Dejan sin drenaje a centro de salud en Chilpancingo

Compartir
Juan Blanco/API 
Chilpancingo, Gro. 27 de enero de 2021.- Personal médico y de enfermería inició este miércoles un paro de labores y tomó las instalaciones del centro de salud de la colonia Ignacio Manuel Altamirano, ubicada al poniente de la capital, para exigir a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado de Chilpancingo (Capach) la introducción del servicio de drenaje en esa clínica.
Alrededor de las 9:00 de la mañana unos 15 trabajadores salieron de ese nosocomio y cerraron su acceso con cadena y candado, suspendiendo de esta forma todo tipo de actividad laboral, entre estas las consultas.
En las paredes de dicho hospital fueron pegadas pancartas. En algunas de ellas se leía: «No hay salud sin drenaje»; «intenten durar una jornada laboral sin ir al baño; «pandemia??? y sin poder lavarnos las manos».
Entrevistada en el lugar, la doctora Inés Oliva Padilla dijo que desde hace más de 24 años la unidad médica cuenta con una fosa séptica, pero que esta ya llegó a su límite y que los empleados no tienen ahora un lugar donde hacer sus necesidades fisiológicas; además de que no pueden lavarse las manos.
«Cuando nosotros ya no aguantamos, estamos saliendo a las calles para poderle pedir al vecino que nos preste su baño. Esta colonia carece de agua, entonces el vecino nos dice que ya no nos puede prestar su baño porque ya no tiene agua», manifestó.
Dijo que a raíz de esta problemática, la letrina sanitaria está comenzando a expedir olores fétidos que están envolviendo todos los consultorios, lo que podría provocar un brote de infecciones en medio de la contingencia del Covid-19.
La médico general dijo que la clínica ya cuenta con el tubo de PVC hidráulico, pero que la Capach no lo ha conectado al drenaje bajo el argumento de que no tienen los 7 mil pesos que se necesitan para hacerlo.
Los inconformes advirtieron que no liberarían el centro de salud hasta que obtengan una respuesta del gobierno municipal que preside el perredista Antonio Gaspar Beltrán.
La protesta ha dejado sin servicio de salud a unos 7 mil habitantes de los asentamientos CNOP, Calaveras, San José, 10 de Abril, PRT, Pino Suárez, que dependen de la clínica de la colonia Ignacio Manuel Altamirano.

Comentarios

comentarios