De Frente. Misoginia

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

Imaginemos, por un solo instante, que la Fiscalía de Guerrero hubiese recibido, por parte del juez, la aceptación para meter preso a Félix S M, acusado de violación agravada en contra de la víctima, cuyo nombre se omite, por obvias razones.

Las calles se habrían inundado de enojados seguidores del llamado Toro. El candidato presidencial hubiese tomado como un agravio a la democracia el encarcelamiento de uno de los suyos. Él habría sido liberado. Las víctimas llorarían su impotencia ante la impune injusticia.

Una vez en la presidencia, con Senado y Cámara de Diputados con él, el compadre presidente hubiese promovido la desaparición de poderes en Guerrero y la turba festejaría: ¡Ha caído el injusto que encarceló a nuestro inocente, calumniado y querido amigo!

No fue así.

2.

El primer minuto de éste viernes dieron inicio las campañas electorales en busca de la gubernatura de Guerrero. El aliancista Mario Moreno Arcos, envió un mensaje y tendrá eventos públicos en Acapulco y Chilpancingo.

El candidato de MORENA, Félix Salgado Macedonio, El Toro, hará una campaña a la que no hará acto de presencia, al menos hasta el próximo nueve de marzo cuando, dicen, se dará a conocer el resultado de otra encuesta definitoria.

La marca de MORENA va adelante con casi cuarenta puntos contra los casi treinta puntos de la alianza PRI PRD. Si la elección se hubiese llevado a cabo hoy, MORENA habría arrasado, a pesar de la mala fama internacional de Félix, al que llaman El Toro.

Las denuncias por acoso y violaciones ya han hecho mella a MORENA: Mario Moreno Arcos está a tan sólo 4.3 puntos de distancia de Félix Salgado, según las mismas encuestas cuando se pregunta por la preferencia electoral del personaje, y no del partido.

Félix, El Toro, al que el presidente ha dado todo su apoyo, comenzó a caer en las preferencias.

Las mujeres comienzan a decirle que NO es NO.

3.

Apareció primero en los medios locales y los acusaron de ser chayoteros. Luego en los medios de la Ciudad de México, y les dijeron que son conservadores. Apareció en todos los medios del país, y los acusaron de ser parte de la conspiración neoliberal.

Pero el jueves apareció en los influyentes periódicos The New York Times y Washington Post: El partido del gobierno de México defiende a un violador.

Los mariachis callaron y, aquí, un ánimo decepcionante y triste sienten las mujeres militantes del partido gobernante que, obedientes, han acatado la misógina orden de apoyarlo.

Es Félix el que tiene un pacto con el presidente. Félix, El Toro, El Toro del presidente.

4.

Yolitzin Jaimes Rendón es vocera de una de las colectivas, en femenino como ellas sostienen, que se niegan a aceptar que un depredador sexual llegue al poder público. Es ella, y muchas otras que se han multiplicado por todo el planeta con la misma exigencia.

El próximo 8 de marzo se manifestarán en todo el mundo. En la capital de México, el miedo alcanzó al gobierno. Han ordenado colocar vallas de acero, de hasta tres metros de altura, ante lo que se prevé será una violenta manifestación en contra de los agresores sexuales, entre los que aparecerá el nombre de Félix, El Toro enamorado de la gubernatura.

Esas manifestaciones han mostrado que el tema nada tiene que ver con la elección de gobernador y que se trata de una exigencia legítima de mujeres enojadas por lo que llaman un pacto patriarcal que fomenta la impunidad y que, en México, se visibiliza al saber que tan solo el .3% de los casos de agresiones sexuales son denunciados y, de esa cifra, tan solo el .4% recibe alguna condena.

¿Por qué encapsular, entre muros de acero, el enojo de ellas?

5.

MORENA, a regañadientes, ordenó reponer el procedimiento para elegir a su candidato a gobernador en Guerrero. El resultado de esa encuesta se dará a conocer hasta el nueve de marzo, un día después de las manifestaciones del enojo de ellas.

La esperanza, lema de campaña e MORENA, indica una pequeña posibilidad de que el género del candidato a gobernador en Guerrero cambie y una mujer sea quien reemplace al mundialmente famosísimo Toro.

Ahí aparecen los nombres de Adela Román Ocampo, presidente municipal de Acapulco, y Beatriz Mojica Morga, ex candidata a gobernadora por el PRD.

El Toro, escribió Raymundo Rivapalacio, convenció al presidente de México al arrancarle una carcajada cuando respondió sobre sus acusaciones por acoso sexual:

— “¿Acoso? Será ocaso ¿Pues qué no me ves que ya no puedo?

Y el presidente río.

¿De qué se ríe, presidente?

¿De la presión de las mujeres?

¿De qué se ríe?

6.

La misoginia en MORENA se ha metido hasta el tuétano de sus dirigentes. Así lo comprueba Pablito Sandoval Ballesteros quien, con el apoyo de Luis Enrique Ríos Saucedo, han emprendido una cacería de mujeres.

Pablito, y sus seguidores, odian, por alguna razón, el brillo femenino.

La han emprendido en contra de la presidente municipal de Acapulco, a quien enlodan en redes y ponen piedras en el camino para que no avance ¿Por qué?

7.

La aversión a las mujeres se llama misoginia.

El antifeminismo está frecuentemente basado en la misoginia, pero el feminismo no se sustenta en el odio a los hombres.

¿El odio a Adela es misoginia o premonición?

8.

Imaginemos, por un instante, que el juez concede la orden de aprehensión en contra de Félix S.M. Ya no tumbarían a ningún gobernador. Ya no satanizarían a ningún fiscal. Ya no harían héroe al victimario ni victimaria a la víctima.  Habría una mujer gobernadora.

Imaginemos tan solo un instante un mundo sin androfobia. Un mundo sin misoginia.

¿Es mucho pedir?

Comentarios

comentarios