Preso, ex secretario de turismo de Guerrero

Compartir

El diario Eje central, que dirige Raymundo Rivapalacio, de la Ciudad de México, publicó que http://www.ejecentral.com.mx/acusan-de-abuso-de-confianza-a-exfuncionario-de-guerrero/ Sergio Salmerón Manzanares, exsecretario de Fomento Turístico (Sefotur) de Guerrero le salió el tiro por la culata.

Demandó al Hotel Playa Suites Acapulco donde trabajó como gerente, antes de asumir como funcionario, por más de ocho millones de pesos en supuestos sueldos y prestaciones devengadas. Pero, en el juicio ‘olvidó’ reconocer ante el juez que fue secretario de turismo del Estado por un año, y que en el dinero que exigía también contemplaba el tiempo que fue funcionario. Fue acusado de falsedad de declaraciones y el 11 de febrero pasado lo vincularon a proceso por el delito de fraude procesal.

Desde el 5 de febrero de este año, Salmerón Manzanares, empresario hotelero quien sustituyó a Javier Aluni Montes al frente de la Sefotur cuando Rogelio Ortega Martínez fue gobernador interino, está preso en el Centro de Readaptación Social de Acapulco.

Pero, considerando que las audiencias de las dos causas penales abiertas en contra del exfuncionario están previstas para realizarse en marzo y abril de este año, pareciera que las preocupaciones para Sergio Salmerón que buscó cobrar como empresario y funcionario al mismo tiempo, y se ha negado a desocupar la casa gerencia del hotel del cual ya no es gerente, apenas empiezan.

Documentos a los que ejecentral tuvo acceso evidencian que Salmerón Manzanares quien fue gerente del Hotel Playa Suites Acapulco, nombre comercial de la empresa Liderazgo Humano S.R.L. de C.V., durante el periodo de 2000 al 2014, reclamó el pago de un laudo de 8 millones 250 mil pesos entre salarios caídos, aguinaldos y primas vacacionales devengadas luego de que terminó su cargo público. La demanda fue avalada por la Segunda Junta de Conciliación y Arbitraje de Acapulco.

Fue en noviembre de 2014 cuando el empresario dejó la gerencia del hotel para integrarse al equipo de colaboradores de Rogelio Ortega quien un mes antes, el 26 de octubre había tomado protesta como gobernador interino de Guerrero por un año, luego de que el entonces gobernador Ángel Aguirre Rivero solicitó licencia para separarse del cargo tras el ataque y desaparición de los 43 estudiantes normalistas ocurrido el 26 y 27 de septiembre de ese año.

Pero los accionistas de Liderazgo Humano se inconformaron con base en el impedimento legal y lógico de que Sergio Salmerón debió haber dado por terminada cualquier relación laboral con el hotel para no contravenir con la función pública que desempeñó en la gubernatura transitoria de Ortega Martínez.

En seguimiento al amparo que interpusieron lo magistrados de la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia del estado detectan que hay discrepancias en lo que Salmerón les reclamaba, y determinaron constreñir las prestaciones de aguinaldos, vacaciones, y demás reclamos de Salmerón, con lo cual el monto de la indemnización bajó a 5 millones de pesos.

Lo cierto es que en los 14 años que Sergio Salmerón ocupó la gerencia del Hotel Playa Suites no cobró directamente ninguno de sus pagos por parte de Liderazgo Humano, pues las transferencias se hacían a través de una empresa de su propiedad denominada Gurus S.A. de C.V., la cual cumplía una función parecida a un outsourcing personal para el empresario.

Cuando dejó la dirección de la Sefotur a finales de 2015, el ahora exfuncionario reclamó su puesto gerencial y demandó laboralmente a Liderazgo Humano para que le pagaran los salarios caídos aguinaldos, vacaciones y demás prestaciones desde el año 2000.

Pero después del fallo de los magistrados, y ante la revisión de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, la Junta de Conciliación y Arbitraje rectificó y señaló que la cantidad a pagar debe ser de 5 millones de pesos. No obstante ante el juez de conciliación, Salmerón Manzanares no reconoció que se había trabajado en la función pública del Estado.

Con una reducción en el monto reclamado de ocho a cinco millones de pesos, y una vez que el propio Sergio Salmerón reconoció ante el juez que sí fue secretario de turismo estatal y que había incurrido en falsedades de declaraciones, es que el 4 de febrero pasado un juez de Control y Enjuiciamiento Penal de Acapulco libró la orden de aprehensión en contra del exfuncionario por su posible intervención en el delito de fraude procesal.

