Índice Político. Los hijos de Romero Deschamps ¿negociaron con los hijos de AMLO?

Compartir

En política no existen las casualidades, pero las coincidencias son demasiado sospechosas. Normalmente, dicen los que saben, lo que no suena lógico es metálico por fuerza.‎ Hace unos días, cuando las Juntas de Conciliación, los juzgados y las oficinas de trámites mayores estaban cerradas, cuando se registraban los casos más escandalosos de contagio viral, sucedió lo inesperado.
La Secretaría del Trabajo y Previsión Social extendió la Toma de Nota para que Martín Esparza, el compadre hidalguense de Miguel Ángel Osorio Chong –quien al parecer ya negoció con la 4T–,‎ se perpetúe en el Sindicato Mexicano de Electricistas y, por lo pronto, extienda su mandato hasta el fin del sexenio. En una asamblea apresurada, los acarreados de poblados conurbados, así lo decidieron, según las autoridades.
El cacicazgo en el SME, de más de quince años, seguirá presente en la Cuarta Decepción. Con todas las agravantes, toda vez que, como usted sabe, Osorio Chong desde la Secretaría de Gobernación de Peña Nieto le confirió a Esparza la concesión por 30 años para explotar todas las termoeléctricas existentes y que se construyan en el Valle de México… en sociedad con José Miguel Bejos, otros protégée de Enrique Peña Nieto.
Aparte está el uso gratuito de las redes eléctricas de transmisión que, por el contrato colectivo de trabajo pertenece explotar al SUTERM –el sindicato que chupa en la Comisión Federal de Electricidad— y se convirtió en aquél supuesto obstáculo que impidió el reciclamiento de desechos orgánicos y lixiviados en el Bordo de Xochiaca. Una piedra en el zapato para combatir la contaminación.
La explotación de las más de treinta termoeléctricas que están autorizados a construir en el Valle de México ‎Osorio Chong, Miguel Bejos y Esparza, reportarán un pequeño beneficio calculado por Mota-Engil, el constructor portugués de las obras, de 134 mil millones de pesos por espacio de cuatro décadas más. Todo el camino despejado para los corruptos.

En materia de corrupción, todo se vale, menos no tener amigos poderosos

Mientras los trabajadores de los sindicatos clave de las industrias estratégicas siguen en espera de poder llevar a cabo las sustituciones de dirigentes charros, de caciques sindicales, y esperan sean atendidos sus trámites para que sus requerimientos de Tomas de Nota puedan ser siquiera revisados, en este caso se violaron todos los pruritos.
Simplemente, porque aquí, en materia de corrupción, todo se vale, menos no tener amigos poderosos. Al mismo tiempo que se extendía la patente de corso a Martín Esparza, fracasaba el acoso mediático de que era objeto su compadre Osorio Chong, arropado por todos los partidos de oposición en el Senado. Todo un padre de la nueva patria. De vergüenza.
Por eso no es ninguna casualidad que en todos los frentes fracase estrepitosamente la tan cacareada lucha contra la corrupción. Tanto en el manejo de la pandemia, como en la contaminación, como en el estercolero sindical. Todo se resuelve junto, a modo de las cúpulas gubernamentales, de los traficantes de influencias y muy seguido, a modo de los negocios particulares de los favoritos del régimen.

La ley de hierro de esta oligarquía: Lo que no suena lógico, es metálico

La compra masiva de carbón a los negocios del presidente de la Comisión de Energía del Senado, Armando Guadiana, para que el Estado se despache e impida la instalación de empresas de energías limpias y renovables, demuestra ya sin lugar a alguna duda qué es lo prioritario. Lo que no suena lógico, es metálico. Es la increíble ley de hierro de esta nueva oligarquía en el poder prestado. ‎La que juró que primero los pobres.
‎Los pobres siguen muriendo a pasto por la pandemia, por la contaminación, por hambre, por falta de hospitales y medicinas, mientras López-Gatell, el merolico a quien, según Ricardo Monreal, lo consolida el que un tercio de los gobernadores pidan su renuncia, se perfila como el nuevo Zar del control de la venta y distribución de los fármacos importados del extranjero. Manejados por una compañía que sin chistar obedecerá sus instrucciones.

