Fiscalía libera y maestros abrazan a quien olvidó y dejó morir a su bebé

Compartir

Acapulco, Gro., a 14 de febrero del 2020 (Síntesis de Guerrero). – Mientras la Fiscalía General de Guerrero negó información sobre el caso, de manera extraoficial se supo que por órdenes de un funcionario de la dirección de gobernación estatal, agentes ministeriales habrían liberado al profesor que olvidó a su hijo dentro de un auto, por mas de cinco horas bajo el rayo del sol, lo que le ocasionó la muerte por asfixia al menor, de diez meses de edad.

Ante la ausencia de información oficial, se pudo saber que el pasado jueves trece de febrero, un matrimonio de profesores hacía trámites en la delegación del sector educativo de Acapulco. Pocos minutos antes de las ocho de la mañana se les vió, en lo que es conocido como oficinas del Ex Ineban.

Versiones de empleados y profesores comentan que cerca de las ocho de la mañana, el matrimonio emprendió un viaje a la capital del estado, Chilpancingo, donde sostendrían una reunión con el titular del área jurídica de la Secretaría de Educación de Guerrero.

Mientras el sol avanzaba y calentaba la camioneta donde quedó el pequeñín de diez meses de edad, la reunión con el área jurídica de la SEG comenzó, en Chilpancingo, a 80 kilómetros de distancia. Fue cerca de la una de la tarde cuando alguien recordó el olvido del bebé en la camioneta. Se supo que el padre entró en shock, mientras el funcionario de la SEG dio instrucciones al personal del puerto de Acapulco para que sacasen al bebé del vehículo, lo que consiguieron rompiendo los vidrios de la camioneta.

Era demasiado tarde. Aunque quisieron llevar al bebé al hospital Magallanes, fue el Servicio Médico Forense el que trasladó el pequeño cuerpo a las instalaciones de SEMEFO, donde, en el reporte se lee la causa de muerte del pequeño:  «Se Hizo la necropsia del bebé: Había petequias en corazón y en pulmones. A los cortes sangrado. Cerebro ( fontanelas) hundidas, eso se da por deshidratación. Diagnóstico: muerte por asfixia».

Los encargados de las áreas de prensa de la Fiscalía de Guerrero jamás respondieron a la solicitud de información oficial con respecto a éste caso que causó estupor entre los ciudadanos. Sin embargo, fuentes extraoficiales hicieron ver que por instrucciones de muy alto nivel el profesor fue liberado y no se abrió carpeta alguna de investigación.

Un supuesto agente ministerial comentó, en redes, que el profesor habría sido detenido en el hospital privado Magallanes pero que «por órdenes de gobernación estatal», tuvieron que dejarlo en libertad.

¿Cuál es el delito en que incurrió el matrimonio al abandonar a un bebé? Según abogados se trata de un homicidio culposo que, según el nuevo sistema penal acusatorio, no amerita la prisión preventiva. Podría llevar el juicio en libertad y, a lo más, reparación del daño. Sin embargo al haber flagrancia, es el juez de control quien debe ordenar éste supuesto. Es decir: el matrimonio debió ser presentado ante un juez y éste ordenar su libertad. No algún funcionario del Poder Ejecutivo, como ocurrió, según información extraoficial.

A la tragedia del matrimonio, que cuentan con otro pequeño a quien educar, llegó la solidaridad de sus compañeros de trabajo. Docentes de la Escuela Primaria Emiliano Zapata, ubicada en la colonia del mismo nombre, se solidarizaron con el padre del menor que falleció al interior de un vehículo, por lo que este viernes suspendieron clases y ofrecieron una conferencia de prensa donde expresaron su respaldo y pidieron respeto y no criticar a los padres del bebé que perdió la vida.

La Fiscalía de Guerrero aún guarda silencio con respecto al caso. Es evidente la intromisión de otro poder, el ejecutivo, en un asunto que correspondería a una fiscalía, supuestamente autónoma, en su toma de decisiones. El precedente sentado, a pesar de la tragedia, es que en adelante funcionarios del poder ejecutivo pueden dar órdenes a la fiscalía para liberar a quienes cometan algún delito parecido o, aún, mayormente grave.

La vida jamás será igual para el profesor Villanueva y su mujer. El matrimonio tenía dos hijos: uno de diez años de edad y el otro de diez meses. El menor murió el jueves pasado, luego que sus padres lo olvidaron en la parte de una camioneta estacionada en el estacionamiento de las oficinas del sector educativo público en éste puerto. La tragedia les ha cambiado la vida.

La solidaridad de sus compañeros de trabajo les abraza en su tragedia. La Fiscalía de Guerrero se negó a investigar e informar del caso. Desde el Poder Ejecutivo alguien indultó antes de tiempo. ¿Y al bebé muerto? ¿Quién le preguntó?

Comentarios

comentarios