Al día siguiente dicha orden incluida en la carpeta judicial con el número C36/2020 fue cumplimentada y ese mismo día se celebró la audiencia inicial en la que se decretó que el exfuncionario, quien tiene un doctorado en Administración por la Universidad Americana de Acapulco, debía permanecer recluido en el Cereso de Acapulco como medida cautelar. El 11 de febrero Sergio Salmerón fue vinculado a proceso.

Por el delito de fraude procesal cuya pena máxima en Guerrero se castiga hasta con 15 años de cárcel, el juez determinó un plazo de dos meses para la investigación complementaria, lo cual se cumpliría en abril próximo, tiempo en el cual Salmerón deberá seguir interno en el Cereso.

Lo complicado está por venir

Paralelamente a la vinculación a proceso del exfuncionario quien falseó en sus declaraciones en el juicio por no admitir que se desempeñó como funcionario, el delito más grave por el que se le acusa se mantiene vigente. Se trata de una acusación por abuso de confianza por el cual Sergio Salmerón cuenta con un amparo y será hasta el próximo 17 de marzo cuando se reanude la audiencia de la causa penal 07/2018 radicada en la ciudad de Acapulco.

Resulta que al concluir su relación laboral con Liderazgo Humano S.R.L. de C.V., toda vez que Sergio Salmerón había incursionado en el servicio público, los accionistas y directivos de la empresa le pidieron que devolviera la casa gerencia, la cual como su nombre lo dice es una prestación a la que tienen derecho quienes ostentan el cargo de gerentes generales. A la fecha, cinco años después de haber dejado el cargo, Salmerón Manzanares y su familia siguen habitando la residencia que se encuentra al interior del Hotel Playa Suites Acapulco.

Aunque en primer lugar el delito del que fue acusado el exfuncionario se configuró en una demanda por despojo, en busca de que entregue la casa, el acusado y sus abogados logran argumentar que no se trata de ese delito, y finalmente resulta equiparable al probable ilícito de abuso de confianza, por el cual se logró que le imputará auto de formal prisión en febrero de 2017, pero gracias a un recurso de amparo logró obtener su libertad, pero sin que se haya podido desprender de la resolución sobre el auto de formal prisión, debido a que el abuso de confianza es considerado un delito grave y amerita prisión.

Fue el 26 de diciembre del año pasado cuando Sergio Salmerón, bajo los efectos de una suspensión ordenada por un juez federal, quedó sujeto al auto de formal prisión que le fue dictado por el delito de abuso de confianza equiparado cuya pena máxima en Guerrero es de hasta 12 años de prisión.

Donante y donatario

Durante su cargo como titular de la Secretaría de Fomento Turístico de Guerrero, Sergio Salmerón Manzanares actuó, bajo el interinato de Rogelio Ortega fungió en una suerte de donante-donatario cuando en diciembre de 2014, por autorización del entonces mandatario transitorio se autorizó que 3 millones de pesos del presupuesto de la Sefotur, a cargo de Manzanares, se destinaran a una fundación vinculada a la Universidad Autónoma de Guerrero que fue fundada por Sergio Salmerón en 2014.

Se trata de la asociación FUAGRO que en palabras del propio Sergio Salmerón buscaba vincular a la Universidad con el sector privado, así como impulsar “el crecimiento a través del conocimiento, las oportunidades que hay en el mundo de intercambios, de becas, de proyectos de investigación”, dijo en una entrevista en agosto de 2015.

Fue el propio Rogelio Ortega como gobernador interino, quien el 12 de diciembre de 2014 tomó protesta de la entonces nueva mesa directiva de la Fundación de la Universidad Autónoma de Guerrero, en la que estuvieron presentes el rector de la Universidad, Javier Saldaña Almazán y el presidente de la FUAGRO, Sergio Salmerón Manzanares.

Aunque actualmente el extitular de la Sefotur no figura en el directorio de la fundación, en una entrevista para canal de UAGro TV, de agosto de 2015, el propio empresario presumió el avance de su fundación en cuanto al desarrollo de complejos turísticos.

“Vamos muy bien, ahorita ya en el proceso final de nuestro primer hotel escuela en la ExHacienda de San Juan Bautista en Taxco El Viejo, donde hay un centro gastronómico, un hotel boutique pequeñito de ocho habitaciones y una planta de energía solar; seguiremos posteriormente con el Hotel Jacarandas si nos da tiempo, y el de Acapulco que estamos en proceso de poder echarlo a andar”, refirió el hoy procesado por fraude procesal.

En diciembre de 2014, el Pleno del Congreso local ordenó de manera unánime que se realizara una auditoría a las finanzas de la Universidad Autónoma de Guerrero, a fin de hacer una revisión integral del gasto que presumiblemente podría haber sido desviado de otros fines ajenos a los intereses de la universidad como la difusión de la imagen personal del rector, y la compra de autos de lujo para uso de sus funcionarios.

Comentarios

comentarios