Se apodera de Zihuatanejo el crimen

Compartir

Grupos del crimen organizado han incrementado agresiones, amenazas y extorsiones contra comerciantes y pobladores de Zihuatanejo, Guerrero.

Los hechos de violencia han aumentado, lo que ha paralizado la vida comercial e incluso ha obligado a la suspensión de clases.

Versiones policiacas atribuyen la violencia al Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), que intenta tomar control de acciones delictivas en el municipio.

Oliver Sánchez Coria, líder del grupo criminal «Guardia Guerrerense», fue asesinado en mayo; él era aliado del CJNG y la disputa por suplir su liderazgo ha acentuado la violencia que afecta a la población.

El jueves, tras diversas amenazas de extorsión, unos 50 establecimientos de venta de tortillas bajaron sus cortinas y no vendieron el producto. De acuerdo con comerciantes de la masa y la tortilla, están advertidos de que, si abren sus establecimientos, serán incendiados.

Además, sujetos armados atacaron la cervecería «Modelorama», en el centro de la ciudad, y después le prendieron fuego presuntamente por no pagar la cuota exigida por criminales.

Un empresario hotelero comentó que, desde el miércoles pasado, los transportistas suspendieron el servicio tras el ataque a dos unidades de diferentes rutas.

«Dicen que la plaza se está calentando. Hay mensajes de WhatsApp de que no quieren a nadie en las calles», contó el hombre, quien prefirió omitir su nombre por seguridad.

Ante la ola de violencia, escuelas privadas y públicas, como el plantel de Conalep 027, informaron que no habrá clases presenciales hasta nuevo aviso.

En audios que circulan en aplicaciones de mensajería se advierte a la población no salir a las calles después de las 23:00 horas.

Fuentes extraoficiales señalaron que esta nueva oleada de inseguridad en el municipio es por el reacomodo de los grupos delictivos tras la muerte de Sánchez Coria en un enfrentamiento en un palenque.

Comentaron que la organización criminal «Guardia Guerrerense» controla los municipios de Zihuatanejo y Petatlán.

Según el empresario, el Alcalde priista de Zihuatanejo de Azueta, Jorge Sánchez, ha asegurado que la Federación es la que debe intervenir para resolver el problema de violencia.»Pero lo cierto es que este nuevo brote de violencia va a provocar que no se mantenga el número de visitantes extranjeros y nacionales los fines de semana», refirió.

Comentarios

comentarios