Contexto Político. Los verdaderos ganadores en los 9 distritos federales

Compartir

Por Efraín Flores Iglesias

Tanto Morena como el frente PAN-PRI-PRD se declararon triunfadores en la elección de diputados federales del pasado 6 de junio, pero la realidad es otra. Los verdaderos ganadores fueron el PVEM y el PT, aliados coyunturales del presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y en Guerrero, ni se diga.

El PT y el PVEM lograron ganar tres distritos electorales federales: el 05 de Tlapa de Comonfort con Victoriano Wences Real, el 03 de Zihuatanejo de Azueta con Luis Edgardo Palacios Díaz y el 08 de Ayutla de los Libres con Eunice Monzón García, respectivamente

¿Y cómo lograron esos triunfos? A través de una alianza con Morena.

Hace tres años, Morena casi se lleva carro completo. De nueve distritos ganó solamente ocho, ya que en el distrito 06 de Chilapa de Álvarez el triunfador fue el perredista Raymundo García Gutiérrez, quien recientemente fue nombrado coordinador de la bancada del PRD para la LXIII Legislatura local.

Y en la elección de este año, los adversarios de Morena ganaron dos distritos: el 01 de Tierra Caliente con el priista Reynel Rodríguez Muñoz y el distrito 06 de Chilapa de Álvarez con la diputada perredista Fabiola Rafael Dircio, del grupo político de Raymundo García.

Es destacable el avance de la oposición, aunque los que más avanzaron fueron el PT y el PVEM, ya que sus dirigentes nacionales doblegaron en la mesa de negociaciones a Morena para poner a sus propios cuadros en importantes distritos.

En el 05 de Tlapa de Comonfort mandaron a la competencia a Victoriano Wences Real, actual comisionado político del PT en la entidad y a quien los morenistas de la región de la Montaña no ven con buenos ojos porque les ha dado batalla en las elecciones locales. Lo cierto es que el petista ganó por segunda ocasión dicha demarcación electoral. La primera vez fue en 2015 a través de la alianza PRD-PT.

Al PVEM le correspondió poner candidatos en los distritos 03 de Zihuatanejo de Azueta y 08 de Ayutla de los Libres. Y, a pesar de su escasa presencia en varios municipios de los distritos en comento y ante el enojo de las bases morenistas, Luis Edgardo Palacios Díaz, “Eddie Palacios”, y Eunice Monzón García, ganaron por amplio margen.

A los morenistas guerrerenses no les quedó de otra que aceptar y designar candidatos en seis distritos: el 01 de Tierra Caliente con Víctor Mojica Wences, el 02 de Iguala de la Independencia con Araceli Ocampo Manzanares, el 04 con Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, el 06 de Chilapa con Marco Antonio Miranda Salgado, el 07 de Chilpancingo de los Bravo con Carlos Sánchez Barrios y el 09 de Acapulco con Rosario Merlín García.

En los distritos 01 y el 06 Morena fue duramente derrotado por el PRI y el PRD.

Si el PRI y el PRD hubieran ido juntos en el 02 de Iguala, le ganaban dos a uno a Morena. Pero como el hubiera no existe la candidata morenista ganó… y sin aplicar la estrategia de “Divide y vencerás”.

Insisto, los verdaderos ganadores fueron el PVEM y el Partido del Trabajo, quienes sin tanto alboroto ganaron tres curules… y con la ayuda de Morena.

Bien dice un viejo refrán: “Unos corretean a la liebre y otros sin corren la alcanzan”.

Eunice Monzón, ‘Eddie Palacios’ y Victoriano Wences no son unos novatos en materia legislativa, ya que han sido diputados en más de una ocasión. De hecho, Eunice Monzón durante el tercer año de la LXIII Legislatura local presidió la Mesa Directiva.

Lo que no entienden los dirigentes y militantes de base de Morena es que las alianzas como los triunfos no son para siempre.

El PVEM y el PT siempre se han movido según la dirección en que sopla el viento.

En el año 2000, por ejemplo, el PVEM fue parte de la “Alianza por el Cambio” que llevó a Vicente Fox Quesada a la Presidencia de México. Y en las elecciones presidenciales de 2006, 2012 y 2018 se coaligaron con el PRI y apoyaron las campañas presidenciales de Roberto Madrazo Pintado, Enrique Peña Nieto y José Antonio Meade Kuribreña, respetivamente, ganando a cambio importantes diputaciones por el principio de representación proporcional.

Es por eso que en el Congreso de la Unión el PT y el PVEM se oponen a la reducción o desaparición de diputaciones plurinominales, porque sería como cavar su propia tumba política.

ENTRE OTRAS COSAS… El que de plano terminará muy repudiado por la mayoría de los chilpancinguenses, es el alcalde perredista Antonio Gaspar Beltrán, quien durante los tres años de su administración se la pasó llorando e implorando el apoyo del gobierno federal.

Si no fuera por el gobernador Héctor Astudillo Flores, su ex jefe político, a Chilpancingo le hubiera ido muy mal. El problema no fue la falta de apoyo del gobierno federal, sino su soberbia y falta de visión política, ya que con medio mundo se peleó. De entrada, se confrontó con algunos de sus familiares, amigos y cercanos colaboradores que le ayudaron bastante en sus dos campañas para la Alcaldía.

Pero de ese tema vamos hablar más a fondo en otra entrega.

Comentarios:

E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com

Twitter: @efiglesias

 

Comentarios

comentarios