “Estamos en la sintonía de que si tocan a un trabajador nos tocar a todos”.

Comentarios

comentarios