Índice Político. *Tres años de militarización *La camisola verde olivo *Los otros “bisnes” de “Andy”

FRANCISCO RODRÍGUEZ  

* Tres años de militarización * La camisola verde olivo * Los otros “bisnes” de “Andy”  

¡Por fin supimos qué es la 4T!

¡Es la militarización del país!

Y es que, luego de saludar a los periodistas reunidos para participar en la “mañanera” de este lunes 29 de noviembre, el “caudillo” se dirigió hacia sus múltiples ayudantes:

“Siempre sí me voy a poner la chamarra”, dijo.

Y de inmediato, desde donde estaban estacionados los vehículos de la comitiva, uno de los asistentes corrió a entregarle una camisola color verde militar, misma con la que estuvo paseando por el sur de Veracruz y buena parte de Oaxaca durante todo el fin de semana.

¿Verde militar o verde Fidel Castro?

¿O quizá verde Hugo Chávez?

Con tal atuendo, la militarización iniciada por su némesis Felipe Calderón ya es completa.

Y complementa los nuevos roles de las Fuerzas Armadas que tienen un activismo que contrasta notablemente con la discreta presencia que mantuvieron durante casi todo el siglo XX, cuando se limitaban a brindar apoyo social en casos de emergencia.

Todo cambió, empero, a partir de diciembre de 2006.

Primero, contra la inseguridad.

Luego, tareas administrativas.

Y cada vez más coqueteos con la política, como el devaneo del general secretario de la Defensa, Crescencio Sandoval, demandando sumar a todos a la 4T.

Edgardo Buscaglia, investigador de la Universidad de Columbia, lo apunta con claridad:

«El rol político del ejército se ha venido fortaleciendo a lo largo de los años. Y el rol de las autoridades civiles se ha venido debilitando debido a la fragmentación de la corrupción política que ha causado la delincuencia organizada«.

Y agrega en entrevista para la BBC:

«Hoy de alguna manera el ejército mexicano se está latinoamericanizando en muchos sentidos: está adquiriendo un poder político en relación con las autoridades civiles fragmentadas que antes no tenía».

Tres años se cumplen hoy de la militarización nada discreta del país.

¡Y ya por fin supimos qué es la 4T!

¡Es la militarización del país!

Más las que se acumulen esta semana  

Y es que, mire usted:

Hasta hace unos meses las Fuerzas Armadas tenían encomendadas 13 tareas adicionales a la seguridad pública en al menos cuatro áreas, entre ellas la construcción de obras, capacitación policiaca, apoyo a programas sociales, así como a la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19.

Ello pese a que durante su campaña electoral López Obrador prometió que soldados y marinos regresarían a sus cuarteles.

Pero asumiendo el poder, dio el cambiazo.

Cual veleta que se mueve con el viento, decidió apoyarse en el Ejército y la Marina Armada para concretar varios de sus proyectos insignia, algunos de los cuales son considerados como estratégicos y, ahora, hasta top secret, merced al decretazo que nos propinó a los ciudadanos hace apenas unos días.

Control de los puertos y las aduanas uno de los más recientes…

… pero antes ya eran responsables de construir en Santa Lucía el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles…

… las 2 mil 700 sucursales del Banco del Bienestar

… dos tramos del Tren Maya

… la remodelación de 32 hospitales abandonados en sexenios pasados, en el marco de la emergencia sanitaria por Covid-19…

… y también la atención de esta enfermedad.

AMLO también les instruyó para apoyar el combate al robo de combustible de Pemex…

… custodia de pipas…

… implementación del plan de vigilancia en las fronteras norte y sur para frenar la migración hacia Estados Unidos…

… la construcción de cuarteles para la Guardia Nacional

… apoyo a los programas Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro…

… la distribución de fertilizantes

… así como la vigilancia en la entrega de los recursos de programas sociales.

