Contexto Político. Fertilizante: ¿quién falló?

Compartir

Por Efraín Flores Iglesias

———–

Lugo de que el coordinador nacional del programa del fertilizante, Jorge Gage Francois, ordenara no entregar un bulto más de abono a los campesinos del estado de Guerrero, el gobernador Héctor Astudillo Flores hizo un llamado a que no se cierre el programa este 6 de agosto y que se haga un esfuerzo por terminar de entregar el fertilizante a los auténticos productores que faltan (70 mil aproximadamente).

Recordemos que el propio presidente Andrés Manuel López Obrador se comprometió (el 18 de junio) que el fertilizante se entregaría totalmente el 15 de julio, lo cual no ocurrió, ya que sus colaboradores le fallaron, en especial Jorge Francois Gage y el delegado del gobierno federal en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, quienes durante varias semanas le estuvieron mal informado.

Hasta el momento se desconoce el nuevo padrón de productores y la lista de los que durante años “recibieron” el insumo sin sembrar. Tampoco hay denuncias contra las supuestas organizaciones sociales que “lucraron” con el programa ni transparencia en la compra que se hizo este año.

Durante tres años el gobierno de Héctor Astudillo se encargó de entregar gratuitamente el fertilizante, ya que fue uno de sus compromisos de campaña. La entrega se realizó antes del inicio de la temporada de lluvias y de siembra. Y los campesinos no se quejaban como ahora.

El programa del fertilizante inició en Guerrero hace 26 años. Para ser precisos, durante la administración de Rubén Figueroa Alcocer, financiado en un principio con recursos del gobierno del estado; posteriormente y ante el crecimiento del programa se incorporaron al financiamiento los ayuntamientos y los productores.

El 3 de octubre de 2018, durante una gira que realizó en el puerto de Acapulco, López Obrador anunció que su gobierno asumiría la inversión y operación de tan noble programa. Cinco meses después oficializó su compromiso para apoyar a los pequeños productores de maíz, frijol y arroz, hasta por tres hectáreas.

La decisión del mandatario federal fue bien visto por todos. No hubo resistencias.

Héctor Astudillo, por ejemplo, fue el primero en aplaudir tan noble gesto y desde entonces su gobierno apoya con los recursos a su alcance para procurar el derecho a la alimentación de Guerrero, ya que la mayoría de los campesinos no venden el maíz y el frijol que producen, sino que lo utilizan para autoconsumo.

Asimismo, nadie se opuso en que se revisaran los padrones en los municipios. El problema se originó cuando algunos de los mal llamados “servidores de la nación” –ex promotores del voto de Morena en el pasado proceso electoral– empezaron a actuar de manera despótica con los alcaldes y productores del campo.

Mientras la temporada de lluvias y de siembra se aproximaba, uno que otro legislador de Morena y personajes que cobran en el gobierno federal se empeñaron en culpar del retraso de la entrega del fertilizante al gobierno estatal y a las organizaciones sociales.

Pero también es necesario señalar que, mientras legisladores como Norma Otilia Hernández Martínez declararon por ignorancia que la entrega del fertilizante podía esperar hasta septiembre porque “las lluvias terminan hasta diciembre”, los senadores Nestora Salgado Macedonio y Nestora Salgado García se solidarizaron con los campesinos inconformes y cuestionaron a Jorge Gage de las fuertes protestas contra el gobierno federal.

Nestora Salgado fue todavía más allá. El pasado 21 de junio lanzó un llamado enérgico a Pablo Amílcar Sandoval.

“Hago un llamado enérgico al delegado federal, Pablo Amílcar Sandoval para que apresure la entrega a tiempo del #fertilizante y vencer cualquier obstáculo y resistencia para garantizar la seguridad alimentaria de las campesinas y campesinos de #Guerrero”, señaló vía Twitter.

El representante del distrito electoral federal 08, Rubén Cayetano García, también ha exigido la entrega del fertilizante.

En entrevista para la Agencia de Noticias IRZA, informó que Jorge Gage le comunicó la tarde-noche del lunes (5 de agosto) que “el gobierno federal no entregará ni un bulto más de fertilizante a campesinos de Guerrero”, pese al gran número de productores que siguen esperando el insumo.

“Me comunica Jorge Gage que ya no se va a poder seguir apoyando con fertilizante. Dice que tiene instrucciones de no dar más y que se agotó el programa. Le estoy insistiendo que aún les falta mucho, pero me dice que ya no”, dijo.

Sin mencionar nombres, Cayetano García responsabilizó del problema a gente del gobierno federal encargada en Guerrero. ¡Ahí le hablan, don Pablo Amílcar!

Ojalá el presidente López Obrador atienda el llamado que este martes le hizo el gobernador Astudillo desde Chilpancingo: evaluar la posible afectación a la producción de granos de básicos y poner en marcha un programa alimentario emergente.

El problema pudo haberse evitado. Lamentablemente, miles de campesinos no podrán cosechar maíz ni frijol. Y todo por culpa de algunos funcionarios federales que desconocen la situación real del campo guerrerense.

ENTRE OTRAS COSAS… El que anda en busca de reflectores, es el guerrillerito Rogelio Ortega Martínez, ya que pretende amarrar un huesote en 2021.

Gente cercana a él comenta que nuevamente pretende ser gobernador, pero que ahora a través del voto popular y no como sustituto. Y si las cosas “no se le dan”, “aunque sea” para rector de la UAGro (Universidad Autónoma de Guerrero). Se vale soñar.

Comentarios: E-mail: efrain_flores_iglesias@hotmail.com; Facebook: Efraín Flores Iglesias; Twitter: @efiglesias    

 

Comentarios

comentarios