Crónicas de Abel San Román Ortiz

Compartir

Crónica: La niñez, en la educación y el trabajo

ABEL SAN ROMÁN ORTIZ

En calendario cívico de la vigente Constitución de 1917, la bandera nacional a toda asta, el 1 de mayo, por la celebración del Día del Trabajo, con marchas el conmemorativo domingo, de marchas de trabajadores sindicalizados en Acapulco, la capital Chilpancingo, y en otras regiones. Citemos del poeta francés Jean de La Fontaine: “El trabajo es el único capital que no está sujeto a quiebra”. No es el capital de Marx, es el trabajo de mujeres y varones que trabajan, en quiebra o fracaso económico, con la inflación evidenciada durante la marcha de trabajadores, que hace más difícil la subsistencia por el encarecimiento de productos básicos y artículo necesarios para un hogar en quiebra.

Del Trabajo y de la Previsión Social el artículo 123 constitucional, precisa: “Toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil…” Seres con la explotación, la humillación, de los tratos injustos en labores que realizan, incluye adultos, jóvenes y niños. Injustas condiciones laborales padecidas en tiempo pasado y presente. El artículo 123 constitucional prohíbe la utilización del trabajo de los menores de 14 años, no obstante, se observa a niñas y niños que trabajan en diversas actividades por las calles de Dios y el diablo. Niñas y niños en condición paupérrima, muy pobre, trabajan para subsistir. Una niñez laboriosa que apoya a sus respectivos hogares.

Niñas y niños se privan de mejor existencia, con la falta de recursos indispensables para la diaria subsistencia, y para asistir a la escuela preescolar, primaria y secundaria, con lo que establece el artículo tercero constitucional. La educación básica no la recibe una niñez en regiones de extrema pobreza, donde trabajan, y sólo sueñan los niños con estar en una escuela. La pandemia también afectó la educación de niños y jóvenes. En el sistema educativo español, la etapa de escolaridad obligatoria de los niños de 6 a 12 años ¿Cuántos niños no reciben la educación preescolar, primaria y secundaria?

Los principios que inspiraron la educación primaria, en otros: La escuela debe preparar  debidamente al niño para que ocupe el lugar que le corresponde en la sociedad; la instrucción debe ser considerada  como medio para obtener la educación. Educar a los niños es un buen principio…para mejor fin de vida.

Comentarios

comentarios