De Frente. Ya Chole, Félix.

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

Félix Salgado Macedonio, el candidato preferido del presidente de México, se ha chocanteado.

Nos ha negado el derecho a escuchar su verdad. No le importan las seis acusaciones por agresión sexual en su contra ni el manto de poderosa impunidad que le cubre pues, en el país de las violaciones sexuales impunes, lo que vale es estar bien parado con Dios.

¿Qué le importan a Félix los chocantes angelitos?

2.

Yolitzin Jaimes Rendón es una joven originaria de Atoyac de Álvarez. Es vocera de una agrupación llamada Colectiva, cuyo objetivo es evitar que abusadores sexuales lleguen al poder, nicho desde donde el apetito sexual depredador crecería de manera exponencial.

El Día de la Bandera quiso decirle al presidente de México que no está de acuerdo al respaldar a quien, las feministas, consideran depredador serial.

El presidente se chocanteó. Ni las escuchó ni las miro. Él, el macho alfa, les dijo ¡simuladoras!

Las seguidoras de Félix, encabezadas por su sobrina, no se chocantearon. Golpearon a Yoli con xenófobo argumento “Fuera chilangas de Guerrero”. La dejaron ahí, enjugando su impotencia entre lágrimas y sangre.

— ¿Quién le ayudó?

3.

La indignación nos hace ver que amorales e inmorales son quienes ya chocan con sus estribillos de re victimizar hasta la perversidad a víctimas que gritan su impotencia ante sordos oídos machos.

Pero algo está pasando.

A cien días de la elección del seis de junio, las encuestas reflejan que la sociedad no comparte la intolerancia ni las agresiones a las víctimas. El partido del gobierno, MORENA, tocó techo en enero y, a finales de febrero, comenzó su caída, de la mano del famoso depredador sin condena, en el país de la impunidad.

En enero, MORENA hubiese arrasado en hipotética elección con 43.5 de los votos contra apenas 20.4 de la alianza PRI-PRD y 24.7 de indecisos. A inicios de febrero, el resultado hubiese sido de 44.5 contra 23.8 y 18.7 de indecisos. Pero, a cien días de la elección es de 41.2 contra 23.4 y 21.4 de indecisos.

— “Ya me chocaste”, pareciera que los votantes están a punto de decirle a MORENA que ha comenzado su caída.

4.

Cuando las encuestas preguntaron por el protagonista del escándalo el resultado confirmaría esa tendencia:

En enero, Félix Salgado Macedonio habría ganado con 35.9% contra 22.8 de Mario Moreno Arcos y 29.8 de quienes aún no deciden su voto. A principios de febrero hubiese ganado con 34.1, contra 25.6 de Mario Moreno y 26.9 de indecisos.

Y a cien días de la elección, habría ganado con 31.5 contra 27.8 de Mario Moreno Arcos y 24.9 de los indecisos. El virtual triunfo se redujo a 4.3%

— “Ya me chocaste”, han dicho a Félix los encuestados.

5.

La tarde de ayer, un grupo de morenistas distinguidos, entre los que destaca la secretaria general, Citlali Hernández, pidieron al comité nacional de su propio partido retirar la candidatura a Félix Salgado Macedonio.

— “Ya chocas”, le han dicho a Félix en todos los tonos, menos en el que toca a la perfección la insensibilidad presidencial

6.

“Ya Chole”, es un eufemismo mexicano. Se usaba para decirle chocante, al chocante que llegaba a las reuniones y se molestaba cuando le hacían ver que era muy, pero muy chocante pues era más pesado que un tiranosaurio Rex.

Para no herir los chocantes sentimientos del chocante, los mexicanos fueron sutiles e inventaron esa frase famosa: “Ya Chole vendió su casa”, que se convirtió en “Ya Chole”, que en realidad quiere decir “Ya me chocaste por chocante”.

— “Ya Chole, Félix. Mario está a solo 4.3 puntos de ti.

QUE CONSTE

a.

La pugna por la candidatura a la presidencia municipal de Acapulco ha comenzado. Por el PRI han levantado la mano Ricardo Taja y Julieta Fernández. Por el PRD lo ha hecho Víctor Aguirre Alcaide.

Los priístas no ganarían solos la elección, a pesar del voluntarismo y determinismo de quienes aspiran a la candidatura. Necesitan al PRD.

Ahí cobra fuerza la postura madura de Evodio Velázquez Aguirre, quien aceptó su derrota ante Mario Moreno, y cobra fuerza la figura de Víctor Aguirre Alcaide.

A menos que en la alianza se chocanteen y crean que solos ganarán una elección que, ya no la tiene segura MORENA. Quien puede dividir el voto de la izquierda de MORENA es, precisamente, el grupo de Evodio con Aguirre a la cabeza.

b.

En MORENA las cosas no van como muchos se imaginan. Las acusaciones en contra de Mariana García Guillén, quien aspira por escalar a diputada federal son, precisamente, del orden federal.

Por otro lado, y en cuanto a la presidencia municipal, el método morenista es de sobra conocido: la imposición desde el centro del país. Ahí, quien tiene mejores relaciones con el primer círculo presidencial es el joven Yoshio Ávila. Lo que queda de los 23 aspirantes a ser Hijos de la Tómbola, quedará en el banco de la ilusión.

c.

Hablando de ilusiones: aún puede colarse Adela Román Ocampo. Dicen en la colonia Roma.

Comentarios

comentarios