Entre 40 países emergentes, México es el más destacado en finanzas públicas estables

Compartir

Prácticamente todos los países del mundo tuvieron que reacomodar sus finanzas públicas luego los numerosos inconvenientes que generó el Covid 19 en los últimos tiempos. A partir de eso se realizaron numerosos análisis sobre aspectos varios de la economía, a partir de los que se pudo verificar que México, luego de la implementación de ciertas medidas específicas, se encuentra por ahora en un buen momento desde el punto de vista del equilibrio macroeconómico, contando con un bajo déficit fiscal.

Un organismo que realiza distintas proyecciones de forma periódica es el Fondo Monetario Internacional (FMI) sin lugar a dudas. De acuerdo a estimaciones de esta entidad, se prevé que en México se va a poder lograr equilibrar la generalidad de las finanzas públicas entre 2022 y 2023. Se espera que hasta que llegue ese momento, se pase de tener un déficit fiscal que represente un 0.1% del PIB a un superávit fiscal que sea aproximadamente de un 0.2% del PIB.

Estas novedades son más que positivas, debido a que si se toman como referencia países que están catalogados como emergentes como es el caso de México, el promedio es que casi todos ellos van a tener, en relación al PIB, un déficit fiscal que no va a ser de menos de 4.8%. Pero los datos que presenta México son mejores aún si se comparan con los que se visualizan en los países que son miembros del G-20, por ejemplo, ya que el déficit fiscal de ellos en promedio va a alcanzar un porcentaje que no va a ser menos al 5.2%

Que el país haya podido lograr esto y que se proyecte adecuadamente, se logró gracias a varios factores determinantes. Uno de los más fundamentales, en el que coinciden los especialistas, es que las autoridades económicas tomaron desde el 2020 hasta hoy una política fiscal que es claramente conservadora. Lo que se vaticina de cara al futuro, es por un lado que al no producirse por el momento cambios en los tributos que pagan los mexicanos, aquellos ingresos que pueda tener el Estado van a permanecer similares a los históricos, en un 24% en promedio del PIB hasta que finalice el año; y por otro, que la deuda emitida por el Gobierno se va a ubicar (al menos hasta el 2024), en aproximadamente un 60% del PIB.

El FMI también hizo en las últimas semanas algunas estimaciones acerca del crecimiento que va a poder tener México en su economía en general para fines de este 2021. Se anhela que por lo menos sea de un 6%, una cifra que puede ser superior a la que esperan tener otros países de Latinoamérica. Para que esto pueda suceder, tienen que conjugarse y suceder varios factores al mismo tiempo, y uno de ellos que plantean los expertos, es que se tomen serias medidas para mejorar las inversiones, principalmente aquellas que provienen del exterior, debida cuenta que son las que pueden generar puestos de trabajo genuinos, ya sea de manera directa e indirecta.

Comentarios

comentarios