Niños asesinados en Palestina eran parte de un programa de asistencia noruego.

Compartir
El Consejo de Refugiados Noruego (NRC por sus siglas en ingles) ha confirmado el día de hoy, que 11 de los 60 niños asesinados por los ataques aéreos del ejercito israelí sobre la Franja de Gaza, participaban en un programa de asistencia psicológica que ayudaba a los niños a superar el trauma de vivir en una zona de guerra.
«Estamos devastados de saber que los niños que estábamos ayudando a superar su trauma, fueron bombardeados mientras ellos estaban en casa y seguros«, señaló el secretario general de la organización noruega, Jan Egeland.

Ellos se han ido, fueron asesinados junto a sus familiares, quemados con sus sueños y sus pesadillas que siempre los seguían. El secretario general de la NRC, pidió al estado de Israel detener sus ataques en contra de civiles. «Los niños deben ser protegidos, sus hogares no deben de ser objetivos, las escuelas no deben ser objetivos. Salven a estos niños y sus familias. Dejen de bombardearlos» expresó.

Comentarios

comentarios