Periodistas que no critiquen, quiere el gobierno municipal de Acapulco, durante festejo por el Día del Periodista

Compartir

Acapulco, Gro., 04 de enero de 2021.-* El secretario General del Ayuntamiento, Ernesto Manzano Rodríguez, metió tremenda regañada a una decena de supuestos periodistas que acudieron a un evento oficial por el Día del Periodista, que se festeja en México el cuatro de enero de cada año.
En el monumento a «Juan R. Escudero», con motivo del día nacional del periodista y en representación de la alcaldesa Adela Román Ocampo, el encargado de la política interna del Ayuntamiento expresó su solidaridad hacia los comunicadores acaecidos y que han sufrido alguna agresión en su labor de informar a la sociedad, aunque, exigió, según boletín oficial enviado a los medios de comunicación que:
«Todos los guerrerenses necesitamos profesionales del periodismo con alto sentido de responsabilidad social, que escriban y hablen con la verdad, que las noticias que difunden tengan un sustento documental y no se trate de supuestos ni juicios ligeros que atenten contra la reputación de autoridades, de representantes populares ni de servidores públicos en la búsqueda de relaciones contractuales».
Como respuesta, dirigentes de un seudo sindicato de periodistas que no cuenta con algún contrato colectivo e trabajo con alguna empresa, mencionó que dicha instancia tiene como propósito el estudio, mejoramiento, capacitación y defensa del derecho de los periodistas del municipio.
En el evento oficial no se dijo que en el mundo, en promedio, cada cuatro días es asesinado un periodistas por ejercer su profesión, según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).
El año 2020 cayeron asesinados 59 de esos profesionales, entre ellos cuatro mujeres, y el mayor número, con veintidós casos cada una, correspondió a las regiones de América Latina y el Caribe y Asia y el Pacífico, seguidas por los Estados árabes, con nueve, y África subsahariana, con seis, informa IPS.
La Unesco registró y condenó el asesinato de 57 periodistas en 2019 y de 99 en 2018, quienes «pagaron un alto precio por informar al público», al tiempo que deploró que se sostenga una elevada impunidad, que alcanza a 88 por ciento de los casos en 2019 y 87 por ciento en 2020.
La directora general de la Unesco, Audrey Azoulay, dijo que en 2020, en el marco de la pandemia covid-19, «hemos sido testigos, quizá de manera inédita, de la importancia del periodismo para nuestras democracias y para la protección de los derechos humanos».
Según el informe, las condiciones de los profesionales de los medios de comunicación siguen siendo preocupantes en todas partes, pues los asesinatos continúan y los ataques no letales y el acoso siguen aumentando.
El año 2020 puso de relieve los peligros a los que se enfrentan los periodistas cuando informan sobre protestas, como las demostraciones de Black Lives Matter (Las vidas negras importan) contra el racismo, principalmente en América del Norte y otras manifestaciones en el mundo cubiertas por los profesionales de la información.
La Unesco identificó 125 protestas en 65 países en las que los periodistas fueron atacados o detenidos entre el 1 de enero de 2015 y el 30 de junio de 2020. De esos sucesos, veintiuno ocurrieron durante el primer semestre de 2020, pero el número de incidentes siguió aumentando durante la segunda mitad del año.
De su lado, la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF) señaló en su informe de fin de año que entre el 1 de enero y el 15 de diciembre de 2020 murieron cincuenta periodistas en el ámbito de su actividad profesional, a pesar de que las coberturas informativas se han reducido por la pandemia.
Además, crece la cifra de periodistas a los que matan en países considerados «en paz», como son los casos de México (ocho asesinatos), India (cuatro), Pakistán (cuatro), Filipinas (tres) y Honduras (tres).
Si en 2016 RSF registró que 58 por ciento de los periodistas abatidos mientras trabajaban perecieron en zonas de conflicto, esa proporción bajó a 32 por ciento en 2020, mientras que dos tercios murieron en países considerados en paz.
Más aún, del total de periodistas asesinados en 2020, según RSF, 84 por ciento fueron señalados y eliminados de forma deliberada, frente al 63 por ciento en 2019, y algunos de esos crímenes han sido especialmente atroces.
En México, un periodista del diario El Mundo, Julio Valdivia Rodríguez, fue encontrado decapitado en el oriental estado de Veracruz, y su colega Víctor Fernando Álvarez Chávez, director del medio digital de información local Punto por Punto Noticias, fue cortado en pedazos en la sureña ciudad de Acapulco.

Comentarios

comentarios