Contexto Político. Unidad, la clave para ganar elecciones

Compartir

Por Efraín Flores Iglesias

————-

Mientras más pasan los días, es claro que las posibilidades de triunfo para Morena en Guerrero, se diluyen. Y no es para menos, sus dirigentes esperaban que el PRI eligiera como su candidato a la gubernatura al ex alcalde de Acapulco y actual senador de la República, Manuel Añorve Baños. Y no a Mario Moreno Arcos, el único de todos los aspirantes a suceder a Héctor Astudillo Flores, con menos pasivos y con un récord de seis elecciones ganadas en las urnas.

El PRI tomó la mejor decisión de elegir a Mario Moreno como su precandidato, quien tendrá que medirse en tres encuestas con el perredista J. Evodio Velázquez Aguirre, para definir quién de los dos abanderará a la alianza PRI-PRD.

Tanto Mario como J. Evodio han mandado mensajes muy claros para cuidar la unidad y que los guerrerenses se sumen al proyecto que dará seguimiento a las políticas de gobierno de Héctor Astudillo.

El objetivo es claro: fortalecer la alianza y respetar los resultados de las encuestas que habrán de aplicarse en los próximos días para definir al candidato que habrá de enfrentar al que finalmente defina Morena.

Hasta hace un par de meses, Morena estaba muy arriba en las encuestas. Pero al designar a Félix Salgado Macedonio como su coordinador estatal para la Defensa de la Cuarta Transformación, bajó varios puntos.

Las denuncias por violación sexual y violencia de género que pesan en contra del senador con licencia, han generado serias inconformidades, no sólo en la entidad, sino a nivel nacional. Y es probable que muy pronto haya manifestaciones a nivel internacional, ya que otorgarle la candidatura a un presunto violador sería lo peor que pudiera cometer un partido político que a los cuatro vientos presume ser aliado de las mujeres.

El PRI cuidó muy bien el proceso de selección de su candidato. Y su aliado el PRD, ni se diga.

Un partido que privilegia la unidad interna y que elige a un buen candidato, se vuelve competitivo en una elección. Y si concreta una alianza con otros partidos, sus posibilidades de ganar aumentan.

Debe quedar claro que en este momento nadie tiene asegurado nada. Quien afirme lo contrario, vive en el error.

La elección se definirá el domingo 6 de junio.

Morena no es un partido invencible. Y quedó muy claro en las elecciones que se realizaron el año pasado en Hidalgo y Coahuila, estados en donde el tricolor se llevó casi carro completo.

El PRI en Guerrero no está muerto políticamente. Sigue vivo y con posibilidades de retener la gubernatura. Claro, si mantiene su alianza con el PRD.

Y todo indica que la candidatura de la alianza PRI-PRD la encabezará Mario Moreno Arcos, ya que el tricolor es el instituto político que actualmente gobierna la entidad y porque su gallo es el que mayor experiencia tiene en la administración pública municipal, estatal y federal.

Además, Mario Moreno ha sido diputado local y dos veces diputado federal.

Personajes de otros institutos políticos le reconocen su trayectoria política, las obras y recursos que ha gestionado como legislador y alcalde, y por su sencillez para atender a los sectores más vulnerables de la entidad.

Sebastián de la Rosa Peláez, ex dirigente estatal del PRD y actual miembro del Partido del Trabajo (PT), en entrevista para diversos medios de comunicación manifestó que Mario Moreno es el único que puede encabezar la alianza del PRI-PRD para retener el gobierno estatal y ganarle a Morena, porque es la “clave de la unidad priista y perredista”.

“Mario Moreno –dijo– es un candidato ganador, el que no ha perdido ninguna contienda electoral, con experiencia y capacidad para gobernar, es el que resulta más aceptado entre los perredistas, y su contrincante Evodio Velázquez, conociéndolo como lo conozco, pues no representa competencia interna”.

En efecto, Mario Moreno es el que representa mayor competencia para un ensoberbecido y dividido Morena; el único que puede atraer el voto de los morenistas que no se sienten identificados con Félix Salgado Macedonio, y el que puede ganarse la confianza de la sociedad civil.

Sebastián de la Rosa Peláez es una de tantas voces en los partidos de izquierda que no ven mal la candidatura de Mario Moreno.

Por cierto, la mañana de este jueves, Mario Moreno Arcos se reunió en la Ciudad de México con Alejandro Moreno Cárdenas, dirigente nacional del PRI, con quien coincidió en la importancia de fortalecer la alianza con el PRD en Guerrero y mantener la unidad interna.

Comentarios:

E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com

Twitter: @efiglesias

 

Comentarios

comentarios