De Frente. Gobernabilidad

Compartir

Por: Miguel Ángel Mata

1.

¿Qué es Gobernabilidad?

Gobernabilidad se refiere a la coordinación, colaboración y entendimiento entre los actores de las organizaciones políticas y la sociedad civil que en conjunto posibilitan las acciones de un gobierno.

Por tanto, la condición de gobernabilidad depende del equilibro y la capacidad de respuesta eficaz que tenga el sistema político sobre las demandas sociales.

El término gobernabilidad se define como el proceso por el cual diversos grupos integrantes de una sociedad ejercen el poder y la autoridad, de modo que, al hacerlo, llevan a cabo políticas y toman decisiones relativas tanto a la vida pública como al desarrollo económico y social.

2.

El lunes, en Acapulco, amanecimos sin cajeros automáticos en el Chedraui de la Calzada Pie de la Cuesta. El martes quemaron una camioneta de pasajeros, tipo urvan, en la calle Valdés Arévalo. Lo mismo hicieron con un camión de pasajeros en la avenida Constituyentes, a la altura de la colonia Morelos. Igual pasó el miércoles: sobre la costera Miguel Alemán, a la altura de la Playa Hornos, otro camión de pasajeros fue quemado.

— “Es que hay ingobernabilidad”, sugirió cibernauta.

3.

La gobernabilidad se trata, por tanto, de un compromiso bilateral para mantener un equilibrio en la vida de un país, estado o municipio, en la que exista una percepción de legitimidad; darle importancia central al papel de los ciudadanos; tener la visión de un proyecto sobre la sociedad en la que actúa el gobierno y tener adaptación de la gestión pública. La gobernabilidad pues, no se debate, se negocia y se consensua.

4.

¿La quemazón de camiones de pasajeros en Acapulco son un acto de ingobernabilidad?

Para responder habría que saber cuál es el proceso de ejercicio que emplea la autoridad gubernamental, en éste caso el de la presidente municipal, la magistrada Adela Román Ocampo y cuestionar cuál es la capacidad de su gobierno para formular políticas públicas y ponerlas efectivamente en práctica.

En éste caso, de la prevención del delito, queda a deber a la sociedad la certidumbre de la seguridad al ciudadano mediante la prevención de eventos, como el que nos ha ocupado, en el principio de la semana.

¿A quiénes pega directamente esos robos y quemazones?

El robo de los cajeros automáticos a empleados que, por lo general, ahí cobran sus salarios.

La quemazón de camiones de pasajeros, a los mismos ciudadanos.

— ¿Es a esos ciudadanos a los que llaman pueblo cuando salen a pedir el voto?

En efecto.

5.

Gobernabilidad es lograr equilibrios entre actores políticos y de gobierno y ciudadanos. Entre gobernantes y gobernados.

Hace seis años, por ejemplo, las casetas de peaje, la Autopista del Sol, los edificios de gobierno, las sedes de los partidos políticos y otras instancias de gobierno, sufrían violencia, cuya génesis tenía que ver con la ausencia de equilibrios.

No se trata de fobias, filias, porras al equipo favorito o de villa melones que van a donde la corriente de la nómina los lleva.

Hace cinco años, en Guerrero, sucedía lo que en menos de 24 horas pasó hoy en Acapulco: violencia, quemazones, y mensajes, que no son recibidos por el destinatario, y que auguran más violencia que afecta a ¿quiénes? A los ciudadanos.

6.

Es común que el término gobernabilidad se confunda con gobernanza, pues suelen tomarse como sinónimos, sin conocer la diferencia entre estos términos.

Gobernanza se refiere únicamente a la calidad de respuesta que ofrece el Estado, mientras que gobernabilidad se basa en la capacidad técnica y política con la que el Estado cuenta para dar solución a las demandas de la sociedad.

Es el caso de Guerrero, salvo excepciones municipales, donde existe gobernabilidad, porque se han tomado acciones decididas para reforzar un clima de estabilidad en la entidad, desde hace cuatro años.

Es evidente que en Guerrero se sustenta la funcionalidad de los tres poderes, la de los órganos autónomos, los partidos políticos, la sociedad civil y la de los ayuntamientos.

Instituciones fortalecidas, inversiones productivas, generación de empleos y bienestar social, son el resultado de la permanente observancia, diálogo y equilibrios entre instituciones, partidos, sociedad civil, los tres poderes y los ayuntamientos.

Claro. Salvo excepciones municipales, muy notorias.

QUE CONSTE

  1. Dos guardaespaldas de un “Todolopuedo” del ayuntamiento de Acapulco, amenazaron a empleados de seguridad de las instalaciones municipales del Fuerte de San Diego. ¿Por? Porque preguntó ¿A qué oficina van, señores? “¡NO sabes con quién te metes, pendejo, te podemos despedir en éste momento!”, respondieron los dos trogloditas que cuidaban las sublimes espaldas del hermano de ya saben quién. Sucedió un miércoles por la mañana.
  2. ¿Equilibrios? ¿Cuáles, cuando se cancelan contratos de propaganda oficial con los críticos y se incrementan exponencialmente con los propagandistas? Son muy amigos, por cierto. Casi íntimos.

Comentarios

comentarios