Protestan desplazados y burócratas

*Protestan personal de Salud y desplazados de la Sierra, durante evento de Astudillo y Encinas en Ayutla

*Marchan trabajadores de Servicios Públicos de Chilpancingo, para exigir pagos

*Celebra Gobierno Federal acto de desagravio por agresión sexual de militares contra Inés Fernández, en Ayutla

Bernardo Torres / Juan Blanco / Bernardo Torres| API Guerrero

Chilpancingo, Gro.- Trabajadores de Salud y Desplazados de la Sierra por la Violencia se manifestaron durante la inauguración de la «Casa de los Saberes» en Ayutla, presidido por el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas Rodríguez y el gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores.

Al acto que se desarrolló alrededor del mediodía llegaron desde temprana hora integrantes del Frente Nacional por la Liberación de los Presos Políticos (FNLP), dirigidos por Oger Morales para exigir apoyos sociales al Gobierno Estatal y Federal.

Las familias desplazadas de la Comunidad Puerto Las Ollas, del Municipio de Coyuca de Catalán señalaron que el Gobierno Federal y Estatal han incumplido con la entrega de las despensas mensuales para unas 100 familias.

Son alrededor de 300 personas que se encuentran desplazadas, unas en el Municipio de Ayutla y otro grupo en la Sierra de Petatlán con quienes han firmado compromisos y no se han cumplido.

Asimismo, reclamaron la libertad para al menos 80 personas presas políticas, que forman parte de esta organización y que se encuentran cumpliendo penas del fuero común en diferentes centros penitenciarios del país.

Tras el evento también se manifestaron trabajadores del Sector Salud que exigen el pago del Fondo del Estado de Guerrero de Ahorro Capitalizable (FEGAC) desde el inicio de esta semana.

Los inconformes fueron atendidos por el propio mandatario estatal quien les explicó que está haciendo los esfuerzos para que se pague este Fondo antes de que concluya su mandato.

Aunque reclamaron que es un recurso que se les descuenta cada quincena, se retiraron casi de inmediato luego de la explicación que les dio el gobernador, con la promesa de que a la brevedad tendrán su recurso.

Los inconformes dijeron ser alrededor de 60 afectados, que laboran en el Hospital de Ayutla y cuyo bono asciende a más de 17 mil pesos cada uno.

Marchan trabajadores de Servicios Públicos de Chilpancingo, para exigir pagos
Unos 80 trabajadores del Ayuntamiento de Chilpancingo y de las diversas dependencias que componen el gobierno municipal, marcharon ante la negativa del alcalde Antonio Gaspar Beltrán de pagarles sus quincenas y prestaciones laborales.
Se trata de empleados, adheridos a la sección 28 del Sindicato Único de los Servidores Públicos del Estado de Guerrero (SUSPEG), que desde hace nueve días mantienen un paro laboral.
La movilización partió de la Secretaría de Servicios Públicos Municipales alrededor de las 12:15 horas de este viernes, en dónde hay un plantón, al norte de la ciudad, y se dirigieron al sur. En la marcha también participan unos cuatro camiones que se encargan de recolectar la basura.
Entrevistado en el transcurso de la marcha, el dirigente de la sección 28 del SUSPEG, Pedro Martínez Martínez acusó que «Toño» Gaspar se niega a pagar la primera quincena del mes de septiembre a más de 700 trabajadores de su organización.
Además, agregó, no se ha cumplido con el pago de marcha y de gastos funerarios para familiares de empleados fallecidos, de despensas, Fondo de Previsión Social, bono del Día del Servidor Público, estímulo por antigüedad.
De acuerdo con el líder sindical, el adeudo que tiene el munícipe con los más de 700 empleados por concepto de las quincenas y de prestaciones económicas asciende a 60 millones de pesos.
Los manifestantes se encuentran actualmente en la explanada de la Plaza Cívica Primer Congreso Anáhuac de la ciudad, y hasta el momento el primer edil no ha fijado una postura.

Celebra Gobierno Federal acto de desagravio por agresión sexual de militares contra Inés Fernández, en Ayutla

El Gobierno Federal celebró este viernes un acto de desagravio por la agresión sexual que sufrió la indígena Inés Fernández Ortega en manos de militares en marzo de 2002 en la comunidad de Barranca Tecuani, Municipio de Ayutla de los Libres.

Para este fin, acudió el subsecretario de Gobernación para Derechos Humanos, Alejandro Encinas quien puso en marcha también el Centro Comunitario de la Mujer y Albergue de Niñas y Niños Me’Phaá y tu’un Savi de Ayutla de los Libres Guerrero.

Encinas Rodríguez destacó que hoy casi 20 años después el Gobierno celebra un acto de justicia y reivindicación de Inés Fernández, ante los agravios que sufrió por el Estado.

Dijo que tuvieron que pasar más de 10 años en que los gobiernos mantuvieron el caso en la impunidad, teniendo la víctima que recurrir a instancias nacionales e internacionales y finalmente que se acatara la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CoIDH).

Como parte de la sentencia se construyó en Ayutla este Centro Comunitario denominado «Casa de los Saberes», donde se ofrecerán servicios como orientación psicológica a mujeres, niñas y niños, alimentación, hospedaje y formación académica.

Inés Fernández Ortega, la mujer agraviada dijo que era un día muy importante, desde 2010 una sentencia que no había sido acatada, pero aún falta mucho por hacer, en materia de justicia y en equipamiento de este centro.

Pidió a los tres niveles de gobierno garanticen que no se repitan actos de discriminación como el que sufrió para acceder a la justicia, que los niños ni las mujeres tengan que padecer la pobreza y el abandono institucional.

Ante el funcionario federal, Inés exhibió el abandono a las comunidades donde no hay escuelas, no hay carreteras ni electricidad, daños que además se han agudizado por los sismos y las lluvias.

Abel Barrera Hernández, director del Centro de Derechos Humanos Tlachinollan, reprochó la lentitud con la que llegó la justicia para Inés, quien se enfrentó a la discriminación, la impunidad, gobiernos omisos y un sistema patriarcal que sólo obstruyó su andar.

Sin embargo destacó que gracias a la lucha de Inés, se cayó el blindaje del Ejército, quien tenía sometida a las comunidades y perpetró masacres como la ocurrida en el Charco.

Calificó el hecho como histórico, en el que una mujer agraviada sexualmente frente a su hija y que marcará un precedente para que estos agravios no se vuelvan a cometer en contra de ninguna mujer.

Finalmente, el gobernador Héctor Astudillo manifestó su respeto y admiración hacia Inés Fernández quien dijo se ha convertido en un referente para las mujeres de Guerrero y el país ante el mundo.

Comentarios

comentarios

A %d blogueros les gusta esto: