De Frente. La Hache del Toro

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

Sucedió en Costa Chica. Tal vez en San Marcos, tal vez en Ayutla.

— “Nos queremos sumar a tu proyecto. Tú serás el candidato y ganarás la elección. Podemos coordinar toda la región de Costa Chica. Tenemos gente y seguro ganamos”, le dijeron a Félix Salgado Macedonio los enviados de, al menos, dos tribus perredistas-

— “¡Órale!”, dijo aquel. “Pónganse de acuerdo con fulano…”.

Fulano notó la entrevista. Sigiloso se acercó “¿Qué les dijo Félix?”, preguntó. “Que nos pusiésemos de acuerdo contigo. Coordinaremos la región de Costa Chica”, respondieron alegres.

— “Mejor aléjense. El equipo está completo”, respondió fulano y rompió con las ilusiones de ellos y le bajó unos puntitos a la impresionante popularidad del propietario del eslogan ¡Hay Toro!

2.

Las encuestas no incluyeron a todos, denunció Alberto López Rosas. Al anuncio de la victoria de Félix salgado Macedonio, él no fue invitado. Los otros, y las otras, no hicieron eco el grito el ex presidente municipal de Acapulco.

“El vencedor de la encuesta es Félix Salgado Macedonio”, anunció Mario Delgado, sin mostrar documento alguno ni transparentar el método que legitimó, en los hechos, el viejo dedo priísta que otorga al presidente serenísimo el poder hacer lo que diga su dedito.

La duda creció. Las acusaciones por violencia sexual en contra de mujeres no tiraron la libido política. El resultado de una segunda encuesta fue un desastre.

— “Ni Luis Walton Aburto ni Beatriz Mojica Morga fueron incluidos en la segunda encuesta”, reveló el dirigente nacional de MORENA.

— ¿Quién, o quiénes, dijeron estar completos y no necesitar de alguien más? — ¡Hay Toro!

3.

Juventino llora. Se inscribió ante MORENA para ser considerado en las encuestas para buscar alguna candidatura a diputado local. Dice haber gastado algo así como medio millón entre gasolina, comidas, espectaculares y chayos al feis y al tuit.

Sus ilusiones fueron destrozadas. Él ya se veía en la curul levantando el dedo En beneficio de la ¿Su Patria?

Dicen que mal de muchos es un consuelo de tontos. El caso es que aquí los tontos son mayoría y siguen al cencerro a pesar del dolor que éste les deja.

— ¿Qué fue lo que pasó? Preguntamos a Juventino.

— “Que no hubo encuesta. Que escondieron la tómbola. Que las mujeres primero. Que, que…

—¿Qué, pues?, insistimos.

— ¡Pues que llegó Félix y puso a sus candidatos!

“A sus amigos y amigas, incluida su novia de apellido Bernal. Eso pasó. Eso pasó”, lloró Juve.

— ¡Hay Toro!

4.

— “Si el PRD pone como candidata a una vaca, la misma que gana”, dijo alguna vez el hoy perseguido Ramón Sosamontes Herreramoro.

En la coyuntura de Guerrero, lo mismo pasó con MORENA: “si ponemos a un animal, mismo que gana”, sostuvo Pablito Amilcar.

En enero, la distancia entre la marca MORENA y la de la alianza PRI-PRD era de 48 contra doce puntos. La del candidato Félix Salgado Macedonio contra quien le pusieran enfrente era similar. Hoy las cosas han cambiado:

— MORENA apenas aventaja a la alianza con nueve puntos y el candidato llamado El Toro le saca, como ventaja, apenas cinco puntos a Mario Moreno Arcos.

— ¿Hay Toro?

5.

Todo, de pronto, se vino como en cascada.

Un señor de apellido Valle, que fundó una CTM de MORENA, se dijo despojado de su candidatura “¿Quién me la robo?”, preguntó.

Le acompañaban, al menos, cinco decenas de ilusiones rotas por El Toro: “Félix metió las manos a la lista de las candidaturas. Hasta a su novia metió y a nosotros nos abandonó”, acusaron entre sollozar y moquear por la dieta perdida.

Luego, la terrible noticia: El INE ordena retirar, al menos, cincuenta candidaturas a MORENA porque no comprobaron sus gastos de precampaña. Entre el montón va el nombre de Félix Salgado Macedonio.

¡Ay Toro! ¡Ay Torito!

—¿Por qué no le exigiste a Marcialito, el chaparrito, que hiciera el trabajo que le tocaba, en lugar de andar de boletinero y parándose el cuello junto a ti en tus mítines?

— ¡Qué Caradura!

6.

La tarde del domingo, el síndico procurador de Acapulco, Javier Solorio, se sumó a la campaña de la alianza PRI PRD. “Aquí no hay toros, no hay vacas, no hay marranos, no hay cerdos ni mucho menos zorrillos”, sostuvo al decir adiós a los felixistas.

Ésta misma semana habrá otras adhesiones de morenistas a la alianza PRI PRD mientras Félix, el llamado Toro, insiste en que él solito gana la elección.

7.

El INE ordenó retirar la candidatura de Félix Salgado Macedonio, entre otros cincuenta candidatos de MORENA. Es seguro que el Tribunal Federal Electoral se la devuelva y ya no es seguro que el ímpetu de un toro se imponga en una elección que ha dejado de ser un asunto reñido.

8.

¿Hay Toro?

¡Ay, Toro!

En una Canción Triste, Bunbury canta:

“… cuando te sientes vencido. Una canción triste para cuando estás solo. Cuando no sabes el modo de salir adelante. Has tenido el mundo a tus pies. El aroma de la gloria es buena compañera, pero poco duradera. Lo que sube, baja…”

9.

La hache es muda, no invisible.

Su presencia denota vigor, su ausencia dolor.

— ¿Hay toro o Ay, toro?

Comentarios

comentarios