De Frente. Del librito…

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

“Por sus hechos los conoceréis”, aparece en la biblia en San Mateo 7, 16. Una variante, “Por sus frutos se conoce el árbol” también figura en San Lucas 6,44.

Otra variante, “Por sus obras los conoceréis” no aparece en la biblia, pero se emplea en sentido irónico, para aludir a los fallos de alguien.

Ya sea bíblica, o del vulgo, la sentencia juzga a alguien por su obra o sus hechos concretos, más allá de especulaciones, ideologías o simulaciones.

Se vale recurrir a Emanuel Kant quien sugiere que las cosas son: (a) Como debieran ser (b) como quisiéramos que fuesen, pero, en realidad (c) las cosas son como son.

 2.

La mañana de ése viernes en Acapulco, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ofreció pagar el rescate sanitario de la bahía.

Esto es, renovar el viejo drenaje, así como las tuberías de agua potable, que tanto dolor de cabeza han dado a los gobiernos municipales y estatales.

Al hablar en una rueda de prensa, sin periodistas locales, López Obrador convirtió, en hechos, sus halagos conceptuales al gobernador de Guerrero: “Héctor Astudillo es un gobernador ejemplar, merecido por los guerrerenses”.

Viniendo de él, el halago de López Obrador se hará realidad una vez que comiencen los trabajos para sanear la bahía de Acapulco.

Eso es lo que debe ser, lo que queremos que sea y lo que es: un halago convertido en un hecho concreto.

3.

Fue en Tlapa, en su primera visita a Guerrero, donde la turba, azuzada por la dirigencia estatal del Movimiento de Regeneración Nacional, abucheó el nombre del gobernador Héctor Astudillo Flores.

— “Soy un gobernador digno. Si usted no quiere que yo venga, dígamelo y me retiro”, habría respondido, en persona, el gobernador al presidente quien, alcanzó a responder, entonces: “Ya ves cómo son…”.

De Tixtla, al evento de ayer, en Acapulco, el tono ha cambiado. Desde su llegada, la administración federal aplico recortes al presupuesto del gobierno de Guerrero lo que, en los hechos, pudo considerarse una agresión.

Astudillo tuvo la opción del camino de la confrontación, luego de la pretendida humillación personal en Tixtla seguida de los recortes al presupuesto.

Escogió otro camino: el que le conviene al estado de Guerrero.

4.

Ayer, el secretario de marina informó al presidente que Guerrero pasó, de ser el quinto estado más violento, en 2017, al número 20, en la coyuntura. Destacó al puerto de Acapulco, al que el gobierno del estado presto especial atención, y el que fue sacado de los primeros lugares de entre las ciudades más violentas del mundo.

Ayer mismo, la Fiscalía General de Guerrero informó de la aprehensión de quien secuestró y abusó, sexualmente, de doce turistas españolas, hace algunos años.

La víspera se supo de la detención del jefe de poderoso grupo criminal de Acapulco, así como su brazo ejecutor. Antes se logró la captura de quienes mataron a un periodista y balearon el edificio de un periódico, en Iguala.

Esos son los hechos o los frutos por los que se conoce al gobernante.

5.

En su discurso, el gobernador de Guerrero informó al presidente que los recortes al presupuesto del gobierno se han aplicado mediante una política de austeridad y seriedad.

La administración estatal avanza, de manera discreta y con respeto a los otros poderes, el legislativo y el judicial, lo que se traduce en gobernabilidad.

Al llegar, el gobierno federal se aplicó el primer recorte al gobierno de Guerrero. Al anunciar el gobierno de la austeridad, llegó otro recorte. Hoy, a causa de la pandemia mundial, apareció el tercer tijeretazo que ya ha aplicado el gobierno de Astudillo.

Esos son los hechos y los frutos de un gobernador que optó por trabajar de manera coordinada con el gobierno federal que pertenece a otro partido. Es evidente que Astudillo antepuso los intereses de la entidad a los personales o de partido.

“Así debieran ser otros gobernadores”, dijo ayer el presidente.

6.

Los hechos y los frutos denotan al árbol al que pertenecen. Es el caso de Astudillo, si nos atenemos a las citas bíblicas.

¿A quién nos referiríamos si dijésemos “por sus obras los conocerás?”

Adela Román Ocampo, y su numerosa familia metida a la burocracia, creen que ella debe ser gobernadora. Ella, en lo personal quiere ser gobernadora, pero, la realidad, dicta otra cosa.

Ayer, una turba refrescó la memoria colectiva: las cosas son como son, no son como quisiéramos que fuesen o como nos imaginamos que deben ser.

Ahí está el ejemplo de Astudillo. Ahí está el mal ejemplo de Adela.

7.-

“Por sus hechos los conoceréis”, San Mateo 7, 16.

“Por sus frutos se conoce el árbol”, San Lucas 6,44.

“Por sus obras los conoceréis”, ironía que alimenta la ira del pueblo.

8.

¿Para Adela? Éxodo 23:2

“No hagas cosas malas sólo porque la mayoría de la gente las hace”.

Comentarios

comentarios