De Frente. Reír llorando

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

Lloramos porque ya no está Ricardo. Tampoco José Luis. Se ha ido Carmen, lo mismo que Rosa. Ya no están.

Lloramos porque no pudimos despedirnos. Sabemos que ya son el polvo que fueron y en el que han convertido. No pudimos rezarles. Lloramos, en nuestra soledad, por ellos, encerrados con el miedo a flor del virus.

2.

Javier Morlet Macho, dice que todos saben que es regidor de Acapulco. Que el coronavirus puede ser mortal. Que tal vez en el mes de junio regresaremos a la nueva normalidad.

Defiende al gobierno municipal porque, dice, no podemos atribuirle al gobierno alguna responsabilidad. ¿De los muertos?

Porque muchos funcionarios han muerto trabajando para que no enfermen los irresponsables que no obedecen quedarse en casa.

— “Es la estupidez humana”, justifica. “Hasta hemos tenido que deshacer bodas”, llora.

Prolonga la agonía: “ayúdanos a que Acapulco regrese a su normalidad, tal vez en julio, porque si alguien se contagia en tu familia, la culpa es tuya, no del gobierno”, concluye.

Lloró en redes ¿Por qué?

3.

Éste martes 26 de mayo, se cumplen noventa días de la operación llamada Sana Distancia. Milenio publicó por la noche de ayer que los primeros casos de coronavirus, en México, se dieron en el año 2019.

La revista Nexos publica maravilloso hallazgo en un ensayo: el registro civil tiene contadas ocho mil quinientas y tantas actas de defunción, más de los casos dichos de manera oficial en las dos conferencias de prensa diarias que ofrece el gobierno federal.

De los llamados municipios de la Esperanza, que fueron autorizados por el gobierno federal, para que reinicien actividades pues no presentaron casos de contagio, tan solo quedaron 108, de los más de trescientos, porque a esos les llegó el virus.

Al fin, luego de 89 días del virus, Hugo López Gatell, predica con el ejemplo y se coloca, al fin, un cubre bocas.

En el día 89 de la pandemia, el presidente invita: “ya nomás ésta semana; estamos a punto de salir, el fin de semana”. Y la gente comenzó a salir.

— Para reír o ¿Llorar?

4.

Huyó hace 89 días, cuando quiso limitar la movilidad mucho antes de tiempo. “Queremos trabajar”, le dijeron los comerciantes ambulantes, meseros y restauranteros de la tradicional Caleta y Caletilla.

Su equipo de prensa respondió en redes: “nadie la corrió; le echaron porras”.

En Puerto Marqués condicionó la entrega de un comedor comunitario porque, dijo, hay inconformidad por cuestiones políticas y de partido.

— “Y si no quieren mi comedor, me lo llevó”. Y se lo llevo.

Los vecinos le pusieron otro enfrente del suyo: comedor contra comedor. ¿A tres caídas? ¿Sin límite de tiempo?

El fin de semana pasado, ella lloró.

Que porque la gente no hace caso. Que porque los mercados están plagados.  Que porque hay comerciantes en la zona conurbada. Que porque dicen tener hambre. Que porque no obedecen a la autoridad.

— “Porque uno de mis sobrinos está contagiado”, lloró.

La culpa es de la gente, no es del gobierno, es el mensaje de la presidente municipal de Acapulco.

5.

La cifra de casos positivos por Covid-19 en Guerrero, subió la noche del lunes a mil 301 y murieron siete personas más, por lo que suman 182 defunciones, de acuerdo con la actualización de la Secretaría de Salud Federal (SSa).

Éste lunes se confirmaron 96 nuevos casos en un lapso de 24 horas, así como siete defunciones más, llegando a los mil 301 casos positivos.

El municipio de Acapulco tiene 767 casos y 59 defunciones; Chilpancingo, 139 con 19 defunciones; Iguala con 104 casos y 42 defunciones; Taxco con 48 casos y 18 defunciones.

Tlapa, La Unión, Arcelia, Coyuca de Benítez, Juan R. Escudero, Zihuatanejo, Pungarabato, Xochihuehuetlán, Chilapa, Teloloapan, Tepecoacuilco, Tixtla, Tlapehuala, Xalpatláhuac, Eduardo Neri, Zitlala, Ahuacuotzingo, Ajuchitlán del Progreso, Atenango del Río, Atlixtac, Atoyac de Álvarez, Ayutla de los Libres, Benito Juárez, Buena Vista de Cuellar, Coahuayutla, Cocula, Copala, Coyuca de Catalán, Cuetzala del Progreso, Cutzamala de Pinzón, Florencio Villarreal, Heliodoro Castillo, Huamuxtitlán, Huitzuco, Mártir de Cuilapan, Olinalá, Petatlán, Pilcaya, Quechultenango, San Marcos, Tecoanapa, Tecpan de Galeana y Tlalixtaquilla, tienen entre 24 y un caso. No hay muertos.

