Contexto Político. El nombramiento pendiente del Congreso local

Por Efraín Flores Iglesias

Todo parecer indicar que a los diputados les urge más designar al nuevo fiscal general del estado que al titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE). Sólo es cuestión de analizar las declaraciones que ha hecho el presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Congreso local, Alfredo Sánchez Esquivel, quien el pasado 2 de noviembre –cinco días después de que Jorge Zuriel de los Santos Barrila diera a conocer que renunciaría al cargo de fiscal– aseguró que dentro del plazo que les marca la Ley, (los integrantes de la LXIII Legislatura) “habrán de cumplir con el procedimiento pertinente y de manera muy responsable” en la designación de un nuevo titular de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Desde el 20 de julio, el órgano encargado de vigilar la correcta aplicación de los recursos en la entidad se encuentra sin titular. La bancada de Morena impidió al final de la LXII Legislatura que Alfonso Damián Peralta se reeligiera por otros siete años, rompiendo de esa manera un acuerdo que tenía “amarrado” con el PRI y el PRD.

Legalmente, Damián Peralta no estaba impedido para ser nombrado nuevamente como auditor. El problema fue que después de ganar la elección de gobernador, los legisladores morenistas lo vetaron y prefirieron aprobar una convocatoria para el proceso de selección y designación del nuevo auditor.

De acuerdo a la Jucopo fueron 30 aspirantes los que se registraron para encabezar tan importante órgano de fiscalización de la entidad (6 mujeres y 24 hombres).

Alfredo Sánchez Esquivel se durmió y dejó pasar mucho tiempo. Su desmedida soberbia, la causa. Creyó que tenía “planchado” el tema, pero no.

Ni aprobando un Segundo Periodo de Sesiones Extraordinarias correspondiente al Segundo Periodo de Receso del Tercer Año de Ejercicio Constitucional, fue suficiente.

El martes 31 de agosto, los diputados salientes sesionaron a marchas forzadas, pero el tiempo ya no les alzanzó, a pesar de que el nombramiento del nuevo titular de la ASE apareció en el Orden del Día, así como la designación de los titulares de Órganos Internos de Control de algunas dependencias.

En ese entonces se comentó que la Jucopo ya tenía una terna y que desde Casa Guerrero “había línea” para imponer a un controvertido funcionario de la Secretaría de Salud estatal. Lo cierto es que no se dio a conocer la supuesta terna, ya que nunca se leyó en la Mesa Directiva.

La LXII Legislatura llegó a su fin, y la designación del nuevo auditor quedó como el gran pendiente.

No es necesario que los legisladores repongan el procedimiento para la designación del auditor. Sólo es cuestión que den el siguiente paso: nombrar la terna y no perder más tiempo en entrevistar a los 30 aspirantes.

Después de nombrar la terna, lo que sigue es que los diputados voten por uno de los tres aspirantes y le tomen la respectiva protesta de ley al nuevo titular de la ASE.

Querer es poder, pero queda claro que a los diputados de Morena les urge más nombrar al próximo fiscal de la entidad que al auditor.

Es probable que el gobernador de facto, Félix Salgado Macedonio, y su hija Evelyn Salgado Pineda (gobernadora legal), estén influyendo en eso.

“Piensa mal y acertarás”, reza un viejo y ominoso aforismo.

DON MARIO BASURTO

Lo conocí de vista en 2017 durante una premiación que organizó el Club de Periodistas del Estado de Guerrero en el puerto de Acapulco. Pero fue hasta el 29 de septiembre de este año cuando me lo presentó mi amigo y colega Julio Ayala Carlos en la ciudad de Tlapa, allá en la región de la Montaña, previo a la toma de protesta de Gilberto Solano Arreaga como presidente municipal.

De manera amable, Don Mario Basurto Medellin nos recomendó cenar en una taquería, ya que no habíamos comido nada desde que salimos de Chilpancingo por la tarde. En ese lugar coincidimos con César Flores Maldonado, en ese entonces asesor personal del gobernador Héctor Astudillo Flores, a quien le presenté.

Posteriormente, nos invitó a su casa, a Julio Ayala y a mí, para platicar y tomarnos una botella de whisky.

Don Mario no se tomó ninguna copa del licor escocés, sino un trago de vodka, pero siempre se portó muy amable como anfitrión y nos contó muchas anécdotas y el concepto que tenía del periodismo y de la política, así como del tiempo en que vivió y trabajó en la Ciudad de México.

Fueron cuatro horas de intensa charla. Nos despedimos de él y horas más tarde coincidimos nuevamente frente al Palacio Municipal de Tlapa de Comonfort, donde se llevó a cabo la sesión solemne del Cabildo tlapaneco.

Nunca pensé que sería la última vez que lo vería con vida.

La semana pasada me enteré que se enfermó, por lo que sus hijos lo trasladaron a un hospital de Chilpancingo para recibir atención médica, y ayer por la noche (lunes) lamentablemente falleció a la edad de 70 años.

A sus familiares y amigos les mando mis condolencias y un abrazo fraterno.

Descanse en paz, Don Mario Basurto Medellín.

Comentarios:

E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com

Twitter: @efiglesias

 

 

Comentarios

comentarios

A %d blogueros les gusta esto: