Protestan policías estatales por falta de pago

Compartir
Juan Blanco | API Guerrero 
Chilpancingo, Gro.- Unos 25 policías estatales y sus esposas, protestaron en Chilpancingo para exigir al gobernador Héctor Astudillo Flores y a su secretario de Seguridad Pública (SSP), David Portillo Menchaca, el pago de sus prestaciones laborales.
La manifestación se llevó a cabo en el zócalo de la ciudad alrededor de las 11:20 de la mañana, en donde los agentes que se encuentran francos, mostraron pancartas en las que estaban escritas sus demandas.
En declaraciones a reporteros, el oficial primero Édgar Alan Hernández Rivas, precisó que las autoridades estatales les deben desde el 1 de septiembre 3 mil 750 pesos por concepto de viáticos a unos 5 mil elementos, es decir, un adeudo total de 20 millones 625 mil pesos.
Aseguró que los oficiales que se encuentran trabajando en las siete regiones del estado han estado poniendo de su dinero para comprar gasolina, aditivos y darle mantenimiento a las patrullas para realizar sus actividades operativas, que deberían ser costeadas por la SSP de Guerrero.
Agregó que muchos elementos se han visto obligados a pedir fiado en tiendas o misceláneas y restaurantes, o pedir dinero prestado para poder comer, al no contar con recursos.
«Allá donde andamos, en las comunidades, le andamos pidiendo a la gente un taco, una tortilla con sal, para poder alimentarnos y poder llevar a cabo nuestro desempeño como policías», manifestó.
Otro oficial, cuyo nombre se reservó, dijo que el mandatario estatal y Portillo Menchaca no les ha dotado de uniformes, fornituras, mochilas ni pagado su bono de riesgo, y que familiares de sus compañeros asesinados, como es el caso reciente del municipio de Pilcaya, no han podido cobrar sus seguros de vida.
Además, dijo que, contrario a lo que han manifestado los mandos, no han recibido ninguna capacitación y manifestó que «no somos huevones como ha venido diciendo el gobernador, somos propositivos».
Reprochó que el titular del Poder Ejecutivo presuma, como lo hizo en su sexto y último informe de labores, que la Policía Estatal es una de las más equipadas cuando en los hechos, aseguró, es falso.
Los uniformados advirtieron que continuarán con sus acciones de protesta y responsabilizan a Astudillo Flores y a Portillo Menchaca de las amenazas y hostigamiento que pudieran sufrir como ocurrió con el despido de 176 de sus compañeros en 2017 cuando también denunciaron carencias al interior de la corporación.

Comentarios

comentarios