-Los muertos están en Acapulco, Chilpancingo, Taxco e Iguala.

— ¿Quién les llora a esos muertos?

6.

Hay 113 trabajadores del sector salud hospitalizados por contagio del Covid. En los centros hospitalarios a cargo de la Secretaría de Salud en cinco municipios del estado de Guerrero, presentan una ocupación de Camas-covid del 71.6 por ciento, informó el titular de la dependencia, Carlos de la Peña.

En el hospital Iguala, tienen 24 camas disponibles para covid-19, y de estas solamente cinco están ocupadas. En Chilpancingo se tienen 36 y, ocupadas, 31.

En Acapulco, el hospital general, ubicado en el poblado de El Quemado, tiene 48 Camas-covid-19, y de estas 42 se encuentran ocupadas. En el nosocomio Donato G Alarcón, ubicado en Ciudad Renacimiento se tienen 19 Camas- covid-19, de las cuales 18 se encuentran ocupadas.

En el hospital de Taxco de Alarcón, se tienen 14 Camas-covid-19, de las cuales cinco están ocupadas.

¿Cuántas camas aporta la dirección municipal de salud de Acapulco?

¿Para reír? Antes que llorar.

7.

¿Por qué llorar?

El gobierno municipal ha encontrado que, a grandes males, grandes soluciones:

Desde el lunes, en el panteón municipal, El Palmar, a las orillas de la ciudad, ordenaron cavar trescientas fosas para enterrar a quienes así lo deseen.

Sin enganche, ni incómodas mensualidades; mucho menos cobrando intereses, usted ya puede morirse a gusto.

El aparato de propaganda municipal no hizo campaña alguna entre la ciudadanía para prevenirla de la pandemia e invitar a los ciudadanos a quedarse en casa.

Pero, prestos, dieron diligente promoción a poses histriónicas, con llanto incluido, y hoy anuncian que hay suficientes fosas para los muertos. Nada de qué preocuparse.

— ¿El llanto va incluido en la oferta?

8.

El gobernador Héctor Astudillo Flores recordó que el día primero de junio no reiniciarán actividades en Guerrero. Lo harán parcialmente sectores de minería y construcción. Nadie más.

Pero la mañana del martes el presidente dijo que el fin de semana termina todo porque la solución ya se ve al final del túnel.

Su comentario fue causa que, en la Ciudad de México los ciudadanos comiencen a salir a las calles.

La principal fuente de turismo de Acapulco está allá, en la Ciudad de México ¿Llegarán algunos a los destinos de Guerrero?

Aunque lleguen. El empresario Carlos Rullán dijo, en Milenio, que los centros nocturnos de Acapulco están a punto de ir a la quiebra pues no son sujetos de crédito de la banca comercial.

Acapulco con playas cerradas y antros cerrados.

Para llorar por la crisis económica que viene.

9.

Aunque, no hay de qué preocuparse. El gobierno municipal ya tiene trescientas fosas listas. Por si algo se ofrece… llanto edilicio incluido.

— Juan de Dios Peza concluye en Reír llorando: Si esa es, cambiadme la receta.

QUE CONSTE

  1. Félix Salgado solicitó licencia como senador para hacer campaña por la gubernatura en Guerrero. Lo batearon. Existe un acuerdo para que, mientras hay pandemia, no hay votaciones en el pleno del Senado de la República. Félix, como siempre, ni por enterado. Al parecer padece déficit de atención o no asiste a las sesiones de la Cámara Alta.
  2. Luis Walton Aburto rompió récord de audiencia en un modesto programa de radio por internet llamado El Agro. Fueron miles de preguntas y participaciones de ciudadanos durante su entrevista con el reportero Luis Flores Lonazkuo, de Chilpancingo.
  3. “Tengamos fe ¡Vamos a salir adelante!, es el slogan que el senador Manuel Añorve Baños ha puesto en boga el fin de semana pasado. Emotivo, en éstos tiempos de dificultad para los guerrerenses, Añorve Baños usó sus redes para enviar un mensaje de aliento dirigido a quienes han contraído el virus, a quienes les cuidan, a quienes les curan, a los familiares de éstos, a quienes desesperan por el confinamiento, a quienes temen y a quienes, en general, ven cómo se modifican nuestros hábitos: «Tengamos fe ¡vamos a salir adelante» resaltó el Senador.

PREGUNTAS QUE MATAN

¿Alguien caritativo podría ordenar exámenes médicos al diputado Antonio Helguera Jiménez?

Si, al morenista acusado por la desaparición de algo así como cincuenta melones del Congreso Local.

El médico es para que revise la causa de sus repentinas dormidas durante sesiones de pleno, incluidas las sesiones virtuales.

¿De los melones desaparecidos? Ni preocuparse. Le cubre el manto de la complicidad de la mayoría de MORENA en el Congreso.

Comentarios

comentarios