El acoso en la Fiscalía de Guerrero se intensifica

Compartir

Marcial Campuzano

CHILPANCINGO, Gro., a 27 de abr. del 2022 (SG). – El Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), y la líder de los trabajadores supernumerarios del gobierno del estado Lucía González, exigieron a la gobernadora Evelyn Salgado que cese el clima de hostigamiento laboral, los despidos injustificados, la cancelación de bonos y de conquistas sindicales, y la retención de sueldos en la Fiscalía General del Estado, en una protesta que realizaron trabajadores que implicó el cierre de las instalaciones que esa institución tiene en varias partes del estado.

Además, exigieron la destitución de la fiscal general del estado Sandra Luz Valdovinos por la reiterada violación a los derechos laborales, por ser una mujer que no se presta al diálogo, y por haber militarizado a esa institución con la presencia permanente de soldados del Ejército Mexicano en un área dedicada a la investigación de delitos.

Los trabajadores de base y supernumerarios de la Fiscalía General del Estado, bloquearon desde las 7 de la mañana todos los excesos de la sede de esa institución en Chilpancingo, así como instalaciones establecidas en Iguala, Taxco, Acapulco, Ometepec y Zihuatanejo porque “ya no soportan” el trato que reciben de los altos mandos que en su mayoría son militares que dominan todas las áreas de esa institución, indicaron los trabajadores inconformes.

La secretaria general del SUSPEG Adela Hernández Angelito acudió a la protesta en solidaridad con los trabajadores, para pedirles a los altos mandos de la Fiscalía que cese la violación a los derechos laborales. “Estamos aquí en espera de una comunicación para resolver los asuntos que se están dando al interior de los centros de trabajo por sentirse los empleados hostigados, porque hay desplazamiento de trabajadores”.

El SUSPEG busca y buscará siempre una relación de respeto, de concordia y de armonía con la Fiscalía General del Estado. Si bien “hay derechos y obligaciones, hasta ahora los trabajadores han cumplido con las obligaciones que les mandata la ley, pero también queremos que se respeten sus derechos laborales y las conquistas sindicales de todos”, expuso la secretaria general del SUSPEG.

Dijo que en la Fiscalía los trabajadores son víctimas de hostigamiento, de trato inhumano, hay un trato déspota; los trabajadores son humillados, además, la Fiscalía adolece de un clima de armonía.

Dio a conocer que es persistente el temor de los trabajadores de la Fiscalía porque se están registrando despidos injustificados. La líder del SUSPEG aclaró que defenderá el bono de riesgo de los trabajadores de esa institución que es de alrededor de 2,000 pesos mensuales.

Informó que solicitó una audiencia a la gobernadora Evelyn Salgado para resolver los conflictos laborales que hay al interior de la Fiscalía.

Por su parte la líder de la Sección Séptima del SUSPEG Socorro Sánchez Salmerón, señaló que los trabajadores de la Fiscalía exigen la destitución de la fiscal Sandra Luz Valdovinos, de quien dijo que públicamente ha dicho que a ella no la puso la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, sino el presidente de la República Andrés Manuel López Obrador.

“Exigimos la destitución de la fiscal por todo lo que se ha venido suscitando en contra de los trabajadores desde su llegada a la Fiscalía”, en donde todos los mandos directivos andan armados dirigiéndose al personal con palabras altisonantes a manera de provocación.

La Fiscal y sus colaboradores se han negado a recibir a los dirigentes del SUSPEG, “nos minimizan, dicen que somos un sindicatito que están dispuestos a desaparecerlo en 3 meses”, denunció Socorro Sánchez.

Aclaró que la inconformidad se registra en todos los centros de trabajo que la Fiscalía tiene en el estado de Guerrero. “En un principio el movimiento de inconformidad fue a nivel local por el acoso laboral, despidos injustificados, retenciones de salarios, cancelación de bonos de riesgo, que son cosas que allá adentro están sucediendo”, indicó, pero que se extendió a todos los centros de trabajos con bloqueos a los accesos.

Informó que en febrero le solicitó por oficio a la fiscal, el pago de la diferencia del 12 por ciento por concepto de estímulo por años de servicio, que desde hace 2 meses fue pagado por la gobernadora a los trabajadores del Sector Central del gobierno del estado, “y aquí la fiscal no quiere” pagarlo.

A la protesta se sumó la dirigente de los trabajadores supernumerarios del gobierno del estado Lucía González Arellano, que incluye a los empleados de la Fiscalía porque los despidos injustificados están afectando a miembros de ese grupo de empleados, con violaciones a sus jornadas de trabajo.

Socorro sostuvo que el 99 por ciento de los mandos superiores de la Fiscalía, exige a los trabajadores que deben de estar en sus centros de trabajo a las 9 de la mañana en punto. Quien llega a las 9 de la mañana con un minuto le ponen retardo, y 6 retardos significan un día de descuento, “cuando los lineamientos de la Secretaría del Trabajo marcan una tolerancia de 10 minutos, y como resultado de las luchas sindicales emprendidas el SUSPEG logró 15 minutos de tolerancia, explicó.

“Hemos tratado de hablar con la fiscal pero no nos recibe, cuando nos dan fecha y hora de la audiencia no nos atiende bajo el argumento de que no está en la oficina porque acompaña a la gobernadora”, indicó.

La líder de la Sección Séptima del SUSPEG advirtió que no se moverán de la Fiscalía hasta tener una respuesta de destitución de la fiscal, y que cese la violación a los derechos de los trabajadores, el hostigamiento, los despidos, los malos tratos y las retenciones de sueldos.

Socorro Sánchez denunció que el director jurídico de la Fiscalía de apellido Cano, la agredió dándole pequeños golpes con las puntas de los dedos en los hombros, para después retirarse de una reunión que encabezaba el vicefiscal Adolfo Herrera, “lo cual fue una falta de respeto para el vicefiscal y para el sindicato por lo que hizo un funcionario de menor rango”.

Denunció que un vicefiscal de apellido Gamboa y una contadora de nombre Ruth, recorren las oficinas de la Fiscalía con armas de alto poder y granada para intimidar a los trabajadores, lo cual fue hecho del conocimiento de la gobernadora y de la Comisión de Defensa de Derechos Humanos del estado.

Dio a conocer que hace 2 semanas un comando de militares encapuchados y fuertemente armados, sacaron de su oficina a la titular de la Agencia del Ministerio Público Especializada para Delitos Sexuales, a quien sin notificación alguna le dijeron que estaba despedida, que ya no laboraba para la Fiscalía. (Síntesis de Guerrero).

Comentarios

comentarios