El día ha llegado: 9M

Compartir

Norma Rosas

No imagines que pasaría si un día las mujeres dejaran sus puestos en las escuelas, en los bancos, en las instituciones gubernamentales, deja de imaginar que ocurriría si nuestro país se quedara con la mitad de las voces en las calles, en los parques en nuestros centros comerciales, deja de imaginarlo porque ese día ha llegado, pese a las descalificaciones, a las críticas y a los insultos, el 9 de marzo ha venido, a golpear con un mazo la idiosincrasia mexicana.
Seguro hablaras de los actos de vandalismo y usaras la palabra “radicales” y trataras de quitar sentido a las manifestaciones o al movimiento mismo, te entiendo, no es agradable de ver, una ciudad paralizada, pero sabes una cosa es la ira que se ha alimentado con el paso del tiempo por la impunidad y otros vicios.
No imagines, mejor reflexiona, sobre las mujeres violentadas en cualquiera de sus formas, piensa en México, ese país donde, a pesar de que las mujeres componen poco más del 51% de la población de México, estas tienen un menor acceso a la educación y el trabajo.
Sal a la calle, observa tu ciudad, medita sobre ser mujer en una nación como la nuestra donde se cometen 11 delitos sexuales contra mujeres por cada un delito sexual contra hombres. Claro, podrás afirmar que este movimiento busca dañar a la economía mexicana, estás en tu derecho de tener un punto de vista, pero mientras te lamentas del daño a la economía nacional piensa también que en México la diferencia salarial es de 16%, es decir, 797 pesos mensuales para ellas. El salario promedio para las mujeres trabajadoras, con jornada completa, es de 5,029 pesos y un hombre recibe 5,825 pesos.
Y si en esta económica de crisis tienes miedo de perder tu empleo, déjame decirte algo terrible: el desempleo afecta a más del doble en las mujeres, pues el 18% del indicador corresponde a ellas en comparación con 8% en los varones.
Lava los platos, saca a la ropa a secar, barre el patio y trapea el piso, hoy te toca a ti y no olvides que en esta nación las mujeres empleadas dedican además hasta 42.8 horas a la otra jornada laboral la de las labores domésticas, mientras los varones sólo destinan 16.5 horas.
Y podría seguir, pero no quiero interrumpir tus cavilaciones, si de verdad quieres ayudar a cambiar las cosas piensa en lo que acabas de leer y respeta, ayuda y no te calles…

Fuentes:
Organización Acción Ciudadana Frente a la Pobreza
Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana de 2019
INEGI
Encuesta Nacional sobre Discriminación 2017

Comentarios

comentarios