Por error se dio nombramiento a su esposo, se disculpa la secretaria de salud

Compartir

Marcial Campuzano

CHILPANCINGO, Gro., a 27 de ene. del 2022 (SG). – Molesta y con sonrisa sarcástica por las críticas que recibió por extenderle a su esposo Antonio Rosales Jiménez, el nombramiento como responsable del Servicio de Geronto-Geriátrico en la Jurisdicción Sanitaria 07 de Acapulco que no existe en el organigrama, de lo cual culpó a una de sus colaboradoras, la secretaria de Salud Aidé Ibarez recomendó a los periodísticas que no se dejen sorprender por algunos pesos, “porque hay gente que lucra con sus necesidades”.

Además, confirmó que van 735 trabajadores de esa dependencia contagiados de covid-19 con la variante Ómicron, y culpó a la Sección 36 del Sindicato Nacional de Trabajadores de Salud, de haber boicoteado la aplicación de la vacuna de refuerzo al personal del sector Salud adscrito en la Tierra Caliente, y sostuvo que en los hospitales generales y Centros de Salud no hay desabasto de medicamentos.

En entrevista que concedió afuera de la residencia oficial Casa Guerrero, luego de asistir al informe de los primeros 100 días de gobierno que presentó la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, la responsable del sector Salud primero negó haber expedido un nombramiento a favor de su esposo, para que se haga cargo de una clínica que atiende a adultos mayores establecida en el Parque Papagayo de Acapulco, y después de tantos vericuetos aceptó que su secretaria se equivocó, ante los múltiples nombramientos temporales que está extendiendo.

Presionada por los reiterados cuestionamientos de los periodistas sobre ese tema, señaló que el oficio que le giró a su esposo que da cuenta del nombramiento, el cual tiene sellos y fue elaborado en papel membretado, no fue firmado de recibido por su cónyuge.

Aceptó que el cargo que le dio a su esposo no existe como tal y no tiene estructura. Sostuvo que el nombramiento nunca llegó a manos de su marido, y culpó de ello a su secretaria quien “se equivocó porque estamos dando encargos mientras llegan los nombramientos de la gobernadora para no parar las funciones”. Entre risas insistió en que el documento oficial que expidió “no es un nombramiento”.

La secretaria de Salud recomendó a los periodistas que no hagan cosas malas, “no vale la pena ni por un peso, yo sé que hay gente atrás que lucra con sus necesidades”.

En otro tema confirmó que en el sector Salud van 735 trabajadores contagiados de covid-19, pero que muchos pudieron haberse infectado en sus casas, no en el trabajo, “esa es una realidad”. Citó como ejemplo que ella se contagió cuando atendió a trabajadores de la Secretaría de Salud que bloqueaban vialidades en Chilpancingo.

Dio a conocer que tal vez el 10 de febrero, sea aplicada la dosis de refuerzo contra el coronavirus al personal de la Secretaría de Salud que está adscrito en las oficinas centrales. Culpó al personal sindicalizado de la Tierra Caliente, de haber evitado la aplicación de la vacuna de refuerzo a trabajadores que están en la primera y la segunda línea de atención de enfermos covid en esa parte del estado.

“Los del sindicato se opusieron, hicieron bloqueos, hicieron de todo y no permitieron que se le aplicara la vacuna a los compañeros médicos y vacunadores que no sabíamos que íbamos a estar como estamos”, indicó.

Aseguró que ya fueron recontratados los 20 oncólogos que habían sido despedidos. “No sé en qué situación se encuentren porque no he podido hablar con la administradora”.

Aidé Ibarez afirmó que no hay desabasto de medicamentos en los hospitales generales y en los Centros de Salud del estado. Dijo que el último abasto de medicinas fue con el apoyo primero de los presidentes municipales, y después de personal del Ejército Mexicano por la falta de vehículos y porque “los trabajadores no querían trabajar”. (Síntesis de Guerrero).

Comentarios

comentarios