De Frente. Si queremos que todo siga igual (…)

Compartir

Por Miguel Ángel Mata Mata

1.

— “Cambia, todo cambia”, cantó Mercedes Sosa.

— “Si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie. ¿Me explico?», escribió Giuseppe Tomasi di Lampedusa en 1957, en una novela publicada luego de su muerte, en 1958.

El cambio.

2.

Evelyn Salgado Pineda ha ganado la histórica elección con mayor intensidad mediática en Guerrero. Así lo ha determinado el último arbitro del proceso, el Tribunal Estatal Electoral de Guerrero.

El gobernador Héctor Astudillo ha recibido a la gobernadora electa de Guerrero en las oficinas del Palacio de Gobierno, en Chilpancingo.

Él ha dicho que ésta será la mejor transición del poder ejecutivo entre dos administraciones.

Ella ha llamado a la reconciliación y unidad de los guerrerenses.

Ha cambiado el mando en el poder ejecutivo. El poder se mantendrá igual.

3.

Al papá de la gobernadora electa, Félix Salgado Macedonio, se le endilgó el apelativo de gobernador de facto por sus declaraciones apresurando el cambio de mando en el poder ejecutivo mucho tiempo antes que el tribunal electoral declarase improcedentes las impugnaciones de PRI y PRD.

Bastó un golpe de tecla para que el rijoso senador cambiase el tono de la melodía, pero seguir igual de popular y querido por el pueblo, aunque, ahora, con poder institucional:

El gobernador constitucional, y la gobernadora electa, declararon que esperarían los tiempos institucionales para comenzar el terso cambio de mando en uno de los tres poderes.

El senador metió su machete a su vaina.

No fue convocado a las reuniones del presidente de México con su hija, la gobernadora electa. No estuvo en la primera reunión de ella con el gobernador constitucional.

Mientras el cambio opera para que el poder siga igual, él se fue a desactivar las protestas de empleados de la Cámara Local de diputados y jóvenes que exigen un espacio para estudiar en la Universidad Autónoma de Guerrero.

Ha cambiado el senador: popular como Adelita y querido por el pueblo, hoy desactiva protestas para que el poder sea terso, terso, terso

¿Dónde quedó el rijoso que vacío papeletas quemadas en el Congreso, retó a golpes a un senador, o amenazó con linchar a los consejeros del INE?

¿Todo ha cambiado? ¿Todo sigue igual?

4.

Los priístas que no miran, con el mismo rigor, triunfo y derrota de su alianza, son miopes ante el triunfo en 40 de 80 ayuntamientos; que MORENA sólo ganó en 16 o que arrebataron la mayoría simple a MORENA, en el Congreso Local, y amenazaron con un sisma.

Bastó un golpe del jefe para que todo siga igual. Para que nada cambie.

En MORENA, con el triunfo por el poder ejecutivo, no miran que ahora son gobierno y se han quedado sin molinos de viento contra quienes encauzar batallas utópicas que los conviertan en víctimas sociales.

Pelean el liderazgo de la primera minoría en el Congreso sin mirar que perdieron la primera mayoría y con ello, abren la posibilidad de que el poder real en el Congreso Local lo acaparen diputados cuya experiencia los ha llevado a ser interlocutores, reales, con el ejecutivo.

¿Han cambiado o siguen iguales?

5.

El cambio del partido en el poder ejecutivo de Guerrero operará, de manera institucional, hasta el mes de octubre. Las formas de esa transición, sin embargo, se mantienen iguales.

Para formar gabinete, la gobernadora electa ha dicho que esperará al resultado de las consultas a la ciudadanía para que “a través del pueblo” se designe a los mejores funcionarios públicos. Eso parece un cambio.

La ley dice que toca al titular del poder ejecutivo designar a quienes habrán de integrar su gabinete. Solo a ella. Eso se mantiene igual. Ya operan, sin embargo, grupos de poder que ayudaron a ganar la elección y esperan el premio a su sacrificio.

Daniel Ríos Abarca aparece como cabeza del primer grupo, el de Félix Salgado Macedonio, como quien habrá de operar para influir en el ánimo de la gobernadora electa en favor de los integrantes del felixismo.

Carlos Álvarez Reyes, aparece como cabeza de un grupo importante de personalidades que fueron, en su momento, gobierno con Zeferino Torreblanca Galindo y que invirtieron tiempo, dinero y grupos a favor de la causa de Evelyn.

Ángel Heladio Aguirre Rivero, sí, el artífice de la alianza PRI-PRD, operó hábilmente al incrustar en la campaña de Evelyn a Jorge Salgado. Ya presiona el ex gobernador priísta y perredista para incrustar a algunos de sus sobrinos carnales en los cargos de primer nivel.

Aunque esto de repartir chambas como botín de guerra no ha cambiado, es posible que sí se opere un cambio en las formas.

6.

El presidente de México vino a Guerrero. Visitó una vieja casona que, dicen, fue ahí donde durmió alguna vez Benito Juárez. Le engañaron. Ese espacio perteneció a las caballerizas de la vieja aduana de Acapulco, ubicada en otra vieja casona a cincuenta metros de ahí.

Los viejos saben que la casa donde durmió Juárez aún se resista al derrumbe en lo que fue la plazoleta a Sor Juana Inés de la Cruz, donde hacía contra esquina con el viejo palacio municipal. Sí, el que tenía un reloj en el frontispicio.

Más allá de la perla cultural, el presidente de México anunció que a fines de diciembre de éste año se completará la mudanza de la Secretaría de Salud al puerto de Acapulco. Físicamente se ubicará en lo que se llamó edificio inteligente, en la esquina de costera y Diego Hurtado de Mendoza.

Un coto, físico, de poder del gobierno federal en el estado de Guerrero obliga a correr la cortesía política al gobierno federal para que éste sea el que tenga mano a la hora de palomear a quienes se integrarán al gabinete de Evelyn Salgado Pineda.

¿Alguien lo duda?

7.

Visto así, el maestro Giuseppe Tomasi di Lampedusa ha cobrado naturalización como guerrerense. Todo ha cambiado para que todo siga igual. Él ha sido quien citó que:

— “Si queremos que todo siga como está, es preciso que todo cambie”.

Comentarios

comentarios