Los intríngulis para lograr la impunidad del cacique Romero Deschamps

‎El cuartelazo en curso, ya se vio, es político, económico y militar. La soldadesca invade los recintos estratégicos antes manejados por poderes civiles, y obviamente no tiene para cuando dejar esa mamila. La metástasis del sistema avanza como una hidra insaciable de todas las cabezas. Devora todo aquello que esté mal acomodado.
En una entrevista periodística que ha sido reproducida por miles en las redes, Joaquín Hernández Correa, hijo de La Quina, y expresidente municipal de Ciudad Madero, un hombre bastante bien informado de lo que sucede en la industria petrolera, relata los intríngulis de las negociaciones para lograr la impunidad del cacique sindical Carlos Romero Deschamps. Es inaudito.
‎Revela Hernández Correa los pasos que se siguieron para este entrambulique, para dejar fuera de sospecha al principal responsable histórico de la quiebra de Pemex, la industria emblemática del nacionalismo mexicano. Al dueño del huachicoleo en tierra, mar y aire, al que ha desfondado cualquier posibilidad de remediar el desastre en el que ha convertido al país la Cuarta Decepción.

Cuentas en paraísos fiscales… notariados por Olga Sánchez Dávila

‎Y es que, a pesar de que la Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP había presentado seis denuncias contra Romero Deschamps por los delitos de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero, fraude de divisas y crimen organizado dentro de Pemex, y de que junto con otros países localizó sus voluminosas cuentas en paraísos fiscales, depositadas y custodiadas gracias a los contratos off shore certificados en la Notaría de Olga Sánchez Dávila, el caso jamás procedió. De vergüenza.
Todos los esfuerzos del sistema de procuración de justicia se estrellaron frente al insobornable Alejandro Gertz Manero, el fiscal de hierro que siempre contestaba a la prensa que las denuncias del gremio petrolero tenían que estar «certificadas» (?), aunque se tratara de ilícitos graves que requieren investigación de oficio. Aunque fueran atentados contra la soberanía nacional. Inaudito.

Un yate… 38 millones de dólares… un jet Hawker… 42 relojes premium…

«El caso fue, relata Hernández Correa, que hubo una reunión secreta de madrugada entre José Ramón, Andrés Manuel y Gonzalo Alfonso López Beltrán, con los hermanos Romero Durán y asistieron todos… Los López querían todo y los Romero cedieron para empezar el departamento de lujo y el yate ubicados en Cancún, con valor de 2.5 millones de dólares…
… El yate, nombrado ‘El indomable’, de 5 millones de dólares anclado en la Laguna Nichupté, fue cedido de entrada a José Ramón… y entregaron 42 relojes premium donde se encontraban Rolex, Patek Phillippe, Luis Moinet, Breguet y una serie de marcas‎ exóticas… Alejandro Romero Durán entregó la factura endosada de su Jet Hawker a José Ramón, el cual ha despegado del Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale, Florida con destino a Europa…
… les pidieron 25 millones de dólares pero la negociación subió a 38 por la inmunidad total que pedían los Romero para toda su familia. Hoy los López son los grandes poseedores de una ultramoderna fábrica de chocolates y una destiladora y embotelladora de cerveza, donde los tres López son los únicos accionistas. Así las cosas en este gobierno de la Cuarta Transformación y de los negocios en medio de la pandemia…
… de risa hasta morir que ni con Lozoya extraditado, hoy testigo cuidado y protegido, arma secreta publicitaria para las elecciones del 2021, se podrá hacer justicia a los trabajadores petroleros y al pueblo de México «, acaba la entrevista. De real vergüenza. Si esto es cierto, urge una investigación a fondo sobre los trastupijes.

No existen las casualidades, pero las coincidencias son sospechosas

En la Cuarta Decepción, lo que no suena lógico, es metálico.
En política no existen las casualidades, pero las coincidencias son demasiado sospechosas.
¿No cree usted?

Comentarios

comentarios