Declaranet exhibe la riqueza Franciscana del súper delegado Pablo Amílcar Sandoval

Compartir

Designado por el gobierno de MORENA, partido defensor de los pobres, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, como súper delegado en Guerrero uno de los estados más precarios del país, el presunto defensor de los desposeídos, sorprendió a propios y extraños cuando Declaranet reveló que con solo un sueldo mensual que apenas rebasa los 87 mil pesos, Amílcar resultó ser un súper delegado Federal Fifí.

De acuerdo con su declaración patrimonial, Sandoval Ballesteros es propietario de valiosos lotes de joyas; colecciones de obras de arte, como muestras de su un estilo de vida que nada tiene que ver con la austeridad.

Amílcar, quien es además poseedor de dos vehículos de lujo, una motocicleta Harley Davidson, una casa y dos departamentos de más de 4 millones de pesos.

Amílcar Sandoval, presunto defensor de la causa de los pobres en Guerrero, de acuerdo con su currículum, registra como empleo en 2003, haber trabajado como miembro de consejo de asesores del Jefe de Gobierno de la Ciudad de México y formó parte del equipo de campaña de Andrés Manuel López Obrador en 2006, sin registrar ninguna otra actividad económica o productiva que justifique generación de ingresos para adquirir propiedades con valor declarado, superior a los 4 millones de pesos.

Señalado por sus correligionarios Morena como un factor de división al interior de su partido y según medios informativos, Sandoval Ballesteros finca su alto grado de influencia en el gobierno federal morenista por ser de la Secretaria de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, quien a su vez resulta ser esposa de John Ackerman, asesor muy cercano de Andrés Manuel López Obrador.

Descendiente de una familia de políticos, cuyo padre, Pablo Sandoval Ramírez, fue líder sindical en la Universidad Autónoma de Guerrero, el «súper delegado» Federal de López Obrador, señala en su currículum que ha sido articulista en diferentes medios como La Jornada, Reforma, El Economista y El Sur de Acapulco, sin otras actividades que justifiquen ingresos para adquirir de contado dos departamentos en 2007 valuados en 2 millones de pesos.

Diputado local de Morena con licencia y Delegado Único del Gobierno Federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval, declaró en la plataforma «Declaranet» que es dueño de una motocicleta Harley-Davidson modelo 2009 adquirida en ese mismo año por 260 mil pesos de contado.

El portal SDP Noticias documentó que Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, quien dijo tener un salario como Delegado Federal de 87 mil 155 pesos, no cuenta con experiencia en el Servicio Público y no ha comprobado la validez de su «Licenciatura en Economía» que dice ostentar por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) pues no se encuentra en el Registro Nacional de Profesionistas (RNP).

Este Amílcar parece que nada tiene que ver con la profesión de fe política de Andrés Manuel López Obrador quien en estos días declaró que su gobierno está dispuesto no solo a asumir una austeridad republicana, sino incluso una de carácter franciscano.

Pero así son, y parece que así serán, los que se marean en cuanto se trepan a un tabique de poder.

Comentarios

comentarios