De Frente. Milagros en Acapulco

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata Mata

1.

— ¡Milagro, milagro!

“Atiende Adela Román Ocampo a Asociación de Sordomudos de Acapulco”, se lee en el boletín oficial del gobierno municipal de Acapulco. En el cuerpo de la nota, se desarrolla el relato de un acontecimiento que, cuando menos, debiera ser bíblico:

“La presidenta municipal, Adela Román Ocampo, recibió y escuchó las demandas de la Asociación de Sordomudos de Acapulco, conoció sus demandas y se comprometió a gestionar programas a nivel estatal y federal en apoyo a sus necesidades”.

Al yerro, yerro y medio.

La corrección del primer párrafo del boletín oficial, confirmó que la presidente municipal atendió, a través de un vocero, a los sordomudos. Es decir: escuchó a los mudos y, un vocero de los mudos, le habló.

¡Milagro, milagro!

2.

En Radio Fórmula, bajo la conducción de Marco Aguileta, la señora presidente relató que fue recibida por el presidente de México, en Palacio Nacional.

“Que ella encabeza a todos los presidentes municipales de MORENA en Guerrero; que la deuda de los ayuntamientos con CFE es, en muchos casos, impagable; que por favor les ayude; que escuchamos”, le dijo ella a Marco.

— “Me respondió que primero me ocupe de Acapulco, pues es, la de Acapulco, la deuda más alta de Guerrero con la CFE”, dijo.

Luego de esa entrevista, se esperaba el milagrito presidencial: de menos, evitar el corte de luz a la comisión de agua potable y la suspensión del servicio.

3.

Mucho se dijo de esa foto. Alguien, con elementales conocimientos de comunicación política, deslizó la crítica: “quien te da la espalda no te apoyará; te da el mensaje que no cuentas con él y que le eres indiferente”.

Fue la foto de la presidente municipal, acompañada por un grupo de funcionarios de su gabinete, quienes se reunieron con el presidente de México.

A diferencia de las fotos del presidente con los senadores Félix o Nestora Salgado; con el súper delegado, Pablo Amilcar o con Luis Walton, el cabecita de algodón no abrazó a Adela. Le dio la espalda.

Aún así, en posteriores entrevistas, Adela dejó ver que esperaba un milagrito presidencial.

4.

El director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco, Leonel Galindo González, confirmó que, en Acapulco, la única que hace milagros, como hacer hablar a los mudos y escuchar a los sordos, es su jefaza, Adela Román Ocampo.

Con cara triste, mostró documentos oficiales en donde, dicen, la justicia les concedió un amparo para que la Comisión Federal de Electricidad no corte la luz a la CAPAMA.

De nada sirvió el amparo. De nada la recepción en palacio nacional; de nada la esperanza de un milagro presidencial: la CFE le cortó la luz a la CAPAMA, lo que deja sin agua al puerto.

5.

Funcionarios municipales lo ha confirmado: los regidores de Acapulco recibirán poco más de un cuarto de millón de pesos como pago por su aguinaldo y salario, al cumplirse la primera quincena de diciembre.

Los funcionarios de primer nivel recibirán una tajada que supera los ciento cincuenta mil pesos. Lo mismo sucederá con los, alrededor de trescientos, nuevos empleados, que ingresaron con ésta nueva administración.

El resto, es decir, sindicalizados, súper numerarios y lista de raya, harán peregrinaciones y pondrán velas a su santo apreciado. Esperan un milagrito, como los que hace la presidente municipal, para poder recibir su aguinaldo.

Se sabe que el ayuntamiento nomás no completa. Y como ya les dijo el gobierno del estado que no habrá adelantos a participaciones ni préstamos, tendrán que rascarse con sus propias uñas y esperar un milagro para cumplir sus obligaciones laborales de fin de año.

Nomás que no se ve por donde: sin el apoyo del gobierno del estado y la patada que le dio el gobierno federal con el tema de la CFE, es posible que la única salida sea endeudar al municipio.

Aunque, el municipio podría apretarse el cinturón y suspender aguinaldos a regidores y funcionarios fifi’s; cancelar millonarios contratos de propaganda con sus medios consentidos; cancelar las trescientas nuevas plazas y otras medidas de auténtica austeridad republicana.

Sí se puede. Sí se puede hacer el milagrito.

QUE CONSTE

1.

Luis Walton Aburto y Manuel Añorve Baños fueron los únicos en asistir a la inauguración de la tradicional feria de Ciudad Altamirano, que congrega a miles de tres estados: Michoacán, Guerrero y Estado de México.

2.

Funcionarios municipales de Acapulco, que pagan centenas de miles a medios sin circulación ni presencia en redes, fueron rebotados de las oficinas de Quadratín en Morelia, hasta donde fueron a exigir la renuncia del director de esa agencia en Guerrero, pues le es incómodo a quien hace milagros por acá, en el puerto.

3.

¿Cómo se calcula la cantidad de personas que asisten a un mitin? ¿Por ejemplo, el del domingo en la Plaza de la Constitución (Zócalo de la Ciudad de México)? ¿Cuántas personas cupieron ahí?

Los expertos señalan que cuando la zona cuadriculada es muy densa se estima un máximo de 4 personas por metro cuadrado. En otras zonas se cuentan de 1 a 2 personas por metro cuadrado. Cuando los manifestantes están caminando suele medirse a 1 por m2

Las dimensiones de la Plaza de la Constitución son de 195 por 240 metros, lo que hace un total de 46 mil 800 metros cuadrados. Tomando en cuenta que al estar densamente ocupado el sitio, cabrían cuatro personas por metro cuadrado, daría un máximo de 187 mil 200 personas.

El mínimo, tomando en cuenta que no fue densa la ocupación, nos daría dos personas por metro cuadrado, lo que daría un total de 93 mil 600 personas.

Cuando menos estuvieron 93 mil 600 personas; cuando mucho 187 mil 200.

Eso dicen las matemáticas, aunque, como estamos en eso de hacer milagritos, cada quien pondrá la cifra que su dogmatismo le ordene.

Comentarios

comentarios