Advierten riesgos en ingresos para 2020 por menor crecimiento

Compartir

El Senado aprobó la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) 2020 con un total de 6 billones 107 mil 732.4 millones de pesos, sin embargo, expertos consideran que existe el riesgo de que los ingresos previstos no se logren debido a que será difícil que se cumplan objetivos como el de crecimiento económico de 2 por ciento y el de la plataforma de producción de 1.951 millones de barriles diarios.

La LIF 2020 prevé ingresos presupuestarios por 6 billones 107 mil 732.4 millones de pesos, monto arriba en 11 mil 306.6 millones de pesos respecto de la iniciativa de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), la cual propuso ingresos por 6 billones 96 mil 425.8 millones de pesos.

Se mantiene la propuesta de la Secretaría de Hacienda de un superávit primario de 0.7 por ciento del PIB para 2020, conserva el estimado de crecimiento económico para 2020 en un 2 por ciento puntual, así como un tipo de cambio de 20 pesos por dólar, una plataforma de producción de petróleo en 1.951 millones de barriles diarios, con la estimación del precio 49 dólares por barril.

Los senadores realizaron solo dos ajustes a la LIF, el primero tiene que ver con el rubro de los ingresos por Derechos, pues luego de que se dio marcha atrás al cobro de agua a los sectores agrícola y pecuario, los ingresos por derechos bajan de 52 mil 256.8 millones a 51 mil 671.8 millones de pesos.

El segundo ajuste fue en el rubro Aprovechamientos “Otros, otros”, al pasar de 98 mil 674.4 millones a 103 mil 674.4 millones de pesos. De acuerdo con Hacienda, ese rubro está relacionado con ingresos por el cobro que hace Hacienda a la banca de desarrollo por la garantía directa del gobierno federal para que esa banca “levante fondeo”, por bienes y servicios de Sedena y la Marina, entre otros.

Luis Foncerrada, economista en Jefe de la American Chamber of Commerce  (AmCham) México, sostuvo que la recaudación depende de la actividad económica, por lo que “es probable que el próximo año no se alcance la recaudación planeada”.

Esto, porque consideró que será difícil que en 2020 se logre un crecimiento de 2 por ciento puntual como prevé Hacienda, considerando que la última encuesta sobre expectativas del sector privado estimó un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) en 1.4 por ciento.

Estimó que por cada décima que deje de crecer la economía, la recaudación se puede caer en 16 mil millones de pesos, por lo que si se deja de crecer 5 décimas, es decir, que no se alcance el 2 por ciento de Hacienda y se crezca 1.5 por ciento, habría una pérdida de 80 mil millones de pesos.

“Algunos de los supuestos son difíciles de lograr, ellos están confiando en lograr la plataforma de 1.951 millones de barriles diarios y en el crecimiento de 2 por ciento, pero son supuestos ambiciosos, así que es probable que los ingresos se reduzcan. Se corre el riesgo de tener que llevar a cabo más reducciones en el gasto, más recortes y eso va a afectar la actividad económica”, afirmó.

Por su parte, José Luis de la Cruz, director general del Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico (IDIC), consideró que la Ley de Ingresos 2020 es conservadora en el sentido de que plantea un crecimiento de los ingresos prácticamente nulo, lo que refleja que el próximo año la actividad económica no será robusta y se contemplan ingresos presupuestarios similares a los de 2019.

“Los estimados de ingresos son optimistas por variables como el precio del petróleo y la plataforma de producción, (además) plantear ingresos por IVA, ISR o IEPS sujetos a un crecimiento de 2 por ciento promedio, si ello no ocurre como está aconteciendo en el 2019, evidentemente puede existir una merma en ese estimado de captación de ingresos”, indicó.

Vanessa Rubio, senadora del PRI y exsubsecretaria de Hacienda, consideró que la meta de ingresos para 2020 no se logrará porque “la madre de todas las variables es el crecimiento económico y nuestra preocupación es porque no se vaya a cumplir esa variable que es central para cumplir con los ingresos”.

Fuente: El Financiero

Comentarios

comentarios