De las aguas residuales…

Compartir

Rodrigo Juárez Ortiz

Plausible el que la autoridad municipal anuncie proyectos tendentes a la rehabilitación de las 15 plantas tratadoras de aguas residuales, que junto con el de la granja solar, hace meritorio que nuestro Ayuntamiento sea el único, a nivel mundial, que haya sido seleccionado para presentar estos dos proyectos en el décimo Foro Mundial Urbano ONU Habitat a celebrarse en Abu Dhabi. La idea es que se trata de ayudar a “resolver problemas graves que se tienen en Acapulco como la contaminación de la bahía, ríos y lagunas”, dijo la primera autoridad del municipio y el director de la CAPAMA dijo que el proyecto de la granja solar “ayudará a reducir el costo de servicio que la dependencia tiene con la CFE”.

Ambos proyectos tienen un costo de inversión superior a mil quinientos millones de pesos, de los cuales el de la CFE es de mil diez millones de pesos y el de las plantas tratadoras de aguas residuales es de cuatrocientos ocho millones de pesos.

De todos es sabido que la belleza incomparable de la bahía de Acapulco propició la llegada de millones de turistas extranjeros y nacionales, lo que implicó el crecimiento de la ciudad, así como la dotación de servicios municipales, lamentablemente la ignorancia, la inexperiencia, la ineptitud, aunado a la corrupción de algunas administraciones municipales, permitieron que dicho crecimiento fuera anárquico y caótico y ahora se están pagando esas ineficiencias y corruptelas. Así, se habla de que cuando se hizo el planteamiento de tratar las aguas residuales para no contaminar a la bahía, se optó por plantas tratadoras excesivamente caras ( tal vez por la “ comisión” que ofrecieran los vendedores) y al descomponerse o no darles el mantenimiento menester, las refacciones eran tan costosas que no se podían hacer las reparaciones pertinentes.

Es así que se tiene que pensar que existen en el mundo los biodigestores anaeróbicos, cuya efectividad para estos menesteres está probada por siglos, desde su origen en China e India; que en México se han instalado muy exitosamente; que la Universidad Autónoma Chapingo, tiene amplísima experiencia en su fabricación, instalación y funcionamiento, tanto, que existe  una asignatura en su Departamento de Irrigación  que se llama Manejo de Aguas Residuales; que su costo es excesivamente bajo; que la biodigestión reduce la contaminación de las aguas servidas hasta en un 80% y permite cumplir con la legislación ambiental, lo cual hace posible utilizar únicamente el biodigestor, que es el componente del Sistema de Descontaminación Productiva de Aguas Servidas que demanda el menor espacio e inversión. Conclusión: el  biodigestor se construye mediante un procedimiento sencillo y económico. Incluso los hay que el espacio que ocupa es reducido mostrándose como una alternativa viable para instalar este tipo de sistemas en casas habitación. Ergo, no hay que olvidar el consultar con los que saben de esto, cuál es la mejor alternativa para el tratamiento mas barato y mas eficaz de nuestras aguas residuales. O usted, ecologista lector,¿ Qué opina?

 

 

Comentarios

comentarios