Comuneros padecen estragos de incendios en Guerrero

Compartir
Bernardo Torres | API 
Chilpancingo, Gro.- Esfuerzos de comuneros y voluntarios lograron sofocar los incendios forestales en la Sierra de Chilpancingo, sin embargo, ahora son los animales del campo quienes enfrentan la falta de alimento, y las huertas la falta de agua.
En la comunidad de El Calvario, llevan 10 días sin agua, los depósitos están secos, y han subsistido con agua embotellada y garrafones que organizaciones sociales les han hecho llegar.
Sin embargo cualquier ayuda es insuficiente, sus animales domésticos no tienen agua ni alimento, tampoco han podido regar sus huertas que empiezan a secarse y marchitarse.
Árboles de durazno y manzana, ya lucen marchitos por la falta de agua, mientras que las zarzamoras ya empezaron a secarse y aún falta mucho para resolver el problema, dicen los pobladores.
El comisariado, Juan Calixto, dice que quienes tienen carro y tinacos acuden a abastecerse de agua a un manantial que está como a 40 minutos de la localidad, pero es muy pequeño y les lleva todo el día llenarlo.
Quienes también están padeciendo los estragos de los incendios son los animales del campo, todo el ejido se quemó y por lo tanto se quedaron sin lugares donde alimentarse.
Hasta las inmediaciones de la comunidad, donde quedaron algunos matorrales y pasto sin quemar han llegado animales en busca de alimento y agua, pero compiten los animales domésticos.
Trepado en un cedro blanco permaneció durante todo un día un puerco espín, algunos pobladores le dieron alimento y agua.
El Comisariado hizo un llamado a todos los pobladores y visitantes a respetar a los animales que ante esta contingencia se acercarán a la zonas pobladas, «no los cacen, no los maten, sólo están buscando sobrevivir».
Ya las autoridades estatales y municipales están trabajando para restablecer el sistema de agua, y cambiarán las mangueras de plástico por tubos de acero, según fue el compromiso que hizo el gobernador, Héctor Astudillo Flores con esta localidad, pero llevará algunas semanas todavía.

Comentarios

comentarios