Priva desacuerdo en Morena para elegir dirigencia

Compartir

Polevnsky, Luján y Delgado se preparan para la contienda por dirigir a Morena

En medio de las confrontaciones dentro de Morena, los órganos de dirección de ese partido se mantienen sin acuerdos sobre si se realizará una encuesta para elegir a su próxima dirigencia nacional y pospusieron que se discuta hasta el 10 de noviembre.

En la reunión de su Consejo Nacional se pretendía abordar temas relacionados con el proceso interno, pero luego de que la secretaria general de ese partido en funciones de presidenta, Yeidckol Polenvsky, advirtió que la sesión no tendría validez estatutaria como si fuera de tipo ordinario, se aceptó y sólo fue de carácter informativo.

La definición de la encuesta será discutida hasta concluir las asambleas distritales para conocer con precisión quiénes serán los 3 mil elegidos que participarán en el congreso nacional y quiénes tendrán derecho a voto o, en su caso, a ser votados por esta instancia para ocupar la dirigencia nacional.

Con eso, a partir del 10 de noviembre, fecha en que concluyen las asambleas, Morena tendrá menos de dos semanas para avalar este método, definir la forma en que se ejecutará, aplicar cuestionarios y anunciar al ganador antes del congreso nacional del 23 y el 24 de ese mes.

Por el momento, la única vía que se mantiene es la convocatoria emitida en agosto, la cual establece que por medio de asambleas distritales se elegirá a 10 militantes (cinco hombres y cinco mujeres) para participar en dicho congreso.

Tras una encerrona del consejo por más de ocho horas en un salón de la colonia Roma, el presidente de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia de Morena, Héctor Díaz Polanco, subrayó que los lineamientos emitidos por esta instancia establecen que todos los que ocupen cargos públicos, incluidos legisladores, o de la estructura de su partido, tienen que renunciar o pedir licencia para participar en el proceso.

Al preguntarle sobre el caso del coordinador de Morena en San Lázaro, Mario Delgado, reiteró que no sería elegible si no presenta su renuncia a más tardar en la asamblea distrital que le corresponde, el 20 de octubre.

También explicó que el Consejo Nacional deberá convocar a una reunión para nombrar a un sustituto interino de Polenvsky al frente del Comité Ejecutivo Nacional y de Bertha Luján en la dirección del Consejo Nacional, para que ambas participen en el proceso. Incluso, confirmó que ayer Luján anunció su renuncia, válida a partir de esa fecha.

Al salir de la reunión, Polevnsky insistió en que se discutirá la posibilidad de mantenerse en su puesto, ya que debe hacerse cargo del proceso interno.

Además, Díaz Polanco anunció que el 2 de octubre se publicará el padrón de militantes, pero precisó que de los 3.1 millones sólo 2.6 son los que, en principio, tienen derecho a participar en el proceso, aunque todavía continúa su revisión. Hasta el momento sólo hay registros físicos que confirman a 600 mil, de los cuales hay un avance de 90 por ciento en su revisión.

En ánimo de dar una mejor cara a este partido tras los desencuentros internos, tanto Díaz Polanco como Polevnsky afirmaron que la reunión se desarrolló con unidad y se pactó realizar encuentros entre los órganos de dirección para afinar temas relacionados con el proceso. «Acordamos Bertha y yo mantenernos unidas para que nada pueda hacerle daño al partido».

Comentarios

comentarios