Se esfuma la esperanza de un planeta verde

Compartir

Urge que los gobiernos de todo el mundo, implementen estrategias más efectivas para frenar el cambio climático
OAXACA DE JUÁREZ, OAXACA, OCTUBRE DE 2020.- Durante los primeros meses de la pandemia, una buena noticia se dejaba ver: la reducción de la contaminación por el cese de las actividades humanas; no obstante, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advierte que el cambio climático avanza aceleradamente, a tal grado, que las emisiones de carbono se acercan a los niveles previos de la pandemia.
La temperatura sigue aumentando. El agua y los ecosistemas están cada vez más amenazados y todo apunta a que el quinquenio 2016-2020 será el más cálido de la historia. Esto quiere decir que, la humanidad está muy lejos de cumplir los objetivos del “Acuerdo de París” para mantener el incremento de la temperatura mundial por debajo de los 2°C respecto a los niveles preindustriales o, mejor aún, de limitarlo a 1.5°C.
Lamentablemente, la pandemia de Covid-19 ha obstaculizado la capacidad para monitorear esos cambios a través del sistema mundial de observación, ya que las actividades de las aeronaves redujeron hasta un 75% y 80%, por lo que no se han podido realizar los pronósticos con exactitud. Aunque creímos que la pandemia podía traer efectos positivos para el medio ambiente, la Covid-19 ha sido un obstáculo para observar los cambios en la Tierra.
¿Cómo podemos evitar mayores afectaciones?, ¿qué pasará cuando regresemos a las viejas dinámicas? En un mundo globalizado, el regreso a la “normalidad” significará volver a las mismas rutinas de consumo, donde los más afectados seguirán siendo los grupos vulnerables y las millones de familias que viven dentro de pobreza multidimensional.
Por ello, es importante que tanto los gobiernos de todo el mundo, sociedad civil, empresarios y demás sectores, trabajen en estrategias más efectivas hacia la búsqueda de un planeta verde, en donde se haga uso de las energías limpias y se apuesten por fuentes de energía más amigables con el planeta.
Es necesario voltear a ver un futuro sostenible que impulse el desarrollo social y económico, que se piense en la generación de empleos sostenibles con miras a combatir el cambio climático y con el objetivo de generar consciencia ambiental.
Planeta verde y energías renovables
• Respetan el medio ambiente. La mayoría no producen gases de efecto invernadero ni otras emisiones contaminantes.
• Son ilimitadas. Se obtiene recursos inagotables de la naturaleza y se pueden recurrir a ellas.
• Son más seguras para la salud. No emiten gases perjudiciales
• Ofrecen mayor flexibilidad. Pueden instalarse en cualquier lugar.
• No generan residuos de difícil tratamiento.
• Favorecen la independencia energética.
Congregación Mariana Trinitaria (CMT) ha impulsado acciones que pueden contribuir a incentivar a el cambio climático, esto mediante las diversas cadenas su de Ecosistema Bienestar CMT, tales como la de energía, vivienda y agua.
Estas acciones buscan incidir, desde las comunidades y las familias, en el cuidado del planeta. Por ejemplo, un calentador solar no sólo beneficia a la economía familiar al reducir el gasto anual en consumo de gas, e cual asciende hasta en 7 mil pesos, sino que se da una disminución en la emisión de CO2 al medio ambiente. De este modo, con este programa de Congregación Mariana Trinitaria, se observa que hay un impacto doble.
Energía sustentable CMT:
• Calentador
• Estufa solar
• Focos ahorradores
• Paneles solares
• Biodigestores
• Plantas minihidráulicas
• Plantas de reciclaje de residuos sólidos urbanos
Vivienda CMT:
• Construcción de obras de abastecimiento de agua potable
• Obra hidráulica para la instalación de drenaje
• Canales de drenaje
• Construcción de vivienda sustentable
• Acondicionamiento sustentable de vivienda
• Mejoramiento de vivienda sustentable
Agua CMT:
• Sistemas de almacenamiento de agua
• Filtro purificador de agua para beber
• Sistema de biodigestión
• Calentador solar
• Baños dignos
• Reactivación de Planta de Tratamiento de Aguas Residuales
• Sistema para la captación y reutilización de aguas pluviales

DATOS
Se espera que la temperatura media mundial, del período 2016-2020, sea la más cálida: aproximadamente 1.1 °C por encima de la media de 1850-1900, en la era preindustrial.
Hay un 70 % de probabilidades de que, durante los próximos cinco años, haya uno o varios meses con una temperatura al menos 1.5 °C por encima de los niveles preindustriales.
De aquí a 2050, la cantidad de personas en riesgo de siniestro por desbordamientos de ríos y lagos, aumentará de 1200 millones a 1600 millones.
Desde principios, hasta mediados de la década de 2010, unos 1900 millones de personas —el 27 % de la población mundial— vivían en zonas potencialmente sujetas a una grave carestía de agua. En 2050, esa cifra podría aumentar hasta situarse en 3000 millones de personas.

Comentarios

comentarios