Unos 300 desplazados por la violencia en Tlacotepec han llegado a Atoyac, en lo que va de 2019

Compartir

La mayoría son de la comunidad de La Ventana

Bernardo Torres/API

Atoyac, Gro. 16 de Agosto del 2019.- En lo que va del 2019, unas 300 personas han huído a causa de la violencia de la comunidad de La Ventana municipio de Heliodoro Castillo (Tlacotepec), quienes se han internado en comunidades del municipio de Atoyac en la Región Costa Grande, reveló el comisariado ejidal, de Río Santiago, Miguel Llanes.

De acuerdo con la autoridad ejidal se desconocen las causas por la que cientos de personas han dejado sus hogares, aunque son del conocimiento público las pugnas entre grupos de la delincuencia organizada que se disputan el control de la sierra para la siembra y trasiego de drogas.

Expuso que el primer desplazamiento masivo ocurrió en el mes de enero, cuando llegaron alrededor de 150 personas, y otro número similar en febrero, que se establecieron en la comunidad de Río Santiago, y donde permanecieron por espacio de dos semanas, mientras la gente los atendió en la medida de sus posibilidades con alimento y hospedaje.

De estos hechos, dieron parte de inmediato al Gobierno Municipal, que encabeza la perredista, Yaneli Hernández, quien solo respondió que no contaba con recursos para atender a los desplazados, y dejó la responsabilidad a las comunidades, donde meses después se dispersaron.

El presidente del comisariado ejidal, lamentó que ni el Gobierno Municipal, Estatal ni Federal hayan atendido esta situación, la cual dijo, se trata de una crisis humanitaria, y cuales fueran las causas de su desplazamiento no debieron ser ignorados.

Pasados dos meses, las 300 personas empezaron a dispersarse, algunos se fueron con familiares a otras comunidades cercanas, otros a la cabecera municipal, y otros más a otras partes del estado, toda vez que ninguna autoridad atendió su llamado de auxilio, y mucho menos les generó las condiciones para retornar a sus hogares.

Para los pobladores que los apoyaron, estas personas huyeron porque quieren vivir diferente, y al haber salido con sólo la ropa que llevaban puesta, sin dinero, ni pertenencias, es porque una situación extraordinaria se vivió en sus localidades, por lo que no dudaron en apoyarlos.

En Guerrero 5 mil 56 personas, 590 menores de edad, fueron víctimas de desplazamiento forzado masivo en 2018, de acuerdo con un informe de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos (CMDPDH).

En su mayoría son habitantes de Heliodoro Castillo (Tlacotepec), San Miguel Totolapan, Leonardo Bravo (Chichihualco), Eduardo Neri (Zumpango), Zitlala, Apaxtla, Ajuchitlán del Progreso, Petatlán y La Unión que huyeron por la violencia de grupos armados. (Agencia Periodística de Investigación)

Comentarios

comentarios