Paro por destituir a director de Cobach Guerrero

Compartir

Marcial Campuzano
CHILPANCINGO, Gro., junio 9.- Trabajadores administrativos del Colegio de Bachilleres (Cobach), iniciaron este jueves un paro de labores por tiempo indefinido en protesta por las reiteradas violaciones a derechos laborales y humanos, en defensa de las 87 plazas de base asignadas a miembros de las secciones 31 y 18 del SUSPEG, y en demanda de la salida del director general de esa institución Jesús Villanueva Vega.
Desde las 7 de la mañana de este día, los trabajadores cerraron el acceso principal del edificio que alberga las oficinas centrales del Colegio de Bachilleres, que está ubicado a escasos metros del zócalo, colocaron lonas en la fachada principal en la que dan a conocer los motivos por los que decidieron en asamblea suspender actividades sin límite de tiempo.
La secretaria general de la Sección 31 del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero, (SUSPEG), Guillermina Rodríguez Parra, dijo que junto con la Sección 18 del SUSPEG que aglutina a 1,800 trabajadores, defenderán con todo las 87 plazas de base que el año pasado fueron asignadas a trabajadores administrativos, esto luego de que la Secretaría de la Contraloría dio a conocer que fueron presuntamente asignadas de manera irregular.
Afirmó que cada una de las 87 plazas de base están sustentadas con el cumplimiento de requisitos, por lo que no compartió lo que al respecto dio a conocer el órgano de fiscalización del gobierno del estado.
La dirigente suspegista dio a conocer a la opinión pública que recurrieron al paro de labores por tiempo indefinido, por las reiteradas violaciones a los derechos laborales de los trabajadores, que sin motivo alguno han sido arbitrariamente cambiados de adscripción; por las retenciones de salarios, por violación a los derechos humanos por el clima de hostigamiento y discriminación que hay por parte de la Dirección General de esa institución de educación media superior.
Reiteró que continúan los conflictos laborales en 10 planteles del Colegio de Bachilleres, de los cuales 4 están en Acapulco, porque persiste la negativa del personal académico de no permitir la entrada a sus centros de trabajo a trabajadores administrativos, cuando en ningún momento los administrativos han actuado de la misma forma contra profesores.
Demandaron trato parejo para los trabajadores del Colegio de Bachilleres, toda vez que fueron autorizados 3 millones de pesos para la jubilación de maestros, y no ha ocurrido lo mismo para los administrativos, tomando en cuenta que hay personal en vías de concluir su vida laboral.
Las 2 secciones sindicales demandaron la intervención de la gobernadora para la solución del conflicto laboral. Advirtieron que no negociarán con la Dirección General de esa institución, y que sólo lo harán con la gobernadora o con funcionarios que la titular del Poder Ejecutivo determine.
En este primer día de paro de labores, los 2 sindicatos acordaron centralizar las movilizaciones en Chilpancingo con la toma de las oficinas centrales, y el bloqueo de vialidades del primer cuadro de la ciudad, con la participación de trabajadores de las regiones Centro, Acapulco y una parte de la zona Norte.
Si en el transcurso de este jueves no hay atención ni la instalación de una mesa de negociaciones, a partir de este viernes serán tomados los 117 planteles que el Colegio de Bachilleres tiene distribuidos en las 7 regiones del estado, dijo la dirigente de la Sección 31 del SUSPEG.
Manifestó su confianza de que la gobernadora atenderá los reclamos y las inconformidades de los trabajadores administrativos.
Las dirigentes sindicales aclararon que con estas acciones no pretenden dañar la imagen del Cobach, y que por el contrario desean que aumente la matrícula, pero que son necesarias ese tipo de actividades en defensa de sus derechos laborales y del Contrato Colectivo de Trabajo.

Comentarios

comentarios