Enrique Torralba prepara tres libros sobre la riqueza cultural de Guerrero

Miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte

 

 

  • MontañasPalmeras y Limas Reinas están integrados por 21 historias creadas a partir de cuentos, mitos y leyendas

 

Audio: Adjunto

El currículo de Enrique Torralba (ilustrador y diseñador gráfico) incluye revistas, libros, carteles, animaciones y obra diversa para los más destacados medios en México y el extranjero. Sin embargo, dice, se encuentra ante el que es uno de los proyectos más ambiciosos, importantes y que le ha generado más retos: la creación de tres libros que reflejen la riqueza cultural de las ocho Regiones de Guerrero.

 

         Desarrolla este trabajo como miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes, y asegura que se encuentra en la última etapa “ya que me faltan muy pocos meses para hacer la entrega final del proyecto”, comentó el artista originario de Chilapa, Guerrero.

 

         En entrevista con la Secretaría de Cultura, el seleccionado en dos ocasiones para representar a México en el Salón de libro de París (2009) y Salón de libro de Quebec (2010), precisó que este proyecto inicialmente lo había planeado con el títuloRecopilación de Cuentos, Mitos y Leyendas del Estado de Guerrero, pero que finalmente se vio en la necesidad de matizar el título a Selección y Adaptación Literaria Ilustrada Basada en Cuentos, Mitos y Leyendas del Estado de Guerrero.

 

         El objetivo del proyecto, detalló, es mostrar que Guerrero es un estado culturalmente basto y que deja una huella imborrable para quien lo visita o habita.    

 

         “Yo crecí y viví ahí hasta los 20 años. Siempre, durante mis casi 30 años de dedicarme a la ilustración, hacía guiños hacía el contexto del estado, en especial al de mi pueblo Chilapa ya que ahí viví momentos inolvidables viendo las danzas, máscaras, costumbres religiosas, los olores, la comida, el paisaje, la fauna y todo lo que tenía que ver con el lugar que me dejó una huella que me proveía de herramientas para ilustrar y manifestar que pertenezco a un estado rico culturalmente.

 

         “En mis ilustraciones está siempre presente el estado porque siento que tenía que hacer algo, como una retribución muy desde lo profundo de mi corazón, es decir, regresarle un poco o lo mucho que me había proveído de las herramientas para ilustrar y por eso este trabajo lo hice para hacer algo especialmente para recordar a mi estado”.

 

         El miembro fundador de El Ilustradero y la Asociación Mexicana de Ilustradores complementó que los libros llevan por título Montañas (que incluye Norte, Sierra y Tierra Caliente), Palmeras (que aborda Costa Grande, Costa Chica y Acapulco) yLimas Reinas (que habla del Centro y La Montaña).

 

         Detalló que están integrados por 21 historias que narran, entre otras, la del primer extranjero que llegó y vivió en Acapulco, la leyenda de Acatl y Quiáhuitl, aquella sobre cómo se fundó el Puerto de Acapulco, la leyenda de Tecampana, cuentos de personajes históricos como Martin Salmerón “el Gigante” o del intercambio comercial entre Asia y México a través del Puerto de Acapulco.

 

         “Historias diversas y muy particulares porque algunas tienen un origen incierto o con muchas versiones de ellas no sólo en las regiones, sino en otros estados. Existen otras que tienen una estructura con personajes y contextos muy europeos porque hablan de castillos, reyes, princesas y uno se imagina que su origen es de allá, sólo que en las regiones las personas te las cuentan con sus contextos y localismos”.

 

         Respecto al proceso creativo de los libros dijo que lo ha venido desarrollando desde hace dos años en diversas etapas que van desde investigación y compilación, hasta adaptación literaria, ilustración y formación.

 

         En estos procesos, destacaron las investigaciones y entrevistas a lo largo del estado, las cuales tuvo que parar por sucesos políticos y de violencia por los que pasaba la entidad, pero que siguió trabajando vía telefónica, correo y con historiadores, las cuales le permitieron reunir unas 120 historias de las cuales hizo la selección final de 21.

 

         “La parte complicada fue la adaptación ya que muchísimas de las historias no tenían una estructura literaria propiamente para ser ilustradas. Les di nuevos contextos, personajes, extensión de los cuentos y añadí elementos fantásticos para poder ilustrar tanto historias ficticias como reales.

 

         “Entonces hice la adaptación de cada una y lo que encontrarán es mi propia versión de los cuentos, leyendas e historias que lo integran ya que, al no tener una historia real, que se pudiera comprobar, tuve que crear algunas, de hecho, casi todas, tuvieron una adaptación o creación desde el inicio porque, así como las encontré era prácticamente imposible ilustrarlas”.

 

         Finalmente, Enrique Torralba comentó que ser miembro del Sistema Nacional de Creadores del Arte es un gran honor porque se reconoce su trabajo y trayectoria, algo que no se da de la noche a la mañana, sino que se construye a lo largo de los años y con un compromiso constante.

 

         “También es una súper responsabilidad porque finalmente el objetivo del proyecto tiene que ser algo que realmente contribuya a la cultura y artes de México. Ahora me siento muy comprometido para finalizar mi proyecto de forma digna y así dejar un testimonio fehaciente del trabajo creativo que hacemos los profesionales comprometidos con México.

 

         “Me quedo con mucho material para seguir haciendo cosas. Esto me cambia la mirada y dirección de hacía dónde voy, por lo menos me ayuda a madurar en ese sentido. Aún no tengo fecha de presentación, pero para junio debo entregar los libros formados, ilustrados y elaborados. Me gustaría no sólo fuera la presentación, sino una exposición de todas las ilustraciones allá en mi pueblo, Chilapa”.

 

         Más información de Enrique Torralba en: www.enriquetorralba.com  

 

About the author

Artículos relacionados

JOIN THE DISCUSSION