Y claro, las tareas que se le ocurran en cualquier “mañanera” de estos días al “caudillo” que habita en Palacio Nacional.

¿Ya sabe ahora sí qué es la 4T?

Indicios  

El 9 de noviembre de 2014 marcó un parteaguas en el sexenio de Enrique Peña Nieto. Esa madrugada Carmen Aristegui y su equipo de comunicadores dieron a conocer el bien documentado reportaje sobre la Casa Blanca de las Lomas. A partir de ese día ya nada fue igual para el jefe de la pandilla de toluquitas y pachuquitas que saquearon al país, entregaron sus riquezas energéticas a los extranjeros y nos endeudaron sin fin. Pues bien, anote usted una nueva fecha: 29 de noviembre de 2021. Este es el día en el que AMLO rompió lanzas con lo poquito que le quedaba en medios de comunicación. Y es que si antes elogió a la colega Aristegui celebrando que ella “es una periodista profesional, independiente, libre”, hace dos días se desdijo –lo cual no es ninguna novedad en alguien tan veleidoso– y acusó a la periodista de “nunca haber hecho un periodismo en favor del pueblo”, sin especificar cuál es ese tipo de periodismo. ¿Acaso el que sólo lo halaga a él? ¿El que oculta los presuntos trastupijes de los nuevos ricos que, en efecto, son sus hijos?… El semanario Proceso también fue objeto de su ira mal contenida, ante la publicación –junto con otros medios– del reportaje Sembrando Vida y la Fábrica de Chocolateselaborado por periodistas e investigadores de Connectas, Plataforma Periodística para las Américas… Y no sólo eso. Julio Hernández (aka, o conocido también como) Astillero sufrió la embestida del nuevo titular de la UIF, Pablo Gómez, en su también nuevo papel de lambiscón de AMLO por el mismo motivo: querer conocer la evolución del patrimonio de los tres hijos mayores del hombrecillo de Tepetitán. * * * Un motivo que, para los lectores habituales del Índice Político no es novedoso, ya que aquí he platicado con usted del big business de Andy López Beltrán, junto con su cuñada Carolyn Adams, de importación de gasolinas y diésel tanto legal como subrepticiamente, lo mismo que de los amigos que dicen hacer negocios en su representación –tanto la agilización en el cobro de facturas gubernamentales como participaciones ganadoras en licitaciones para ejecutar obras o prestar servicios a la 4T– y a quienes se conoce como los sin calcetines”. Esos, entre otros muchos negocios como la recomendación de amigos, compañeros y cuates para ocupar cargos de alta responsabilidad en la Administración Pública Federal. Ni modo que lo haga “de a gratis”. ¿O sí? * * * No se por qué al escribir sobre la camisola color verde militar de YSQ, recordé aquello de que Napoleón Bonaparte siempre vestía camisa roja durante la batalla para que, si de alguna manera lo herían, no se notara su sangre y así sus soldados siguieran luchando sin desanimarse. También que, a partir de ello, se ha recomendado a nuestros gobernantes que usen pantalones color marrón… “¡por si las moscas!”. * * * ¿Delito por ultrajes a la autoridad? Se lo inventaron los cuatroteros veracruzanos encabezados por el impresentable Cuitláhuac García o por su alter ego, el secretario general de Gobierno, Eric CisnerosInconstitucional del todo, como bien ha dicho el líder de la bancada morenista en el Senado, Ricardo Monreal, quien ya urgió a la CNDH a tomar cartas en el asunto de manera perentoria y así conseguir la liberación de seis jóvenes injustamente detenidos desde hace meses por esa partida de… * * * Por hoy es todo. Deseo que lo que le resta a esta semana sea de dicha y sorpresas agradables para usted y, como siempre, que tenga ¡buenas gracias y muchos, muchos días!

https://www.indicepolitico.com
indicepolitico@gmail.com
@IndicePolitico
@pacorodriguez

Comentarios

comentarios

A %d blogueros les gusta esto: